La alimentación supone más de la mitad del impacto medioambiental del consumo en España, según el informe presentado por el Ministerio de Consumo

Presentación del informe sobre la sostenibilidad del consumo en España.
Presentación del informe sobre la sostenibilidad del consumo en España.

El Ministerio de Consumo ha presentado este viernes, 20 de mayo, un informe sobre la sostenibilidad del consumo en España que ha sido elaborado en colaboración con el Centro Común de Investigación de la Unión Europea (JRC, por sus siglas en inglés).

El acto ha sido presentado por la directora general de Consumo, Bibiana Medialdea, quien ha asegurado que el informe sirve para "dimensionar y estudiar el impacto ecológico de las pautas de consumo dentro de la economía española", pero también para "analizar el margen de acción de las políticas públicas para mitigar ese impacto".

La presentación ha sido inaugurada de manera telemática por el director general adjunto de la JRC, Bernard Magenhann, que ha agradecido la colaboración del Ministerio de Consumo con el organismo como un ejemplo de participación de los estados miembro en la transición ecológica

"España es el primer estado miembro que utiliza la huella ambiental del JRC en diferentes escenarios a nivel estatal", ha recalcado Magenhann, señalando la importancia de las huellas ambientales como indicadores para el desarrollo de políticas de consumo. 

Bernard Magenhann, director general adjunto del JRC, durante la presentación del informe sobre sostenibilidad.

En el acto también ha participado por videoconferencia la jefa adjunta de la Unidad de Recursos Terrestres de la JRC, Serenella Sala, que ha sido la encargada de explicar el enfoque metodológico que se ha utilizado para la elaboración del informe

Sala ha querido subrayar la importancia de analizar no solo los impactos asociados a la producción y el consumo interior de un país como España, sino también examinar el impacto que tienen esa producción y ese consumo en terceros países a los que se exportan y de los que se importan productos. 

Las emisiones que se miden este proceso han sido traducidas, según Sala, a 16 indicadores que miden el impacto medioambiental y que se basan, por ejemplo, en evaluar los 45 productos de la cesta de la compra que suponen el 85% de los consumidos en España

Serenella Sala, jefa adjunta de la Unidad de Recursos Terrestres en el JRC, durante la presentación del informe sobre sostenibilidad.

Además, se ha tenido en cuenta para la elaboración del análisis la intensidad con la que se consumen determinados productos, ya que no son iguales, ha explicado, aquellos consumidores que cogen el coche una vez por semana y aquellos que lo usan a diario

Las encargadas de presentar los resultados obtenidos de medir la huella de consumo en España han sido las coautoras del informe, Esther Sanyé-Mengual y Monica Di Donato, quienes han explicado que los resultado corresponden al período comprendido entre 2010 y 2018

Resultados de la huella de consumo en España

Es importante, han asegurado las coautoras, diferenciar la huella interior de la huella de consumo en España. La primera es el indicador que mide el impacto ambiental que tiene el consumo español en el propio territorio de España, mientras que la segunda mide el impacto ambiental que existe además en terceros países con los que se dan dinámicas de consumo. 

La tendencia de la huella interior es a la baja, destacando al alza un impacto ambiental que las coautoras han ligado con el repunte en la extracción de minerales como la plata en territorio español, mientras que la tendencia de la huella de consumo es al alza. 

Di Donato ha señalado que ese consumo se compone de cinco áreas principales: alimentación, vivienda, movilidad, bienes del hogar y electrodomésticos

Alimentación en el año 2018 supuso más de la mitad de los impactos medioambientales, ha explicado la coautora, y si se suman vivienda y movilidad, estas supusieron más de tres cuartas partes de la huella de consumo en España.

Sanyé-Mengual ha querido reseñar por su parte las diferencias del caso español con respecto a los países miembros de la Unión Europea. La coautora ha destacado que en la huella de consumo en España tiene más importancia la alimentación, mientras que en Europa ese rol corresponde a la vivienda, debido a que en España existe una menor necesidad de usar calefacción. 

Alberto Garzón, ministro de Consumo, durante la presentación del informe sobre sostenibilidad.

El acto ha sido clausurado con la participación del ministro de Consumo, Alberto Garzón, que ha aprovechado para valorar los resultados del informe y para destacar el trabajo de más de un año y medio detrás de la elaboración del mismo

"Es el informe más exhaustivo en nuestro país realizado sobre el impacto ecológico del consumo", ha valorado Garzón, que ha aprovechado para animar a más países de la Unión Europea a colaborar con la JRC para medir el impacto de su huella de consumo.

Garzón ha recordado que este año se cumplen 50 años del informe de los límites al crecimiento, un análisis que ponía en duda la sostenibilidad del sistema económico español de seguir por la senda que estaba recorriendo en ese momento. 

Este planeta es un horno: 4 indicadores clave del cambio climático batieron récords en 2021, avisa la OMM

"Nos encontramos con que 50 años después la evidencia científica es abrumadora, confirma las tesis que se plantearon entonces y nos obliga desde la administración pública a actuar", ha asegurado. 

El Ministro ha recalcado la particularidad del caso español como uno de los peores parados en caso de confirmarse las previsiones de los informes sobre la crisis climática y ha sentenciado que "lo único que no puede permitirse España es mirar hacia otro lado".

Por último, se ha centrado en las recomendaciones que especifica el informe de la huella de consumo en España para mejorar el impacto de esta por áreas de actuación. 

Garzón ha llamado "ironía" al hecho de que, de producirse, la reducción de un 25 o un 50% en el consumo de productos de origen animal en la alimentación conllevaría una mejora no solo en la salud del planeta, sino también en la salud humana

Otros artículos interesantes:

La guadaña está en el aire: la contaminación mata a 9 millones de personas al año, una sexta parte de todos los decesos

Las décimas importan en el calentamiento global: así cambiará el mundo según cuánto suban los termómetros

Huracanes más lentos y dañinos, calor mortal y ciudades sin agua: así será la crisis climática en los próximos 10 años, según los expertos

Te recomendamos