Pasar al contenido principal

Esto es lo que proponen para el alquiler y la compraventa de vivienda PP, PSOE, Podemos, Ciudadanos, Vox y Más País

Una manifestación por el derecho a la vivienda celebrada en Madrid en 2015.
Reuters
  • La vivienda tanto en propiedad como en alquiler es uno de los temas que más conversaciones acapara. Los partidos son conscientes de ellos y vertebran en sus programas políticos sus propuestas. 
  • El PSOE propone la promoción de viviendas de alquiler social, sobre todo, para jóvenes. 
  • El PP dedica un apartado completo a la lucha contra la ocupación y promete mayores incentivos fiscales a los caseros así como mayor protección. 
  • Unidas Podemos quiere blindar el derecho a la vivienda e intervenir el precio del mercado del alquiler. 
  • Ciudadanos aboga por vivienda pública en alquiler y una mayor seguridad jurídica. 
  • Por su parte, Vox centra sus propuestas de vivienda en la fiscalidad de la vivienda y la regulación de las socimis.
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

La vivienda es uno de los temas que más conversaciones acapara. Las dificultades para acceder a un piso en alquiler o poder comprar una casa se han convertido en una de las caras de la complicada recuperación económica que vive España.

Tras la explosión de la burbuja del ladrillo, ha aumentado el porcentaje de ciudadanos que vive de alquiler en un momento donde el precio de la vivienda ya acumula varios años de subidas después de haber tocado suelo.

El número de compraventas también crece desde mínimos en parte gracias a que la banca ha vuelto a abrir el grifo del crédito, aunque hay colectivos para los que sigue siendo imposible tener el 20% del precio de la vivienda que se necesita para poder acceder a un préstamo hipotecario. 

Hace unos meses, los datos publicados por el Banco de España confirmaban un panorama poco esperanzador: la precariedad laboral imposibilita la compra de vivienda. No es una afirmación en sí revolucionaria, pero sí que tiene su importancia dada la institución.

En la práctica, esto lleva a que el porcentaje de personas que viven de alquiler en la franja de entre 30 y los 44 años, edad a la que se presupone que uno se ha estabilizado en el mundo laboral, se haya elevado al 25% en 2017, frente al 16% de 2008. 

Esto lleva a que los jóvenes estén atrapados entre el aumento del precio del alquiler, sobre todo en las grandes ciudades, y el precio de la vivienda en propiedad. 

Leer más: Por qué sube el precio de la vivienda: otros 7 factores (además del efecto Airbnb) que encarecen los pisos

En el plano político, en los últimos compases de la legislatura se aprobó el Real Decreto de medidas urgentes de vivienda y alquiler. El tema de la vivienda era uno de los puntos de negociación entre PSOE y Podemos dentro del pacto de Presupuestos.

El punto más polémico para llegar al acuerdo era el que pedía Podemos de que se incluyera la posibilidad de que las comunidades autónomas crearn un un índice de precios máximos para vivienda.

Algo que no se incluyó en el primer decreto aprobado en enero y que acabó siendo tumbado en el Congreso. Finalmente, el segundo decreto fue aprobado en marzo con el voto a favor de los diputados de Podemos, aunque la forma de recoger este tema quedó bastante deslavada con una referencia a la "creación de sistemas de índices de referencia autonómicos". 

Lo que sí cambia el nuevo decreto de vivienda es la ampliación de los contratos de alquiler de 3 a 5 años, 7 si se trata de una persona jurídica, o la limitación de la fianza a un máximo de dos meses. 

Las propuestas de los diferentes partidos en temas de vivienda varían en función de su concepción del papel del Estado y de la inversión pública. 

PSOE: promoción de viviendas de alquiler social

Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, en su escaño en el Congreso de los Diputados
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez Reuters

El PSOE recoge en su programa político para las elecciones del 10 de noviembre varias ideas alrededor del tema de la vivienda. En el epígrafe general de vivienda, el PSOE señala que es "urgente" ampliar la oferta de "vivienda asequible".   Para ello impulsaremos
la rehabilitación y el alquiler, junto con la promoción de más vivienda pública (actualmente está en marcha la construcción de 20.000 viviendas protegidas). 

En este sentido, la formación política señala que el "principal objetivo" es crear un "gran" parque de alquiler público a precio asequible con la meta de moderar el crecimiento de los precios de toda la vivienda en alquiler, cuya evolución será objeto de un índice estatal. Cabe recordad que actualmente no existe una estadística pública sobre la evolución del precio de la vivienda y se suelen utilizar los indicadores que proporcionan los portales inmobiliarios privados 

"Se impulsará la actividad de los promotores públicos y de las cooperativas, y se incentivará la oferta de alquiler asequible con medidas fiscales", señala también el PSOE en su programa. 

Otra de las medidas que recoge el PSOE en el programa es la idea de movilizar las viviendas vacías y a los grandes "tenedores de vivienda" para frenar la subida "abusiva" de precios y apoyar el acceso de los jóvenes al acceso a la vivienda con ayudas al alquiler en proporción de su renta. 

