Pasar al contenido principal

Las alternativas a los cigarros convencionales son 10 veces menos tóxicas, según un estudio

Vapear un cigarro electrónico.
Getty/licsiren
  • El profesor Andrzej M. Fal ha revelado a partir de un estudio que las alternativas modernas al cigarro convencional son 10 veces menos tóxicas.
  • Entre las opciones más aconsejables se encuentran los parches, productos orales y los cigarrillos electrónicos.
  • Esto podría cambiar la cifra que indica que 7,2 millones de personas mueren cada año en el mundo debido al tabaco.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Todo el mundo sabe que fumar no es saludable. Es por ello que se están desarrollando nuevas alternativas menos nocivas que el cigarro convencional. Una de las opciones más populares en estos momentos, y sobre todo, entre los jóvenes es el cigarrillo electrónico.

Durante la Conferencia Internacional de Reducción de Daños celebrada en París la semana pasada, el profesor Andrzej M. Fal, especializado en salud pública, ha revelado que las alternativas modernas al cigarro convencional son 10 veces menos tóxicas, tal y como señala un estudio del servicio público de salud de Polonia.

No todas las alternativas existentes cuentan con el mismo grado de efectividad. Entre las que mejor funcionan están los parches, productos orales y los cigarrillos electrónicos, entre otros, tal y como ha recogido 20 Minutos en un artículo.

Esto no es motivo para pensar que estas opciones dejen de ser tóxicas, sino que son menos perjudiciales que el tabaco convencional, las pipas o los puros.

Leer más: El daño genético causado por el tabaco remite en los pulmones de exfumadores: las células dañadas se podrían reemplazar por otras sanas

Fal ha asegurado que conseguir que la población deje de fumar es un objetivo casi imposible por lo que, para reducir los efectos adversos del tabaco, hay que centrarse en la toxicidad del producto.

"Si no puedes evitar el comportamiento, hay que buscar una manera de reducir los efectos negativos del mismo, porque esas enfermedades son caras para los países", ha señalado Peter Harper, doctor de la Clínica oncológica de Londres.

En el mundo mueren 7,2 millones de personas al año debido al tabaco. Según datos del mismo estudio, dejar de fumar supone recuperar 3 años de vida para los consumidores.

Nuevas alternativas para reducir los problemas de salud ocasionados por el tabaquismo irán sumándose hasta las ahora conocidas. Por el momento, el foco parece estar puesto en los cigarrillos electrónicos, sobre los cuáles aún existe un gran debate acerca de si son más perjudiciales o no.

Y además