Alimentos prohibidos que nunca deberías comer después de entrenar, según los expertos

hombre entrenando, deporte, gimnasio

Reuters/ CARLOS OSORIO

  • Tras entrenar resulta clave regenerar tu cuerpo, sobre todo músculos y líquidos.
  • Pero para ello no vale con comer cualquier tipo de comida. Algunos alimentos incluso podrían hacerte perder todos los logros ganados durante el ejercicio.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Lo que comes después de hacer ejercicio es más importante de lo que crees.

Después de entrenar duro tienes hambre y has quemado calorías, podrías pensar que te mereces un premio o que cualquier alimento sirve para calmar el agujero que tienes en tu estómago.

La realidad es que no. Es más, consumir cierto tipo de comidas después de ejercitarte puede hacer saltar por los aires todo lo conseguido.

Para tener una recuperación óptima tras hacer deporte tu cuerpo necesita hidratarse, regenerar músculo y aumentar su energía. Esto traducido en alimentación quiere decir, agua, proteínas y carbohidratos de calidad.

Qué comer antes y después de hacer deporte para rendir al máximo

Todo lo demás hará poco por regenerar tu cuerpo, pero especialmente algunos productos en concreto.

A continuación 9 alimentos que nunca deberías consumir tras entrenar.

Pan blanco (hidratos refinados) o tortas de arroz

Pan de molde.
Pxhere

Durante el ejercicio tu cuerpo consume sus reservas de glucógeno, por lo que consumir carbohidratos tras el entrenamiento te ayudará a restaurarlas. Pero asegúrate de que estos son de calidad, es decir los carbohidratos complejos que se encuentran en las versiones integrales de panes, pasta y arroz.

El resto, están elaborados con harinas refinadas a las que se les ha eliminado parte de los nutrientes y la fibra. Y aquí también se incluyen las tradicionales tortitas de arroz, aunque tengan fama de "saludables".

"Lo que queda es un producto alimenticio altamente procesado y, cuando se consume, aumenta los niveles de insulina y contribuye a la disminución de la energía y al aumento de peso", advierte el medio especializado Muscle and Fitness.

Entre los mejores carbohidratos para después de entrenar se incluyen las frutas, especialmente las fresas, los plátanos, los arándanos y el kiwi, recomienda la nutricionista Amy Wrigh en Cosmopolitan.

Alcohol

cervezas

Unsplash

Puede que unas de las razones que te motivan para ir a entrenar o salir a correr sean las cervecitas de después con los compañeros. Pero nada peor que incluir a tu cuerpo después de entrenar que el alcohol.

"Beber después del entrenamiento te deshidrata, reduce la síntesis de proteínas y acumula calorías vacías. En su lugar, haz tintinear tus cubiertos mientras lo celebras con una pechuga de pollo magra y una batata al lado", aconseja la entrenadora de FitFusion Andrea Orbeck en Eat This.

Batidos procesados o refrescos bajos en calorías

Refrescos
Pexels

Desecha de tu dieta todo aquello que conlleve edulcorantes artificiales y azúcares añadidos, incluyendo bebidas bajas en calorías o batidos que ya vengan preparados.

Una vez más, solo están añadiendo a tu cuerpo azúcar sin que este reciba los nutrientes que necesita para regenerar la energía y el músculo gastado durante el entrenamiento.

"Tu cuerpo quema los carbohidratos complejos y luego la grasa. Beber bebidas azucaradas o snacks detiene ese proceso [de quema de grasa]", explica la doctora Susan Albers en Eat This.

Alimentos grasos

comida, fritos
Tareq Ismail/ Unplash

Después de entrenar es normal tener un hambre voraz que te lleve a desear comidas realmente potentes y apetitosas repletas de grasa. Y quizás caigas en la tentación de pensar que como has quemado calorías no importa.

Pero en este sentido los alimentos altos en grasas no te ayudarán demasiado según los expertos, incluso aunque se trate de alimentos saludables como frutos secos y semillas.

"La grasa actúa retardando el proceso de digestión en el intestino y, por lo tanto, retrasará la entrega de nutrientes muy necesarios a los músculos", puntualiza el entrenador de CrossFit Paul Roller.

Barritas energéticas

Bebida energética para hacer deporte.
Getty

Quizá te sorprenda ver en esta lista las barritas energéticas, pensadas principalmente para consumir después del ejercicio. Lo cierto,es que la opinión de los especialistas es que en la mayoría de casos se trata de productos muy procesados repletos de calorías vacías y azúcares refinados.

Por lo que si vas a consumirlas mejor primero revisar la lista de ingredientes y huir de todas aquellas que incluyan una larga ristra de elementos irreconocibles y grandes cantidades de sal y azúcar.

7 cosas que nunca debes hacer en el gimnasio (con o sin coronavirus)

 "Una alternativa igualmente conveniente, pero mejor, podría ser un plátano o frutos del bosque con un puñado de nueces", afirma Wrigh en Cosmopolitan.

Bebidas energéticas

deportista tomando bebida energética

Reuters/ Aaron Doster

Tal y como remarca el medio especializado Muscle and Fitness, las bebidas deportivas y energéticas no son necesarias a menos que estés haciendo un entrenamiento realmente exigente y riguroso.

"Las bebidas mejoradas con electrolitos generalmente contienen hasta 34 gramos de azúcar, por lo que es mejor que un atleta beba agua y se reabastezca con otros alimentos y bebidas" escribe.

Entre las alternativas sugeridas, el agua de coco y el zumo de cereza.

Embutido

Tabla embutidos
karandaev/Getty Images

El consumo de carne procesada no es recomendable en ningún momento, dadas las consecuencias que tiene para la salud. Por lo cual, son otro de los alimentos que nunca deberías incluir en tu dieta tras entrenar.

Aportan calorías con escasos nutrientes, grandes cantidades de sal y nitratos, nada de lo que necesita tu cuerpo para reponerse.

En su lugar opta por proteínas de carnes magras como la pechuga de pollo o de pavo.

Verduras crudas

verduras crudas
Getty Images

Una tartera repleta de vegetales crudos cortados en tiras puede parecer un aperitivo recomendable para después del ejercicio: no engorda, por lo que no vas a "desentrenar" lo que trabajaste y son saludables. 

Pero, todo lo contrario. Pueden resultar demasiado ligeras y no añadir a tu cuerpo todo lo que este demanda después de esforzarse al máximo.

"Después de un entrenamiento duro, necesitas calorías, carbohidratos de alta calidad y proteínas. Si te llenas de verduras crudas que ocupan mucho volumen en el estómago y te hacen sentir lleno muy rápidamente, no obtendrás la cantidad nutrientes o calorías que necesitas después del entrenamiento" señala la experta en salud Annie Lawless en Eat This.

No comer nada

Una mujer bebiendo agua
Getty Images

Por supuesto, lo más perjudicial que puedes hacer después de entrenar es limitarte a tomar un poco de agua para rehidratarte y no comer nada más.

Al no ingerir alimentos tras el ejercicio el organismo no podrá regenerar el músculo perdido, por lo que no habrá servido de mucho todo el deporte realizado.

[Fuente: Muscle and Fitness, Eat This, Cosmopolitan]

Otros artículos interesantes:

La relación entre dieta y comer en platos pequeños estaba equivocada, según una investigación que lo cambia todo

Cuál es el mejor ejercicio para eliminar la grasa y perder peso, según los científicos

20 alimentos que parecen ideales a la hora de perder peso pero realmente no lo son