Además, el partido liderado por Pedro Sánchez en su programa promete aprobar "medidas específicas" para colectivos con necesidades habitacionales urgentes. Aunque no concreta las medidas exactas a las que se refiere. 

PP: viviendas para familias, lucha contra la ocupación y beneficios fiscales

Pablo Casado
Europa Press

El Partido Popular vertebra sus propuestas relativas a vivienda alrededor de la familia, la lucha contra la ocupación y los beneficios fiscales. 

En su programa prometen impulsar la oferta de vivienda de nueva construcción para alquiler asequible destinando suelo público para 100.000 nuevas viviendas, favoreciendo fórmulas de cooperación público-privada, que mantengan la propiedad pública del suelo y garanticen una mejor eficiencia de los recursos públicos. "Las viviendas irán destinadas prioritariamente a familias con hijos", destacan.

En el caso del alquiler, dentro del programa las medidas se centran en proteger al arrendatario. La propuesta 129 apunta que se favorecerá el desarrollo de seguros de arrendamiento que cubran el impago de los alquileres y los daños que pueda causar el inquilino. "Implantaremos sistemas de arbitraje para resolver, de manera rápida y poco costosa, conflictos entre arrendadores y arrendatarios", añade. 

En este sentido de protección al propietario, el mismo documento recoge dos puntos respecto a la ocupación de la vivienda y la lucha contra ella. "Reforzaremos el delito de usurpación de viviendas pasando de multa a pena de privación de libertad de uno a tres años y se modificará el Código Penal para la lucha contra las mafias de la ocupación", apunta el programa del PP. 

Además, prometen agilizar los procesos penales para facilitar el desalojo de las viviendas ocupadas y se considerará nula la inscripción en el padrón municipal cuando la persona que intente inscribirse ocupe ilegalmente la vivienda. "Reformaremos los procesos civiles para que las personas jurídicas propietarias de viviendas puedan ejercer sus derechos con la misma agilidad que las personas físicas", rematan.

En el terreno fiscal relativo a la vivienda, el PP apunta que eliminarán el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados para la constitución de hipotecas en la compra de la vivienda habitual y también señala que incrementarán la deducción fiscal a los arrendadores por los ingresos derivados de la renta de los alquileres de las viviendas que sirvan de residencia habitual, especialmente cuando los arrendatarios sean jóvenes o mayores de 65 años con ingresos bajos.

Unidas Podemos: intervención del mercado de alquiler, vivienda pública de alquiler y lucha contra los fondos buitre

Pablo Iglesias, secretario general de Podemos
Pablo Iglesias, secretario general de Podemos Reuters

El programa electoral de Unidas Podemos respecto a vivienda sigue las líneas que la coalición ya había dibujado durante la legislatura. A partir de la idea genérica de "blindar en la constitución el derecho a la vivienda como derecho fundamental" el texto va desgranando medidas más concretas. 

Dentro del debate sobre el precio del alquiler, en el programa se incluye la propuesta de "intervenir el mercado del alquiler para impedir subidas abusivas mediante el control de precios y garantizar un alquiler estable y seguro para personas inquilinas y pequeñas propietarias". 

Para ello, proponen establece "mecanismos de control y regulación de los precios del alquiler mediante la creación de índices de precios de referencia adaptados a las realidades locales". Según apuntan se habilitará a los ayuntamientos con el fin de que puedan regular los precios en barrios y zonas con precios especialmente "tensionados" con el objetivo de que "ninguna familia pague más del 30 % de su renta en concepto de alquiler". 

También apuntan cambios en los contratos del alquiler, en este sentido incluyen en su programa que la promesa de "garantizar un alquiler estable, asequible y seguro". Así, proponen implantar un contrato de arrendamiento indefinido estableciendo "causas claras de rescisión justificada" para asegurar la renta y la estabilidad del contrato en beneficio de ambas partes. 

Además, las propuestas de la formación van enfocadas a "crear un gran parque de alquiler público de precio asequible". En este punto ponen como ejemplo Viena y cifran en 50.000 nuevas viviendas públicas al año.

Para lograr esta cifra, apuntan que crearán un "mecanismo de cesión obligatoria de las viviendas vacías de los grandes tenedores de vivienda". Paralelamente, proponen sanciones para evitar la "especulación con viviendas vacías", así como aumentar la inversión pública en vivienda hasta equipararla con la media europea. También proponen impulsar nuevas figuras de cesión de uso de vivienda a la Administración, a cambio de una garantía suficiente de cobro y conservación de la vivienda, junto con formas alternativas de tenencia. 

Otras de las medidas de vivienda que se incluyen en su programa son luchar contra los fondos buitre y la especulación con la vivienda, poner coto a los pisos turísticos o prohibir los desalojos sin alternativa habitacional. 

