20 alimentos que parecen ideales a la hora de perder peso pero realmente no lo son

Una mujer cocina comida saludable.
Getty Images.
  • Aunque seas consciente de que necesitas comer alimentos 'saludables' y deshacerte de los carbohidratos refinados y del azúcar, saber qué productos son realmente buenos para ti o no es un auténtico desafío.
  • A continuación encontrarás 20 alimentos que, a pesar de que siempre parezcan saludables, no necesariamente lo son.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Perder peso no es nada fácil.

En este sentido, aunque seas consciente de que necesitas comer alimentos saludables y deshacerte de los carbohidratos refinados y del azúcar, saber qué productos son realmente buenos para ti es un auténtico desafío.

Y es que, algunos alimentos que pueden parecer saludables, no necesariamente lo son y pueden estarte costando algunas calorías y varios gramos de azúcar adicionales.

A continuación encontrarás 20 alimentos que, a pesar de que siempre parezcan saludables, no necesariamente lo son.

Los boles de Açai

Getty Images.

Primero triunfaron en Instagram y, poco a poco, se han ido asentando en las cafeterías. 

La elaboración de este tipo de bol es sencilla, ya que habitualmente se utiliza açai congelado, o en polvo, y se bate junto a leche de almendras, de soja o de coco. También puedes añadir a la mezcla otras frutas como plátano, arándanos, aguacate, kale o cualquier otra que se te ocurra.

A continuación, puedes decorarlo con diferentes frutas, con granola o con chocolate.

A las bayas de açai —que son el ingrediente principal de estos boles— se les atribuyen numerosos beneficios como su capacidad antioxidante, su bajo aporte calórico o la alta presencia de vitamina B y fibra que tiene, según Trendencias.

Sin embargo, si lo tomas fuera de tu casa, o si no tienes los ingredientes adecuados, corres el riesgo de que se conviertan en una opción menos saludable.

En este sentido, debes tener en cuenta que la mayoría de leches vegetales que existen en el mercado contienen azúcar añadido, lo que las hace menos saludables y engordan más que la leche normal. 

Además, a muchos boles de este estilo se le añaden toppings menos saludables y con más calorías que la simple fruta.

Asimismo, la fruta, cuando se hace zumo o no se licúa con toda la pulpa, pierde mucha cantidad de fibra, lo que afecta directamente a cómo metaboliza tu cuerpo el azúcar naturalmente presente en dicha fruta.

Prepáratelo tu mismo y vigila los ingredientes para que el bol de açai no sea tu enemigo a la hora de perder peso.

Sushi

Getty Images.

El sushi tradicional tiene poca grasa y es saludable, ya que, básicamente, contiene pescado fresco, algas marinas y arroz. 

Sin embargo, dependiendo de su preparación, puede ser un enemigo —o no— en tu dieta. Así que los ingredientes y las porciones que consumas serán cruciales a la hora de comer sushi.

Según ha recogido Muy Interesante, aunque el sushi puede parecer pequeño, un solo rollo puede contener hasta 500 calorías.

Y es que la mayoría provienen del arroz, ya que muchos le agregan vinagre y azúcar para que tenga esa consistencia pegajosa y firme.

En este sentido, no se trata de evitar comerlo, sino de saber cómo pedirlo.

Leer más: Cómo deshacerte de la grasa visceral: 11 consejos que siempre funcionan

"Ten cuidado con cualquier cosa etiquetada como 'picante' o 'crujiente' y con cualquier cosa con alioli u otras salsas", ha recomendado Harris-Pincus en una entrevista con Eat This, Not That!

"Por ejemplo, un rollo de atún picante tiene unas 100 calorías más que un rollo de atún normal sin la mayonesa picante", ha añadido.

Aceite de coco

Getty Images.

Unos cuantos estudios han analizado el beneficio del aceite de coco en la pérdida de peso, y los resultados han sido muy variados, según Mayo Clinic

Mientras que algunos han demostrado una disminución en el índice de masa corporal (IMC) y el tamaño de la cintura de los participantes, otros no lo han hecho.

En este sentido, 100 gramos de aceite de coco contienen 862 calorías.

Para evitar que el aceite de coco sea dañino, utilízalo con moderación en tus comidas. 

Al final del día, está compuesto por casi el 100% de grasa, y del 82% al 92% de esa grasa es saturada.

Dulces sin azúcar

Getty Images.

'Sin azúcar' no significa saludable o sin calorías.

