Los alimentos que pueden reducir tu riesgo de muerte, incluyendo por enfermedades del corazón, según un estudio

frutos secos que te ayudan a estar saciado

Getty Images

  • La alta ingesta de ácidos grasos presente en frutos secos, semillas y aceites vegetales se relaciona con un menor riesgo de muerte por todas las causas y en concreto con afecciones del corazón, según una revisión de estudios.
  • A pesar de los efectos beneficiosos de los ácidos grasos ALA, los autores sugieren que las recomendaciones para la ingesta deben hacerse con cautela porque este ácido podría aumentar ligeramente el riesgo de mortalidad por cáncer. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Una alta ingesta de ácido alfa linolénico (ALA), que se encuentra principalmente en frutos secos, semillas y aceites vegetales, se asocia con un menor riesgo de muerte por todas las causas, y específicamente por enfermedades del corazón y los vasos sanguíneos, según un estudio publicado por The BMJ.

Asimismo la ingesta de estos ácidos grasos también se vinculó ligeramente con un mayor riesgo de muerte por cáncer. Aunque los investigadores afirman que es necesaria más investigación al respecto.

EL ácido α-linolénico (ALA) es un ácido graso poliinsaturado esencial de la serie omega-3 —junto al cido eicosapentaenoico (EPA) y el ácido docosahexaenoico (DHA) —.  Vital para la salud humana, el cuerpo no produce de forma natural estas grasas por lo que es esencial consumirlas a través de los alimentos.

El ácido graso ALA se encuentra en alimentos vegetales tales como el aceite de soja, los frutos secos y aceites como el de linaza o canola.

Estudios previos habían señalado hacia una relación entre el ALA y un riesgo menor de enfermedad cardiovascular. Aunque hasta el momento no se tenía claro el mecanismo.

En el organismo el ALA se transforma en ácidos grasos de cadena más larga, el ácido eicosapentaenóico (EPA) y el ácido docosahexaenóico (DHA). La evidencia hasta ahora no tenía claro si el efecto protector es ejercida por dicho ácido o por los productos metabólicos eicosanoideos.

Para abordar esta incertidumbre, un equipo internacional de investigadores analizó los resultados de 41 estudios publicados entre 1991 y 2021 sobre las asociaciones entre ALA y el riesgo de muerte por todas las causas, enfermedades cardiovasculares y cáncer.

Lo que supuso datos de un total de 1.197.564 participantes.participantes de entre 18 y 98 años seguidos entre 2 y 32 años. Factores como la edad, el peso, el consumo de alcohol o tabaco y la actividad física, fueron tenidos en cuenta.

Tras dicha revisión sistemáticas los investigadores encontraron que una ingesta alta de ALA se asoció con un 10% menos de riesgo de mortalidad por todas las causas, lo que equivaldría a 113 muertes menos cada 10.000 personas al año.

Asimismo, la ingesta de esté ácido graso se relacionó con un 8% y 11% menos de riesgo de fallecimiento por  enfermedad cardiovascular y enfermedad coronaria, respectivamente. 

Las afecciones del sistema circulatorio son la primera causa de muerte en España. En el periodo de enero a marzo de 2020, estas enfermedades representaron el 23% del total de las muertes, (y una tasa de 112,2 fallecidos por cada 100.000 habitantes).

Según los resultados obtenidos este descenso en las probabilidades de fallecimiento supondría 33 muertes menos por enfermedades cardiovasculares y 23 muertes menos por enfermedades coronarias por cada 10.000 personas al año.

Se encontró un efecto dosis-respuesta para la ingesta dietética de ALA y la mortalidad por enfermedades cardiovasculares, de modo que un aumento de 1 g por día en la ingesta de ALA (equivalente a una cucharada de aceite de canola o 0,5 onzas de aceite de frutos secos) se asoció con un 5% menos de riesgo de mortalidad por enfermedades cardiovasculares.

Los niveles sanguíneos más altos de ALA también se vincularon con menores riesgos de mortalidad.

Sin embargo, una mayor ingesta de ALA se asoció con un riesgo ligeramente mayor de mortalidad por cáncer. El equivalente a 63 muertes adicionales por cáncer para los niveles más altos en comparación con los niveles más bajos de ingesta de dicho ácido.

Estudios anteriores han sugerido una relación entre el ALA con cáncer de próstata. Sin embargo, un gran estudio de 2006 no encontró asociación entre la ingesta total de ácido α-linolénico y el riesgo general de cáncer de próstata.

Debido al diseño observacional de los estudios incluidos, no se puede establecer la causalidad. Los investigadores tampoco descartan la posibilidad de que otros factores desconocidos o errores de medición de la ingesta de alimentos y nutrientes puedan haber afectado sus resultados.

Por ello, remarcan la necesidad de mayor investigación.

 “Los estudios adicionales deben examinar la asociación entre ALA y una gama más amplia de causas de muerte para proporcionar una evaluación más completa de los posibles efectos sobre la salud del ALA, así como para examinar si los alimentos específicos ricos en ALA están asociados diferencialmente con la mortalidad por cáncer y otras causas", concluyen.

Otros artículos interesantes:

Los 9 alimentos con Omega 3 que deberías tomar por salud, según la jefa de nutrición de uno de los mejores hospitales de España

12 tipos de cáncer que están relacionados con una mala alimentación

Más salmón y menos tabaco: un nuevo descubrimiento revela que el omega-3 podría aumentar hasta 5 años la esperanza de vida

Te recomendamos

Y además