Algas contra el calentamiento global: este alimento marino logra que las vacas emitan menos metano a la atmósfera

Algas

Reuters

  • Alimentar a las vacas con algas tiene capacidad de reducir las emisiones de metano que el ganado emite a la atmósfera.
  • Una investigación apunta al potencial del alga roja Asparagopsis para que las vacas produzcan menos gases.
  • A nivel mundial, el metano es responsable del 30% del calentamiento global. 
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

A nivel mundial, el ganado emite unas 3.100 millones de toneladas métricas de metano la atmósfera cada año. Reducir las emisiones de este gas es una de las palancas más rápidas para frenar el cambio climático

El metano atrapa el calor 80 veces más que el CO₂ en las dos décadas posteriores a su liberación. Es uno de los grandes culpables del calentamiento global que ha llevado a la Tierra a estar más caliente que nunca en los últimos 125.000 años: el último informe del IPCC destaca que este gas ha contribuido con un 0,5 ° C de calentamiento desde la época preindustrial, solo superado por el CO₂.

Junto con los impuestos a la ganadería intensiva, la reducción del consumo de carne y lácteos o la mejora de tecnologías en la producción de hidrocarburos, otra curiosa vía para reducir el metano es innovar en la alimentación del ganado, introduciendo algas en la dieta de las vacas. 

En la Isla del Príncipe Eduardo en Canadá, el improbable descubrimiento del granjero Joe Dorgan hace 15 años tiene el potencial de cambiar el mundo, según recoge CBS News. Fundador en 2011 de North Atlantics Organics, que produce y distribuye algas orgánicas, se topó con lo que es nada menos que un milagro climático en torno a las algas.

Las plantas acuáticas fueron cultivadas por nada más y nada menos que 5 generaciones de su familia, ya que para los agricultores son alimentos y fertilizantes muy útiles. 

Tras enviar muestras a la Universidad Dalhousie en Nueva Escocia para probar la certificación orgánica, descubrió en primer lugar que la alta absorción de vitaminas y minerales naturales en las algas impulsó la tasa de reproducción y la mayor producción de leche en las vacas.

Emisiones contaminantes en kilogramos por kilogramo de producto alimenticio producido.

De rebote, los datos arrojaron un inesperado beneficio: introducir algas en la dieta de las vacas provoca menos gases y, por tanto, reduce las emisiones de metano a la atmósfera. Las conclusiones es que alimentar al ganado con estas plantas acuáticas reduce los gases de efecto invernadero hasta en un 40%. 

A nivel mundial, el metano es responsable del 30% del calentamiento global. De ese porcentaje, el ganado, representa aproximadamente un tercio de todas las emisiones de metano.

Una vaca emite tantos gases al año como un coche pequeño

En un año, una vaca emite tantos gases de efecto invernadero como un automóvil pequeño. Dado que las cifras de ganado han ido in crescendo para alimentar la demanda de una población creciente, la ganadería ya representa un 15% de las emisiones globales. 

El aumento motivó al científico jefe de Futurefeed, Rob Kinley, quien trabajó con Dorgan en su certificación orgánica hace 15 años, para encontrar una especie de alga con aún más poder reductor de metano.

Probando algas marinas de la costa de Australia dieron con un tipo de alga roja común conocida como Asparagopsis, que puede eliminar virtualmente las emisiones de metano del ganado. El principal obstáculo es que es complicado cosecharla en el océano, por lo que están experimentando con su cultivo.

El estudio mostró que el alga prácticamente eliminaba por completo las emisiones de metano en los ensayos de laboratorio, según explica el Washington Post. 

La inclusión de Asparagopsis resultó en una reducción constante y dependiente de la dosis en la producción del gas, con hasta un 80% de mitigación en comparación con el grupo alimentado sin el alga. 

El equipo de Kinely, junto con otros como Josh Goldman, líder del proyecto en Greener Grazing, perfeccionan y optimizan las técnicas para obtener esta planta marina. Su cultivo solamente necesita 90 días, permitiendo múltiples ciclos por años. Puede realizarse en diversos climas mediante la acuicultura.

El desafío es de grandes dimensiones teniendo en cuenta los 1.500 millones de vacas en el mundo. No obstante, los expertos señalan que las algas solamente deberían corresponder al 0,2% de su ración diaria. 

Eliminar casi todo el metano del ganado del planeta tendría un impacto tremendo, equivalente a eliminar todas las emisiones de Estados Unidos o quitar a todos los vehículos de las carreras a nivel mundial. 

Aunque sus defensores se muestran optimistas, las voces más críticas señalan que todavía no se ha probado a escala y que, pese a ser una medida efectiva a corto plazo, se piensa que los efectos de las algas podrían disminuir con el tiempo a medida que el sistema digestivo de estos animales se adapta a su consumo. 

Además, no todo se queda en los rumiantes, sino que es preciso modificar muchas prácticas relacionadas con la contaminante producción de lácteos y carne, como el consumo energético o el transporte. 

Otros artículos interesantes:

Mucho más que el aperitivo de tu restaurante asiático favorito: 5 razones para comer alga wakame más a menudo

Esta empresa de lácteos aprovecha el estiércol de las vacas para repostar sus camiones

Frenar el cambio climático transformando el CO2 en metano con un 'ventilador gigante', la propuesta de un grupo de investigadores de Stanford

Te recomendamos