"Por ejemplo, usar trozos de chocolate sin azúcar para hornear puede ahorrar algunas calorías, pero no una cantidad significativa, por lo que el tamaño de la porción es clave. Y cualquiera que se haya excedido con los dulces sin azúcar atestiguará que los alcoholes polihídricos de azúcar utilizados como el sorbitol pueden causar un gran malestar gastrointestinal", ha explicado Harris-Pincus a Eat This, Not That!

Helado Keto

Getty Images.

El helado de Keto puede ser bajo en carbohidratos pero es bastante alto en grasas y calorías. Incluso, puede llegar a ser más alto en calorías que el helado normal.

"Una marca líder de helado Keto tiene 210 calorías por 1/2 taza, mientras que una marca igualmente popular de helado de vainilla regular y estándar tiene 127 calorías por 1/2 taza", ha comentado Harris-Pincus.

"Cuando se trata de la ciencia de la pérdida de peso, la ingesta total de calorías suele ser más importante que los carbohidratos", ha añadido.

Pan sin gluten

Getty Images.

Existe la falsa creencia de que los alimentos sin gluten poseen menos calorías. Sin embargo, no es cierto y, según Smoda, basta con consultar una tabla de composición para saberlo. 

El pan sin gluten, por ejemplo, es más calórico que el aceite.

Además, es más bajo en fibra que el pan de trigo. Asimismo, los granos sin gluten que entran en el pan son procesados y carecen de algunos nutrientes importantes como la vitamina B, según Eat This, Not That!

Eso sí, si comer como un celíaco significa descartar productos energéticos como pasteles, galletas y golosinas, entonces sí es útil para perder kilos.

Agave

Getty Images.

Endulzar lo que comes o bebes con agave no es muy diferente a hacerlo con azúcar regular, excepto por diferencias muy pequeñas de nutrientes, según Eat This, Not That!

En este sentido, la cantidad de calorías es similar.

Las calorías del sirope o jarabe de agave son altas. Por ejemplo, por cada 100 gramos contiene 312 calorías. Lo cierto es que al endulzar más que el azúcar consumirás menos.

Wraps

Getty Images.

Un estudio conducido recientemente por la organización de seguridad alimentaria SafeFood ha encontrado que algunos wraps pueden contener tantas calorías como una pequeña pizza individual, dependiendo de los ingredientes que contenga, según ha recogido Vice.

El estudio, que analizó a 240 wraps de 80 tiendas en Irlanda, reveló que muchos contenían cerca de 1.000 calorías y un alto contenido de grasas y sales.

Asimismo, aunque los wraps parecen delgados, lo que muchos perciben como menos calorías, uno tradicional cumple con el doble de calorías que 2 rebanadas de pan normal, según Eat This, Not That!

Leer más: Cómo perder peso y ganar músculo al mismo: 9 reglas que está demostrado que funcionan

Si lo tuyo son los wraps, procura hacerlos en casa o búscalos con menos calorías y menos carbohidratos.

Barritas energéticas

Getty Images.

Algunas barritas energéticas contienen suficientes calorías para reemplazar una comida en vez de un simple refrigerio.

En este sentido, olvídate de aquellas que están recubiertas con chocolate o yogurt.

"No todas las barritas son iguales, así que es importante leer la etiqueta de ingredientes y tener una idea de cuántas calorías contiene. Creo que cualquier cosa que supere las 250 calorías se está convirtiendo en un territorio de reemplazo de comida", ha comentado Maggie Michalczyk a Eat This, Not That!

Frappuccinos

Getty Images.

Normalmente puedes encontrar los frappuccinos en un Starbucks o en una cafetería pero, en realidad, caen más en la categoría de golosinas porque tienen mucha azúcar añadida y calorías extra.

"Al tratar de perder peso, los trataría más como una golosina de vez en cuando que como una bebida de café de todos los días", ha recomendado Michalczyk.

En su lugar, opta por bebidas de café con menos azúcar o café negro.

Los aperitivos procesados

Getty Images.

Nuevamente, si quieres seguir una alimentación saludable, es fundamental que le prestes atención a las etiquetas nutricionales de los productos que compras.

"Algunos aperitivos procesados contienen azúcar, grasa y calorías añadidas, que definitivamente pueden sumarse. Opta por los aperitivos basados en alimentos integrales como manzanas y almendras, mantequilla de plátano y nueces, humus y zanahorias cuando puedas para sustituir algo como una bolsa de patatas fritas cada día", ha recomendado Michalczyk.

Mezclas de cóctel preparadas

Getty Images.

Las mezclas para cócteles que ya vienen preparadas están llenas de azúcar y calorías adicionales.

