Pasar al contenido principal

El aliado de Uber en España, en apuros: fulmina a la mitad de sus conductores

Dara Khosrowshahi, consejero delegado de Uber
Dara Khosrowshahi, consejero delegado de Uber Reuters
  • Los hermanos Ramos Fernández, empresarios del sector taxi y VTC que usan Uber y Cabify, mantienen un enfrentamiento con sus trabajadores desde hace semanas. 
  • Tras unas negociaciones, los empresarios proponen reducir los turnos a la mitad y rebajar el salario. 
  • La situación de tensión se debe a la la mala racha económica que atraviesa la compañía que carece de liquidez y tiene una elevada deuda. 

Los hermanos Ramos Fernández, dos de los empresarios más conocidos en el sector del taxi y de la VTC — licencias que utilizan los conductores de Uber y Cabify — , ya han trasladado una nueva propuesta laboral a sus trabajadores, con quienes mantienen un enfrentamiento abierto desde hace semanas. Los empresarios amenazaron incluso con cerrar la empresa y cesar su actividad en Madrid, donde prestan su servicio con coches Tesla a través de la aplicación de Uber

Ahora, tras una reunión que ambas partes mantuvieron ayer, miércoles, se fijaron las bases del nuevo acuerdo. En un documento interno que Economía Digital ha podido consultar, la empresa Travel Gest  — englobada junto a Travel Transfersy First Class bajo la firma Gugol Tecnologías —  propone dos medidas para salir de su apurada situación económica: reducir los turnos a la mitad y rebajar el salario.

Respecto al primer punto, el documento establece que la compañía quiere “eliminar uno de los turnos (nocturno o diurno)" y, por tanto, “sólo será preciso uno de los trabajadores”. Y en cuanto al salario, añaden, “se procederá a una reducción”. El documento matiza que la retribución estará formada por “el salario base según convenio, parte proporcional de pagas extraordinarias y plus de las horas".

Travel Gest ofrece también la posibilidad de reubicar a los trabajadores en otras empresas VTC, ya que los hermanos Ramos están presentes en más empresas del sector, en las que mantienen acuerdos principalmente con Uber. Prestan su servicio con la tecnológica americana a través de sus vehículos Tesla, tanto en la modalidad Uber One, que tiene un precio mínimo de ocho euros para el usuario, como la de Uber X, que tiene un precio más económico. 

Los trabajadores ahora tienen un plazo de 15 días naturales para trasladar individualmente si aceptan las nuevas condiciones. De no hacerlo, tienen derecho a resolver su contrato a cambio de una indemnización de 20 días por año trabajado, con un máximo de 9 mensualidades. 

Leer más: Este es el número exacto de licencias VTC que hay por cada taxi en cada provincia

Los Ramos se lavan las manos 

¿Quién es el responsable de todo lo que sucede? Según la empresa, la situación “económica negativa” deriva de que “hasta el momento la gestión se ha llevado a cabo por el administrador”. 

El documento que lo asegura lleva la firma por José Ramos, quien figura como administrador único de la empresa, de acuerdo a la información que aparece en el Registro Mercantil. No obstante, fuentes conocedoras cuentan que quien lleva la voz cantante en las empresas del grupo es su hermano Jesús.  

La delicada situación responde a la falta de liquidez, por un lado, así como la deuda adquirida con los bancos, recibos devueltos de proveedores y acreedores e impagos que, en algunos de los casos, ascienden a 150.000 euros. 

El estado de las cuentas, siguiendo siempre la documentación consultada, obligará también a cambiar la sede en la que la empresa actualmente se ubica. “La compañía no cuenta con liquidez para hacer frente al arrendamiento del centro base donde pueden descansar los vehículos VTC”, explican. 

Los hermanos Ramos son muy conocidos dentro del sector del transporte privado, tanto del taxi como de la VTC. Vienen de una familia de taxistas, tienen una estrecha relación con otros famosos exjefes del taxi, como José Antonio Parrondo, y son dos de los mayores tenedores de licencias de taxi (aproximadamente unas 600 junto con otros socios) y de VTC.

Sus enfrentamientos con los conductores también vienen de lejos. Los empresarios han tenido problemas laborales con los taxistas en el pasado. Muchos de ellos les acusan de tratar ahora a los conductores VTC "como hacían antes con los taxistas” y ser responsables de la "mala imagen" que tiene actualmente parte del colectivo de los taxistas.

Economía Digital se ha puesto en contacto con Travel Gest, así como con Jesús y José Ramos, pero hasta el momento de la publicación todos ellos se han negado a hacer declaraciones.

   

Artículo Original de Economía Digital