Alimentos casi prohibidos en tu dieta si tienes piedras en los riñones

Alimentos prohibidos riñón

Getty Images

  • Los alimentos que incluyes en tu dieta influyen en tu sistema renal, y debes vigilarlos especialmente si padeces de piedras en los riñones. 
  • Según el tipo de piedra que hayas tenido en los riñones deberás hacer cambios en la cantidad de sodio, proteína animal, calcio u oxalato en los alimentos que comes. 
  • Estas son las recomendaciones proporcionadas por el National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases.
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

Entre los hábitos más adecuados para cuidar tus riñones y prevenir problemas como la insuficiencia renal, se encuentran beber el suficiente líquido, ingerir alimentos diuréticos, no pasarte con la sal, controlar el colesterol, huir del tabaco y del alcohol o hacer ejercicio con regularidad. 

Las piedras se conocen como cálculos renales, también obedecen al término de nefrolitiasis o urolitiasis y son, literalmente, piedras o depósitos duros hechos de minerales y sales formados en el interior de los riñones. 

Entre sus causas, Mayo Clinic cita la dieta, el sobrepeso, algunas enfermedades y ciertos suplementos y medicamentos. Se forman cuando la orina se concentra, facilitando la cristalización y unión de los minerales. Pueden resultar muy dolorosos y resulta importante prevenirlos siguiendo hábitos saludables.

Leer más: 11 alimentos para cuidar de tu hígado y proteger a tu cuerpo del daño hepático

Una de las mejores dietas para reducir el riesgo de piedras en el riñón es la DASH, considerada la segunda mejor del mundo después de la mediterránea. 

Según el tipo de cálculo renal que hayas tenido, deberás realizar cambios en determinados nutrientes de tu dieta como la cantidad de sodio, proteína animal, calcio u oxalato, según las recomendaciones del National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases.

Las piedras pueden ser de oxalato de calcio, fosfato de calcio, ácido úrico o cistina, y estos son los alimentos que debes reducir en cada uno de los casos. 

Qué debes reducir o dejar de comer según tus cálculos renales

Las espinacas son uno de los alimentos con un mayor contenido en oxalatos.

Estos son los principales cambios que debes ejecutar en tu dieta según la clase de cálculos renales que tengas.

Para la población adulta en general, el consumo recomendado de sal según la Organización Mundial de la Salud (OMS) no debe superar los 5 gramos por día, equivalente a unos 2 gramos de sodio.

  • Piedras de oxalato de calcio: Para reducir el oxalato en la orina deberás comer menos nueces y frutos secos, ruibarbo, espinacas o salvado de trigo, así como reducir la cantidad de sal presente en tu dieta. También es recomendable reducir la proteína animal procedente de carne —sobre todo las vísceras —, huevos, pescados y mariscos leche, queso y otros productos lácteos. Obtén el calcio de alimentos vegetales con bajo contenido en oxalato o algunos tipos de legumbre. 
  • Piedras de fosfato de calcio: Si tus cálculos son de esta índole, también es fundamental reducir la cantidad de sal de la dieta y limitar las diversas fuentes de proteína de origen animal, pero asegurarse de que obtienes suficiente proteína. Puedes adquirirla a través de frutos secos, soja y derivados, diversas legumbres o semillas de girasol. No te olvides de consumir el suficiente calcio. 
  • Piedras de ácido úrico: En este caso también lo esencial resulta reducir la proteína animal de la dieta, reemplazándola por alimentos vegetales altos en proteína. En todo caso, apuesta mejor por carnes magras. Además, especialmente si padeces sobrepeso u obesidad, es importante adelgazar para reducir el riesgo de piedras de ácido úrico.
  • Piedras de cistina: Si tienes este tipo de cálculos, el cambio más grande que debes realizar es incrementar la cantidad de líquido diario que consumes, especialmente de agua. Son las piedras de riñón menos comunes, ya que están causadas por una enfermedad hereditaria. 

Según Medline Plus, bebe lo suficiente para tener la orina de color claro, similar a la limonada. También es aconsejable reducir el té, el café y las bebidas de cola a una o dos tazas al día, así como vigilar las grasas.

Debes acudir al médico ante dolores intensos en la espalda, sangre en la orina, fiebre, escalofríos, vómitos, sensación de ardor u orina turbia. 

Otros artículos interesantes:

11 alimentos para cuidar de tu hígado y proteger a tu cuerpo del daño hepático

¿Cómo saber si tienes problemas de riñón? Síntomas y consecuencias de la insuficiencia renal

El ARN mensajero podría curar la fibrosis de órganos como corazón, riñones o hígado, tal y como anticipa un exitoso estudio en ratones

Te recomendamos