En este sentido, es mucho mejor que te prepares una bebida tú mismo desde cero.

Si bien es cierto que cuanto más alcohol tiene una bebida, mayor es su número calorías, la clave está en elegir aquellas bebidas con contenido bajo en siropes, azúcares o zumos de frutas mezclados, según El Confidencial.

Ensaladas en lugares de comida rápida

Getty Images.

Las ensaladas no siempre son la opción más sana, al menos no las de los restaurantes de comida rápida que pueden llegar a aportar más de la mitad de la cantidad de sal diaria recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para una persona sana, según ha recogido 20 Minutos.

Pizza congelada

Getty Images.

La mayoría de las pizzas congeladas tiene una gran cantidad de calorías, grasa y sodio extra por porción, según Eat This, Not That!

"Este es otro producto para el que definitivamente leería las etiquetas, compararía diferentes marcas e incluso intentaría hacer mi propia pizza en casa para poder hacerla más saludable con vegetales adicionales", ha explicado Michalczyk.

Zumos preparados

Getty Images.

A pesar de que los zumos pueden añadir más nutrición a la dieta, aquellos que ya vienen preparados, o incluso los de algunos lugares de comida rápida, pueden contener casi tantas calorías y azúcares añadidos como una comida.

De hecho, algunos pueden no estar hechos con fruta de verdad.

Leer más: Este tipo de comida puede hacer que envejezcas más rápido, según un estudio

Lo mejor es que te prepares en casa tu propio zumo. Hay una gran cantidad de batidos con diferentes combinaciones de ingredientes que te pueden ayudar a adelgazar.

Granola

Getty Images.

La granola puede ser un buen aliado. Sin embargo, no todas se preparan igual ni tienen la misma nutrición.

"La mayoría de las que están en las estanterías de los supermercados contienen azúcar añadida y son altas en calorías, lo que puede sabotear tu trayectoria de pérdida de peso", ha comentado Michalczyk a Eat This, Not That!.

"Además, el tamaño de la porción suele ser mucho más pequeño que la porción que realmente come la gente", ha añadido.

Lo ideal es que busques granolas que sean más bajas en azúcar y más altas en proteínas.

Refrescos dietéticos

Getty Images.

No te dejes engañar por el hecho de que los refrescos dietéticos no contienen calorías, ya que las investigaciones han vinculado el consumo de refrescos dietéticos con el aumento de peso.

De hecho, en varias ocasiones, aquellos que consumían refrescos dietéticos tenían más probabilidades de tener un alto nivel de azúcar en la sangre e hipertensión arterial que las personas que no los bebían.

Paquetes de postres bajos en carbohidratos

Getty Images.

La mayoría de los postres preenvasados, incluso los que son keto, son altos en calorías, según Eat This, Not That!

La mayoría de los productos envasados que encuentras en las tiendas y supermercados son ultraprocesados, por lo que suelen estar cargados de azúcar y almidón. 

Así que evítalos a toda costa y opta por productos con pocos ingredientes.

Frutas secas

Getty Images.

La fruta seca es bastante alta en azúcar y es difícil controlar el tamaño de las porciones que consumes.

Procura comer frutas secas con moderación y opta, en su lugar, por la fruta fresca.

Aderezo sin grasa

Getty Images.

Seguramente piensas que un aderezo sin grasa es más saludable para una ensalada que uno espeso y cremoso o a base de aceite.

Sin embargo, optar por un aderezo con un chorrito de aceite de oliva y limón o por uno más espeso a base de yogur griego o de aguacate será mucho mejor para ti.

El aderezo sin grasa es más alto en azúcar, ya que busca compensar la falta de grasa. Asimismo, no te llenará tanto.

LEER TAMBIÉN: No tomes café en ayunas, puede ser muy perjudicial para tu salud estos varios motivos

LEER TAMBIÉN: Este proyecto logra reducir un 50% la mortalidad de los pacientes de COVID-19 aplicando IA y ahora se amplía desde el Hospital Clínic de Barcelona a 4 centros más

LEER TAMBIÉN: 60 conductores, 44 coches oficiales de hasta 550.000 euros y un coste de más de 2 millones al año: así es el garaje de la Casa Real española

VER AHORA: Hay mundo más allá de los perfiles tecnológicos: estas son las habilidades más demandadas ahora mismo, según el CEO de LinkedIn España

    Más:

  1. Salud
  2. Dietas
  3. Ejercicio
  4. Alimentación
  5. Vida sana
  6. Listas
  7. Top