Amancio Ortega compra el Royal Bank Plaza de Toronto, un rascacielos de 180 metros revestido de oro, por algo más de 800 millones de euros

Royal Bank Plaza, edificio adquirido por Amancio Ortega.
Royal Bank Plaza, edificio adquirido por Amancio Ortega.

Getty Images

  • Amancio Ortega ha comprado el Royal Bank Plaza, un rascacielos ubicado en Toronto, en Canadá.
  • La operación se ha cerrado por algo más de 800 millones de euros y supone la inversión más fuerte de Pontegadea, el brazo inmobiliario e inversor de Ortega.
  • Pontegadea tiene además edificios en Reino Unido, EEUU y España, donde mantiene la propiedad de algunos inmuebles icónicos que reflejan la confianza del dueño de Zara en este sector.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Amancio Ortega, dueño de la cadena de ropa Zara y hombre más rico de España, ha acordado la compra del rascacielos Royal Bank Plaza de Toronto a dos fondos de pensiones canadienses por 1.200 millones de dólares canadienses, unos 840 millones de euros.

Tal y como ha informado este jueves Bloomberg, la venta de la icónica torre, que cuenta con unas características ventanas revestidas en oro y está ubicada en el corazón de la capital financiera de Canadá, es una de las mayores transacciones de un edificio de oficinas a nivel mundial desde el inicio de la pandemia.

En concreto, informa este medio, por la parte vendedora la operación ha corrido a cargo de Oxford Properties, el brazo inmobiliario del fondo de pensiones de Ontario para los trabajadores municipales, y de Canada Pension Plan Investment Board.

Estos fondos pusieron la propiedad a la venta el año pasado tratando de conseguir por ella al menos unos 700 millones de euros, según una persona cercana a la operación y consultada por Bloomberg que ha preferido no identificarse dado el carácter privado del acuerdo.

Por parte de Amancio Ortega, las negociaciones las ha llevado Pontegadea, la empresa que sirve como vehículo inversor en el mercado inmobiliario al patriarca de la familia que lidera la lista Forbes de los más ricos de España.

Porque no solo de ropa vive el dueño de Zara, que a pesar de poseer un auténtico imperio textil mantiene una fe casi inquebrantable en los bienes raíces a la hora de invertir y, llegado el caso, incluso a la hora de refugiar sus activos cuando el mercado bursátil se muestra volátil.

Esto ha convertido a la propia Pontegadea en la inmobiliaria más importante de España. Por ejemplo, la empresa también fue la encargada de adquirir en 2019 por unos 375 millones de euros un complejo de oficinas en Seattle.

La compra convirtió a Ortega nada menos que en arrendatario de un espacio de oficinas reservadas a la tecnológica Facebook. Era la segunda operación de Amancio Ortega en la ciudad del noroeste de EEUU. En la primera, fijó la vista en un edificio en el que tenía oficinas Amazon.

Tampoco es la primera compra que hace Pontegadea en Canadá. En 2016, la sociedad adquirió un edificio histórico en una de las principales calles comerciales de Montreal por alrededor de 29 millones de euros, mientras que en 2014 compró otro inmueble en Toronto.

Fuera de España, Ortega posee activos en Reino Unido, EEUU y Asia. Siempre a través de Pontegadea, claro, y sin olvidarse nunca del todo de España.

A nivel nacional, Ortega posee la Torre Foster, conocida también como Torre Cepsa, en el complejo de las Cuatro Torres de Madrid. Además, es el propietario del edificio donde está el Primark de la Gran Vía madrileña, entre otros muchos edificios emblemáticos que figuran en su vastísima cartera de activos inmobiliarios.

Como consecuencia, a principios de 2021 el valor de la cartera inmobiliaria de Amancio Ortega estaba ya por encima de los 15.000 millones de euros tras compensar las pérdidas de 132 millones de euros cosechadas Pontegadea Inmobiliaria en 2019.

Se trata de operaciones que han contribuido a convertir a Amancio Ortega en el hombre más rico de España con una diferencia sideral sobre el resto de contendientes, según el listado de los más ricos publicado recientemente por la lista Forbes.

Con una Fortuna valorada en 67.000 millones de euros, nadie se le acerca a Ortega ni remotamente. La que más cerca está, con 6.300 millones de euros, es Sandra Ortega, su propia hija. 

Con estas nuevas operaciones, Ortega hace además su primer movimiento para afrontar sus grandes retos de cara a 2022: hacer frente a la inflación y a la amenaza que supone para Zara la sombra del gigante Shein.

Por ello, Pontegadea ha cerrado la que sin duda es hasta el momento su operación más ambiciosa. Construido para reemplazar la antigua sede central del banco en la Place Ville-Marie de Montreal, el Royal Bank Plaza consta en realidad de dos rascacielos uno de 180 metros de altura y otro de unos 112 metros.

Visita obligada para todo turista que quiera pasar unos días en Toronto, cada una de sus características ventanas está revestida de capa de oro de 24 quilates.

A pesar de que la lujosa obra tuvo un coste de un millón de dólares, no se trató de un gasto enteramente superficial: la idea, explicaron entonces los diseñadores de los edificios, era que el oro hiciera las veces de aislante térmico, con lo que este no solo daría al Royal Plaza su característico aspecto dorado, sino que ayudaría a ahorrar en calefacción. 

Otros artículos interesantes:

Amancio Ortega pone a la venta su yate de lujo por 76 millones de euros: la embarcación será sustituida por otra de 182 millones

Los más ricos del mundo disparan su fortuna en el último mes: cuánto han ganado exactamente Elon Musk, Jeff Bezos o Amancio Ortega

Amancio Ortega orquestó 3 sociedades en Malta para pagar menos impuestos por su superyate 'Drizzle' de 95 millones de euros

Te recomendamos

Y además