Pasar al contenido principal

El consejero delegado de Banco Santander ve que la incertidumbre política que azota a los mercados es "coyuntural"

José Antonio Álvarez, CEO de Banco Santander.
José Antonio Álvarez, CEO de Banco Santander. Santander

a

El consejero delegado de Banco Santander, José Antonio Álvarez, considera que la caída de los mercados por la incertidumbre política en países europeos es "coyuntural", según ha indicado en un desayuno-coloquio organizado por APD y Axis Corporate. Hace unos años el riesgo político se limitaba a los países emergentes, mientras que ahora se ha trasladado a economías avanzadas en los que triunfan candidatos con "propuestas no ortodoxas", ha opinado.

Ante la situación de incertidumbre política en Italia, marcada por la dificultad de Carlo Cottarelli para formar Gobierno ─tras el rechazo a la coalición euroescéptica de la Liga Norte y el Movimiento 5 Estrellas, lo que podría suponer que el país volviese a las urnas─, Álvarez ha señalado que los mercados "se han puesto nerviosos".

"Los mercados se han puesto nerviosos pero creo que es coyuntural", ha afirmado el consejero delegado, quien cree que el euro "es el camino". "Incluso en Italia la economía sigue creciendo y no veo un problema estructural sino de materialización de propuestas ortodoxas", ha apuntado.

Álvarez también se ha referido a la situación política de Reino Unido y considera que el Brexit "no es una buena idea", aunque "está ahí y forma parte del paisaje". En su opinión, la salida de Reino Unido de la Unión Europea "añade una dosis de incertidumbre" que, normalmente, afecta a las inversiones y, por tanto, al crecimiento económico.

En este sentido, su efecto en la filial británica de Banco Santander será mayor o menor en función de cómo evolucione la economía del país. "El efecto diferencial sobre Santander por el Brexit dependerá de cómo lo haga la economía británica, si afecta a la economía británica nos acabará afectando", ha advertido.

En cuanto al nombramiento del nuevo gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, el consejero delegado de Santander estará pendiente de la sucesión del cargo. "Lo que veo escrito son muy buenas opiniones, veremos cómo evoluciona el tema", ha señalado.

El sector financiero "no está todo lo consolidado que podría"

Álvarez ha indicado que considera que el proceso de consolidación del sector financiero español a raíz de la crisis económica ha sido "enorme", pero que el mercado "todavía no está todo lo consolidado que podría estar", señalando que la cuota de mercado de los grandes bancos, que ha pasado del 45% al 61%, probablemente aumente aún más.

En su opinión, el mercado financiero español es de los más competitivos, ya que es de los pocos en los que el cliente "puede comparar diez o quince productos prácticamente iguales, lo que no ocurre en casi ningún sector" y que genera una competitividad "extraordinaria".

En un contexto en el que la rentabilidad del sector financiero es "cuatro veces todavía menor de la que era" y se sitúa "muy por debajo del coste del capital, que no ha bajado", Álvarez ha explicado que las entidades han respondido reduciendo oficinas en alrededor de un 40%, un proceso que "no está finalizado" y cuya pendiente es "todavía muy fuerte".

Sin embargo, ha afirmado que el cierre de sucursales prácticamente no supone una reducción de la plantilla, sino que los trabajadores evolucionan hacia nuevos perfiles, lo que requiere un esfuerzo por parte del sector para adaptarse a un nuevo modelo en el que cada vez menos clientes acuden físicamente a las oficinas, pero cuyas visitas virtuales aumentan cada año.

El consejero delegado de Santander también ha señalado que la crisis económica ha supuesto nuevos riesgos para los bancos que ahora están muy presentes en la estrategia de gestión de riesgos de las compañías, como los riesgos de mercado, de liquidez, reputacionales o de conducta.

En este panorama, "la solución pasa por entidades más capitalizadas y con más liquidez", ha indicado el directivo.

En cuanto a si ve riesgo de burbuja en el mercado inmobiliario, Álvarez ha explicado que este negocio puede ser "muy rentable", como ha sido aparentemente en 2017, o extraordinariamente ruinoso", como ocurría en 2012.

En este sentido, ha destacado que no ve "ningún problema" en que crezca el crédito al consumo de bienes duraderos en España, ya que existe una correlación muy alta entre la confianza en el empleo y el consumo. "En la medida en que siga creciendo el mercado y la economía, no veo ningún problema en el préstamo al consumo", ha señalado.

El blockchain: una tecnología "extraordinariamente prometedora"

Álvarez también ha afirmado que la tecnología de cadena de bloques o blockchain es "extraordinariamente prometedora", si bien todavía es necesario solucionar algunos problemas técnicos para su correcto aprovechamiento.

"La capacidad de pagos instantáneos es casi como un sueño", ha indicado, reconociendo que, en su aplicación real, todavía cuenta con problemas técnicos pendientes de solucionar, como determinar quién es el proveedor de liquidez de la cadena, pero cree que "está aquí para quedarse" y que muchos bancos lo utilizarán.

Leer más: Los bancos apuestan por el 'blockchain' como solución para innovar y reducir costes

En cuanto al uso de las nuevas tecnologías, el consejero delegado de Santander ha explicado que el análisis de datos mejorará la capacidad de las entidades de identificar los problemas de los clientes para cubrir sus necesidades.

Según ha explicado, el foco tradicional de los bancos consistía en diseñar un producto y "adivinar" el hueco en el mercado en el que se podría mover. "El paradigma actual es distinto, se le pregunta al cliente qué problemas tiene y, en base a esos problemas, se diseñan productos o servicios para solucionarlos", ha señalado.

Te puede interesar