Pasar al contenido principal

"Alguien morirá en esta furgoneta": los repartidores de Amazon describen sus horribles entregas en vehículos con frenos defectuosos y ventanas rotas

'Someone is going to die in this truck': Amazon drivers and managers describe harrowing deliveries inside trucks with 'bald tires,' broken mirrors, and faulty brakes
Hayley Peterson/Business Insider
  • Los conductores que entregan paquetes para Amazon en Estados Unidos describieron que a veces conducen en camiones con ventanas rotas, espejos agrietados, puertas atascadas, frenos defectuosos y neumáticos con mala tracción.
  • "Llevas neumáticos desgastados en camiones con espejos rotos y puertas en mal estado," dijo un ex-conductor, Arnold Burns.
  • Los conductores que entrevistamos son mensajeros subcontratados que trabajan fuera de las instalaciones de Amazon.
  • Amazon está implementando un nuevo programa diseñado para que sea menos costoso para las empresas de reparto proporcionar el mantenimiento regular de los vehículos.
  • Esta historia sigue a una investigación anterior: Las historias de terror de los trabajadores de Amazon: orinan en contenedores y están vigilados todo el tiempo.


Algunos conductores de Amazon aseguran que los camiones que usan para transportar paquetes están a punto de desmoronarse.

En entrevistas con Business Insider, los conductores y gerentes de las empresas de mensajería afiliadas a Amazon, describieron turnos ansiosos en los que conducían en camiones con ventanas rotas, espejos agrietados, puertas atascadas, frenos defectuosos y neumáticos con mala tracción.

"Llevas neumáticos desgastados en camiones con espejos rotos y puertas en mal estado", dijo Arnold Burns, ex conductor de reparto de TL Transportation, una empresa afiliada a Amazon en Pennsylvania. "Tienen un serio problema con el mantenimiento de sus vehículos".

Omer Childs, una antigua conductora, dijo que conducía camionetas con parabrisas, puertas y neumáticos rotos cuando trabajaba para la empresa Second Samuel Transportation en Michigan, también subcontratada por Amazon.

TL Transportation y Second Samuel Transportation no respondieron a nuestra solicitud de comentarios.

Sid Shah lleva las inspecciones y reparaciones de vehículos en DeliverOL, otra compañía afiliada a Amazon.

Describió el mantenimiento de los vehículos como "patético" y dijo que era una batalla constante conseguir autorización de financiación para las reparaciones. Los trabajadores eran forzados regularmente a conducir camiones con etiquetas de registro caducadas, llantas desgastadas, falta de espejos laterales, puertas atascadas, luces rotas y otros problemas.

"Tenía pastillas y discos de freno en una camioneta que necesitaba ser reemplazada. Llamé a [DeliverOL] y dije que alguien iba a morir en ese camión si lo conducía", recordó Shah. "Me enviaron a un tipo de mantenimiento que me dijo: 'No necesitas pastillas de freno nuevas, no están en garantía'".

"Si los frenos chirrían y están literalmente rozando metal con metal, hay que arreglarlos", dijo. DeliverOL no respondió a las solicitudes de comentarios.

En respuesta a las afirmaciones de este artículo, Amazon envió un comentario en la que destaca un nuevo programa diseñado para aliviar algunos de los costos de mantenimiento de los vehículos.

"Como parte de nuestro compromiso continuo con la seguridad y para ayudar a nuestros socios comerciales pequeños a escalar, recientemente lanzamos el programa de Socios de Servicios de Entrega", dijo la compañía. "Entre otras cosas, este programa proporciona herramientas y servicios a nuestros socios de pequeñas empresas, incluyendo nuevas furgonetas de reparto de última generación, servicios de mantenimiento preventivo continuo, auditorías periódicas de equipos y tecnología para garantizar el funcionamiento seguro y el mantenimiento de sus furgonetas".


Amazon no es técnicamente responsable de la reparación de vehículos

Amazon dijo que los informes de mal mantenimiento de los vehículos eran inaceptables.

Pero la empresa no es técnicamente responsable del mantenimiento de los vehículos que transportan sus paquetes. El sistema de entrega de Amazon descarga esa responsabilidad en las compañías de transporte que subcontrata.