Ciudadanos: vivienda pública en alquiler y seguridad jurídica

Albert Rivera, presidente de Ciudadanos
Albert Rivera, presidente de Ciudadanos Reuters

Ciudadanos en su programa para las elecciones del 10 de noviembre recoge varias medidas relativas a la vivienda tanto de alquiler como de compra. En el caso del alquiler, la formación naranja promete revisar la normativa que afecta a los alquileres de vivienda para reforzar a seguridad jurídica y dinamizar el mercado de alquiler. 

Para lograr esta meta, Ciudadanos establece varias medidas: 

  • Crear un Registro de Arrendamientos Urbanos
  • Mejorar los incentivos fiscales para los particulares y entidades dedicadas al arrendamiento de vivienda en régimen protegido.
  • Facilitar la rehabilitación y puesta en alquiler de las viviendas vacías.
  • Facilitar la resolución de conflictos entre propietarios e inquilinos con un Sistema Arbitral de Arrendamientos Urbanos sencillo, rápido y gratuito.

Respecto a la compra de vivienda, la formación liderada por Albert Rivera propone ayudar a quien quiera comprar su primera vivienda en propiedad con un préstamo sin intereses de hasta 15.000 euros para cubrir parte del coste de entrada, cuya devolución será vía IRPF. También proponen "facilitar los contratos de alquiler con opción a compra". 

En sus propuesta de vivienda, Ciudadanos también propone aprobar una ley nacional de vivienda e incrementar el parque de viviendas sociales de alquiler. 

También propone entre sus medidas que se garantice la renta en caso de impago por el inquilino a los propietarios que alquilen por debajo del precio de mercado para que les compense bajar los precios. "Incentivaremos la puesta en mercado de viviendas a precios asequibles con bonificaciones en el IRPF a los particulares cuyas viviendas se ajusten a las condiciones y precios fijados por debajo de mercado", señalan. 

 

Vox: fiscalidad de la vivienda y regulación de las socimis

El líder de Vox, Santiago Abascal
El líder de Vox, Santiago Abascal Flickr/Vox

En el programa de propuestas de Vox para las próximas elecciones del 10 de noviembre, que han bautizado como 100 medidas para la España viva, la formación tiene una relativa a la vivienda o más bien relativa a la posible situación de ocupación de una vivienda. 

Vox promete "promulgar leyes antiokupación y anti usura". 

"Los españoles podrán hacer uso de la fuerza proporcional para defender su hogar, para ello se ampliará el concepto de legítima defensa. Tipificar la ocupación de viviendas como delito contra la propiedad privada", señalan en el texto. "Reforma legislativa para que los okupas sean expulsados en cuestión de horas de las viviendas donde han entrado. La participación en estas conductas ilegales excluirá de las ayudas sociales", añaden. 

 

Más País:

En su programa político para las elecciones del 10 noviembre, Más País hace una serie de propuestas relativas a las políticas de vivienda que consideran van enfocadas hacia garantizar el "derecho a una vivienda digna, asequible y sostenible", 

En esta línea, la formación liderada por Iñigo Errejón propone "impulsar una inversión gradual en políticas activas de vivienda que empiece con el 0,8% del gasto público y a final de legislatura acabe en el 2% (convergiendo con los niveles europeos)". 

"La inversión, vía financiación pública y subvenciones, irá dirigida a la promoción de vivienda pública en alquiler y en régimen de cooperativa, a la rehabilitación energética de vivienda y a la movilización de vivienda vacía, fomentando la construcción con materiales sostenibles", añaden. 

Otra de las medidas que proponen en cuanto a vivienda es fomentar la construcción de viviendas de alquiler asequible en suelos públicos, en régimen de cesión de derecho de superficie, a través de sociedades público-privadas que construirán y gestionarán las viviendas según criterios públicos. 

Respecto al alquiler, Más País propone que se regulen los precios de alquiler con "el objetivo de frenar la espiral de precios al alza en la que actualmente se encuentran". "Se delegará en autonomías o ciudades de más de 100.000 habitantes la posibilidad de regulación de precios según el modelo alemán (con declaración de zonas afectadas, limitado en el tiempo y en el territorio). Desarrollo urgente de un índice de precios público como referencia para políticas públicas (alquiler asequible)", añaden sobre esta medida. 

También hacen mención en la parte de vivienda a los desahucios. En este tema, señalan que "España debe acatar las sentencias del Tribunal de Justicia de la Unión Europea en materia de ejecución hipotecaria, garantizando la tutela de las personas deudoras, para lo cual es necesario modificar los procedimientos de ejecución actuales en aras de dar seguridad jurídica a las personas consumidoras y protegerlas de casos como el de las cláusulas abusivas indicado en la Directiva 93/13". 

Continúan hablando sobre este tema en su siguiente medida, donde proponen introducir el derecho a la reestructuración de la deuda hipotecaria y la admisión de la dación en pago para familias endeudadas que viven con ingresos inferiores a la cantidad equivalente a tres veces el IPREM. 

Y además