Cuidado con la prolina: un estudio español descubre que los alimentos ricos en este aminoácido aumentan el riesgo de depresión

Sardinas en lata, un alimento rico en prolina

Getty Images

Investigadores del Instituto de Investigación Biomédica de Girona (IDIBGI) y la Universidad Pompeu Fabra (UPF) en Barcelona han descubierto la relación entre el aminoácido prolina y la depresión.

Los científicos han estudiado el vínculo en humanos, ratones y moscas, y han asociado el consumo de una dieta rica en prolina con una mayor tendencia a desarrollar depresión, según los hallazgos de su estudio, que ha sido publicado en la revista Cell Metabolism.

A estas conclusiones llegaron analizando la tipología y cantidad de aminoácidos en la dieta de los participantes, que también notificaron su estado de ánimo depresivo completando un cuestionario.   Cuando se llevó a cabo el análisis metabolómico del plasmá, la concentración de prolina se posicionó como uno de los metabolitos más asociados con indicadores de depresión. 

“Nos sorprendió que lo que más se asoció a la depresión, evaluado a través de este cuestionario, fue el consumo de prolina”, apunta el doctor Fernández-Real del IDIBGI. 

Las hormonas de la felicidad: cómo subir de forma natural tus niveles de dopamina, serotonina, endorfinas y oxitocina

Estudiando la microbiota intestinal, los investigadores también detectaron un vínculo entre la depresión y las bacterias, así como entre la depresión y los genes bacterianos asociados al metabolismo de la prolina. Concluyeron que los niveles del aminoácido dependen de la microbiota intestinal. 

"La microbiota de los pacientes con alto consumo de prolina pero niveles bajos de prolina en plasma fue similar a la microbiota asociada con niveles bajos de depresión y estaba enriquecida en genes bacterianos involucrados en el transporte y metabolismo de la prolina", explica la doctora Mayneris-Perxachs, investigadorra del IDIBGI.

Experimentos confirmaron la asociación entre prolina y depresión

Para saber si la presencia de prolina era causa o consecuencia del estado de ánimo depresivo, se trasplantó la microbiota de los participantes a ratones. 

Aquellos roedores que se deprimieron más habían recibido la microbiota de participantes con prolina alta o sujetos más deprimidos. En el cerebro de los animales también se encontraron genes asociados con el transporte de prolina. 

Al poder transferir el fenotipo depresivo a ratones y demostrar que el trasplante genera alteraciones en el transporte de prolina, el estudio confirma que la prolina puede estar asociada causalmente a la depresión.

Comida buena para tu salud mental: 11 alimentos que te ayudarán a aliviar y esquivar la ansiedad

No fue el único experimento: también se indujo un estado de ánimo depresivo en moscas de la fruta. Para ello se aislaron 2 clases de bacterias de la microbiota asociada con el consumo de prolina y las agregaron al alimento esterilizado de las moscas.

Aquellos insectos que tomaron alimentos con el fermento Lactobacillus, que en ratones se asoció con menos depresión, fueron más capaces de superar las dificultades. Las moscas que tomaron alimentos con Enterobacter, asociado con la depresión en humanos, estaban mucho más deprimidas.

La misma prueba se llevó a cabo con moscas modificadas genéticamente, suprimiendo los canales que llevan la prolactina al cerebro. Estos animales mostraron una elevada resistencia a la depresión

Alimentos ricos en prolina que pueden aumentar tu tendencia a la depresión

Huevos
  • Carne de pollo, pavo, cerdo o ternera
  • Lácteos
  • Huevos
  • Cartílago de tiburón
  • Pescados como salmón, sardina, atún o bacalao
  • Col
  • Soja y derivados
  • Cebollino
  • Cacahuete
  • Espárragos
  • Trigo
  • Semillas de mostaza blanca
  • Frijoles
  • Judías
  • Guisantes
  • Zanahoria
  • Pepino
  • Berros
  • Pepino
  • Garbanzos
  • Alfalfa
  • Altramuces

El estudio abre nuevos caminos para buscar tratamientos contra la depresión amparados en la dieta. Hasta la fecha, no se tenía en cuenta el papel clave de la prolina en el estado de ánimo de las personas.

Sin embargo, no está de más destacar que la prolina también aporta numerosos beneficios, especialmente para la salud muscular. Concretamente, ayuda a regenerar los tejidos, incrementa los niveles de colágeno, protege el corazón y potencia la recuperación. 

Otros artículos interesantes:

5 alimentos ricos en omega-6 y qué equilibrio debe tener con el omega-3 para no causar problemas de salud

La depresión posparto podría tener relación con el sistema inmune, según un nuevo estudio

Alimentos para comer cuando estás triste: el secreto está en un aminoácido llamado L-tirosina

Te recomendamos