En lugar de emplear conductores directamente, Amazon transporta paquetes a los clientes utilizando conductores empleados por UPS, FedEx, el Servicio Postal de los Estados Unidos y varias compañías más pequeñas que administran sus propias flotas, como TL Transportation, Second Samuel Transportation y DeliverOL. Amazon llama a estas compañías más pequeñas "socios de servicios de entrega". 

En España, la compañía opera de forma similar: subcontrata la entrega a empresas como Tipsa, OTL, Ara Vinc e Instapack. También ha estrenado Flex, un servicio en el que conductores autónomos pueden hacer repartos.

Estos socios de servicios de entrega trabajan desde las instalaciones de Amazon. Amazon les proporciona paquetes, rutas de entrega, software de navegación y dispositivos de escaneo.

Amazon exige que las empresas se atengan a un código de conducta que dice: "Los proveedores deben implementar un programa regular de mantenimiento de la maquinaria. La producción y otras máquinas deben ser evaluadas rutinariamente por riesgos de seguridad".

El código también exige a los proveedores que proporcionen a los trabajadores un "entorno de trabajo seguro y saludable".

Pero algunas empresas de reparto que trabajan con Amazon no siguen el código, según dijeron varias fuentes.

"En una de las furgonetas que teníamos, la ventanilla del lado del conductor no subía. Esto fue durante el invierno en Colorado", dijo Eric Jefferies, ex conductor de DeliverOL.

Dijo que sufrió una ansiedad severa mientras entregaba paquetes para Amazon por "no saber si mi camioneta se iba a averiar porque la compañía no hacía el mantenimiento".

Cuando Shanaea Burnett, una antigua conductora de reparto, informó a su jefe de Prime EFS, con sede en Nueva Jersey, de problemas como frenos defectuosos y espejos rotos, la acusó de estar "siempre quejándose".

Prime EFS no respondió a las solicitudes de comentarios.

El dueño de una empresa de mensajería, que pidió permanecer en el anonimato, reconoció haber usado furgonetas rotas cuando su empresa entregaba paquetes para Amazon.

Dijo que los márgenes de su negocio en Amazon eran escasos y que no podía permitirse el lujo de perder ingresos por tener un camión en un taller de reparaciones durante varios días. Además, Amazon multa a los mensajeros si no pueden completar una asignación de ruta porque no tienen suficientes camionetas, dijo. Otras dos fuentes confirmaron que Amazon multa a los mensajeros por asignaciones de ruta que no pueden completar.

Dijo que muchos otros propietarios de empresas de mensajería se enfrentaban a las mismas presiones.

Un ex gerente de Amazon que actuó como enlace entre las compañías de mensajería y Amazon también citó problemas desenfrenados con el mantenimiento de los vehículos y la seguridad de los conductores en general.

"Los camiones estaban oxidados y circulaban con neumáticos de repuesto", dijo esta persona, que pidió permanecer en el anonimato por temor a represalias. Dijo que Amazon ignoró algunas de sus advertencias sobre la seguridad de los conductores.

"Estábamos haciendo sonar las alarmas", dijo esta persona. 

El nuevo programa Amazon ofrece descuentos en el mantenimiento de vehículos

En un reciente impulso para hacer crecer su red de socios de servicios de entrega, Amazon anunció un nuevo programa que anunciaba ganancias de 300.000 dólares para cualquiera dispuesto a iniciar una empresa de mensajería que operara una flota de hasta 40 camiones.

Amazon ha comprado 40.000 furgonetas Mercedes-Benz para este nuevo programa. Las empresas de mensajería pueden alquilarlas. Amazon también ofrece tarifas especiales negociadas para el seguro de las furgonetas y el mantenimiento regular.

Las tarifas forman parte de un paquete de incentivos (que incluye descuentos en los planes de seguro para los empleados) diseñado para reducir los costes operativos de los servicios de mensajería.

La compañía dijo que lanzó los incentivos después de analizar su sistema existente de proveedores de entrega y determinar cómo podrían mejorar las compañías.

"Hemos trabajado con nuestros socios, hemos escuchado sus necesidades y hemos implementado nuevos programas para asegurarnos de que las pequeñas empresas de entrega que atienden a los clientes de Amazon tengan las herramientas que necesitan para ofrecer una gran experiencia a sus clientes y empleados", dijo la compañía en respuesta a una reciente historia de Business Insider que puso de relieve los problemas dentro de su red de entrega.

Te puede interesar