Pasar al contenido principal

Google acaba de realizar un movimiento silencioso pero que será clave en Silicon Valley: qué significa que Verily entre en el negocio de los seguros

Sundar Pichai, CEO de Google y Alphabet
Sundar Pichai, CEO de Google y Alphabet

Reuters

  • Verily, la organización de investigación de Alphabet Inc. dedicada al estudio de las ciencias de la vida, acaba de anunciar que empezara a vender seguros de salud a través de una subsidiaria, Coefficient.
  • La nueva aseguradora pretende ofrecer un tipo muy concreto de seguro de salud conocido como stop loss. 
  • Lucrativo y poco reacio a poner problemas por la privacidad: esta es la razón por la que el sector seguros podría ser la primera apuesta segura de una tecnológica en su lucha por hacerse un hueco en el sector salud. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Verily, la organización de investigación de Alphabet Inc. (matriz de Google) dedicada al estudio de las ciencias de la vida, acaba de anunciar que empezara a vender seguros de salud a través de una subsidiaria, Coefficient. 

La nueva aseguradora pretende ofrecer un tipo muy concreto de seguro de salud conocido como stop loss que implica que las empresas que pagan de su bolsillo los seguros de salud de sus empleados, compran un seguro de este tipo para que, una vez llegado a un punto determinado de dinero, la aseguradora pague el resto.

Es un segmento de los seguros que protege a los empleadores de grandes gastos inesperados, según explica la propia Verily. La nueva compañía está respaldada por Swiss Re Corporate Solutions, la unidad de seguros comerciales del Grupo Swiss Re.

El anuncio no es una sorpresa considerando que las tecnológicas llevan años investigando la mejor forma de hacerse un hueco en el mercado sanitario de Estados Unidos, valorado en más de 3 billones de euros. De hecho, recientemente, Google, hermana de Verily, alcanzó los 500 empleados en su división de salud Google Health.

Sin embargo, sí que constituye una de las primeras apuestas firmes en el sector que podría consolidar a una tecnológica como una colaboradora de las aseguradoras a largo plazo. 

Esto es lo que implica el lanzamiento de Coefficient. 

Leer más: Qué ha fallado y qué ha funcionado en los países que ya han vuelto a las clases durante la pandemia

El movimiento constituye el primer gran paso monetizable de la compañía 

En primer lugar, Coefficient es uno de los primeros productos lanzados por Verily en el que se puede identificar una clara fuente de ingresos. 

Hasta ahora, los proyectos de Verily habían seguido la pauta de secretismo que suele envolver a todas las startups de tecnológicas enfocadas en salud y ciencias de la vida—como Calico, de Google; o Neuralink, de Elon Musk—e incluían una serie de iniciativas ambiguas que sonaban a ciencia ficción. 

Lo más conocido es el Proyecto Baseline, una iniciativa para hacer un mapa de la salud humana a través de la investigación con universidades y compañías farmacéuticas.  

También ha colaborado en otras investigaciones, como por ejemplo, trabajando con la empresa farmacéutica Gilead para estudiar los trastornos inmunológicos y desarrollando algoritmos que pueden predecir las enfermedades cardíacas mirando a los ojos de un paciente.

Por tanto, podría decirse que la incursión en el sector de las aseguradoras se distancia de lo que ha hecho hasta ahora, pero tiene su lógica: las primas netas (importe que cobra la aseguradora por cubrir los riesgos derivados del seguro contratado) de la industria de seguros en Estados Unidos emitidas llegaron a 1,22 billones de dólares en 2018. 

Las compañías de seguros y actividades relacionadas contribuyeron con casi 630.000 millones, el equivalente al 2,9%, al producto interno bruto (PIB) de la nación en 2019, según la Oficina de Análisis Económico de los Estados Unidos.

Leer más: De AstraZeneca a Moderna: todos los detalles de las vacunas contra el coronavirus que llegarán a España y Europa

La controversia sobre los datos sigue ensombreciendo la entrada de las tecnológicas en salud 

"El sector de los seguros vive de los datos: de cómo conseguir más datos para hacerle la vida más fácil al cliente", así lo aseguró Marcos García, CEO de Verti en España, en el VII Smart Business Meeting organizado por Business Insider España. 

"Google, Facebook o Apple nos han acostumbrado a todos a ceder datos como consumidores, alguien los monetiza y alguien los utiliza para dotarnos de algún servicio. La clave para nosotros es que el cliente sepa qué datos está compartiendo con nosotros en cada momento", señaló García.

Verily ha puesto justo eso en valor, asegurando que el modelo de Coefficient basado en datos es único en el mercado de los seguros stop loss y se alinea con la misión de la compañía de "hacer útil los datos de salud del mundo". 

Sin embargo, la controversia en torno a los datos ha puesto en jaque a muchas iniciativas en salud de las tecnológicas. Google fue muy criticada a finales de 2019 cuando salió a la luz una colaboración que mantenía en secreto con Ascension, un gigante de la sanidad privada en Estados Unidos. 

Leer más: Así van a transformar las grandes tecnológicas el sector de la salud

Un portavoz de la compañía ha asegurado que Coefficient no va a utilizar los datos del Proyecto Baseline o de la iniciativa contra el COVID-19 en declaraciones a Business Insider, aunque hasta ahora la compañía se ha mostrado evasiva a la hora de especificar cómo utiliza los datos de los pacientes que recoge en las pruebas de coronavirus. 

Los esfuerzos en salud por parte de las tecnológicas se han visto limitados por la preocupación por la privacidad. “Actitudes proteccionistas con los datos han limitado estos avances”, explica un informe de EY. Ignacio Hernández-Medrano, médico y fundador de dos startups sanitarias (Mendelian y Savana), reconocía en una entrevista anterior con Business Insider España la importancia de “crear bases de datos seguras” pero reivindica que “no es legítimo impedir el avance en base a la privacidad".

Sin embargo, el hecho de que Coefficient sea una aseguradora podría ayudar en este caso, ya que estas compañías suponen una de las poquísimas excepciones en las que la privacidad no se vuelve en su contra, al menos según los clientes. 

Un estudio de The Cocktail sobre este punto arroja datos demoledores: el 70% de los usuarios están dispuestos a ceder sus datos a las aseguradoras a cambio de una oferta personal.

Y además