Amazon eliminará de su plataforma aquellos productos que afirmen acabar con el coronavirus para combatir la desinformación que hay alrededor de este brote

Un hombre junto a una señal informativa sobre el coronavirus, en un hospital de Bogor, cerca de Yakarta, Indonesia, el 3 de febrero de 2020.
Un hombre junto a una señal informativa sobre el coronavirus, en un hospital de Bogor, cerca de Yakarta, Indonesia, el 3 de febrero de 2020.
Yulius Satria Wijaya / REUTERS
  • Amazon ha enviado un correo informativo a sus vendedores en el que advierte que eliminará de su plataforma todos aquellos productos que afirmen acabar o prevenir el coronavirus, según informa la CNBC.
  • Tal y como asegura la cadena de noticias estadounidense, Amazon considera restablecer los listados censurados si se eliminan las "afirmaciones médicas prohibidas" del producto, es decir, las afirmaciones de marketing sanitario no aprobadas sobre el brote.
  • Pero haciendo una búsqueda en el famoso e-commerce aún es posible encontrar artículos, como desinfectantes, que afirman "matar el coronavirus".
  • Las advertencias de Amazon se unen a las medidas tomadas ya por Facebook, Twitter o Google en un intento de combatir noticias falsas y desinformación sobre el nuevo virus.
  • Descubre más historias en Business Insider España.
Cintillo especial Coronavirus

Amazon eliminará de su plataforma los productos que afirmen combatir o prevenir el coronavirus.

A medida que el brote se extiende (ya supera los 2.000 muertos y cuenta con más de 76.000 afectados) ciertos vendedores de la plataforma parecen haber encontrado una manera sencilla de promover sus artículos: asegurar que ayudan frente al nuevo virus.

Para detener este abuso y luchar contra la información falsa sobre el coronavirus, Amazon ha comenzado esta semana a enviar correos electrónicos a sus vendedores en los que les hace saber que dejará de comercializar todos aquellos productos que aseguren ayudar o combatir esta nueva enfermedad.

Así lo ha dado a conocer la cadena de noticias CNBC, quien ha tenido acceso a uno de los correos enviados a un comerciante sobre la retirada de sus máscarillas faciales.

"Este producto ha sido identificado como una máscara facial o un producto relacionado que hace afirmaciones de marketing médico no aprobadas sobre el coronavirus o la gripe. Los productos que hacen afirmaciones de marketing médico no pueden comercializarse legalmente en los EE UU sin la revisión y aprobación previa de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA). La política de Amazon prohíbe la inclusión o venta de productos que se comercializan como dispositivos médicos no aprobados o no registrados", recoge el correo mostrado por CNBC.

Leer más: Youtube ha desmonetizado los vídeos de influencers que hablan sobre el coronavirus

Según recoge el medio, una vez retirados, los artículos podrán ser comercializados de nuevo si se eliminan las "afirmaciones médicas prohibidas" del producto, es decir, las afirmaciones de marketing sanitario no aprobadas sobre el brote.

Pero a pesar de las advertencias del gigante de internet, aún es posible encontrar en Amazon productos que afirman en su descripción combatir el coronavirus.

En una búsqueda rápida es posible rastrear hasta tres desinfectantes que aseguran "matar" el coronavirus.

Amazon producto coronavirus
BI España/ Anazon

Algunos no solo utilizan esta falsa publicidad de marketing en su descripción del artículo, además incluyen los efectos contra el coronavirus en su etiquetado.

Amazon productos coronavirus
BI España/ Amazon

Amazon no es la única tecnológica que ha comenzado a imponer medidas encaminadas a combatir los bulos y la desinformación sobre el coronavirus en internet.

Facebook avisó el pasado mes de enero que eliminaría todo aquel contenido que conllevara afirmaciones falsas (incluyendo curas o métodos de prevención) o teorías de conspiración a cerca del coronavirus, según daba a conocer una publicación en el blog corporativo publicada por Kang-Xing Jin, jefe de salud en Facebook.

"Nuestra red global de verificadores de hechos de terceros continúa su trabajo revisando el contenido y desacreditando las falsas afirmaciones que se están propagando relacionadas con el coronavirus. Cuando clasifican la información como falsa, limitamos su difusión en Facebook e Instagram y mostramos a las personas información precisa de estos socios. También enviamos notificaciones a las personas que ya han compartido o intentan compartir ese contenido para alertarles de que se ha verificado", señala la entrada publicada el pasado 30 de enero, fecha en la que la OMS declaró el coronavirus emergencia sanitaria internacional.

Por su parte Twitter también ha dado a conocer sus medidas para combatir la posible desinformación sobre el nuevo virus.

Como notifica en su blog, la plataforma ha creado un nuevo aviso de búsqueda que garantiza que cuando se realiza una búsqueda en la red sobre #coronavirus, lo primero que encuentra el usuario es información creíble y autorizada en su propio idioma.

Captura de pantalla del anuncio automático al que dirige Twitter en España al buscar sobre el coronavirus.
Captura de pantalla del anuncio automático al que dirige Twitter en España al buscar sobre el coronavirus.
BI España/Twitter

Twitter además precisaba en la publicación que todos los contenidos relativos a posibles afirmaciones falsas, "serán eliminados de nuestro servicio".

Asimismo, YouTube anunciaba el pasado 18 de febrero que el brote del coronavirus de Wuhan pasaba a ser catalogado en su plataforma como "tema sensible", lo que a su vez lleva asociado que todos aquellos vídeos relacionados con la epidemia sean desmonetizados.

Lee el artículo completo de CNBC aquí

LEER TAMBIÉN: El 80% de casos del Covid-19 son leves: las claves del mayor estudio sobre el coronavirus realizado hasta ahora

LEER TAMBIÉN: Los organizadores de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 dicen que no hay un 'Plan B' ante los temores del coronavirus

LEER TAMBIÉN: El coronavirus muestra la vulnerabilidad del euro ante las crisis del mercado

VER AHORA: Javier Gándara, director general de easyJet para el Sur de Europa: “Nuestro gran reto es conseguir que volar vuelva a ser asequible para todos los bolsillos tras la crisis”