Amazon denuncia a los administradores de 10.000 grupos de Facebook por publicar reseñas falsas en España y otros 6 países

Aplicación de Amazon en un smartphone.
Aplicación de Amazon en un smartphone.

reuters

Las reseñas falsas de productos y el fraude que las rodea son un problema grave para Amazon, que en los últimos años ha intensificado sus medidas contra este tipo de prácticas.

La última medida del gigante del comercio electrónico se orienta a combatir los grupos de Facebook en los que las marcas convencen a los usuarios para que publiquen opiniones falsas en las páginas de diferentes productos de Amazon.

La compañía ha denunciado este lunes a los administradores de 10.000 de estos grupos de Facebook por participar supuestamente en la coordinación de reseñas falsas a cambio de dar a los usuarios participantes dinero o bienes a cambio, como ha informado el portal TechCrunch.

Los 10.000 grupos, que suponen todos los que Amazon ha detectado desde 2020, distribuían las valoraciones falsas en páginas de productos a la venta en 7 países diferentes: España, Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Alemania, Italia y Japón.

Amazon se ofrece a competir con mayor igualdad con los vendedores externos: no usará sus datos ni les relegará en Prime para evitar sanciones de la UE

Solo uno de los grupos, llamado 'Amazon Product Review' (reseñas de productos de Amazon, en inglés), contaba con más de 40.000 miembros en Facebook antes de que la red social lo eliminase a principios de este año 2022.

Para que el fraude no fuese detectado, en este grupo usaban la técnica de cambiar algunas letras en las reseñas, de manera que lograban evadir los sistemas de detección automática de Inteligencia Artificial de Amazon.

No es la primera vez que Amazon se ve afectada por problemas con las reseñas falsas. En 2018, una investigación publicada por el diario The Washington Post puso el foco sobre el predominio de valoraciones fraudulentas en determinadas categorías de producto de la plataforma de comercio.

En aquel caso, se descubrió que las marcas contactaban con los compradores de Amazon precisamente a través de Facebook para ofrecerles algún tipo de compensación por sus opiniones de sus productos.

Al publicar estas reseñas, las marcas lleva a cabo un fraude con el que consiguen que sus productos tengan valoraciones más altas que las que obtienen orgánicamente o que la plataforma los coloque en posiciones de privilegio en sus algoritmos de búsqueda o de recomendación de productos, ganando visibilidad en ambos casos.

Otra variante, aunque mucho menos común, es la de marcas que ha utilizado la reseñas falsas de Amazon para bajar la valoración de los productos de sus competidores, con malas valoraciones de los mismos.

Otros artículos interesantes:

Los 12 CEO mejor pagados, desde Andy Jassy de Amazon a David Baszucki de Roblox: todos ganaron más de 100 millones de euros el año pasado

Amazon reduce a la mitad su oferta de productos de sus marcas propias por sus bajas ventas y la presión regulatoria

Los sueldos de Amazon Web Services al descubierto: cuánto ganan sus ingenieros, analistas y otros en 2022

Te recomendamos