Pasar al contenido principal

Amazon ofrecerá préstamos a los negocios que vendan en su plataforma: todo lo que ha hecho el gigante tecnológico para aumentar su oferta de servicios financieros

El fundador, CEO y presidente de Amazon, Jeff Bezos.
El fundador, CEO y presidente de Amazon, Jeff Bezos. Clodagh Kilcoyne

Reuters

  • Algunos gigantes tecnológicos, como Amazon, no tienen la mirada puesta en Wall Street. Pero lo que sí hacen es construir redes de socios del ámbito financiero y cerrar acuerdos con los mismos. 
  • Los productos financieros de Amazon son una vía para incrementar el número de vendedores y compradores que usan su plataforma.
  • Recientemente, la firma se ha aliado con Goldman Sachs para dar crédito a los comercios que usan su e-commerce.
  • El gigante tecnológico está intentando ampliar su base de negocios, para lo que ha buscado varias fórmulas, como soluciones para optimizar pagos o la posibilidad de comprar en su web con efectivo. 
  • Te contamos qué está haciendo Amazon para ganar peso con soluciones de banca tradicional y, así, hacer crecer su negocio.
  • Descubre más historias en Business Insider España

Hace tiempo que se rumorea que Amazon está dirigiéndose al sector de los servicios financieros. Su ambición pasa por lanzar vías de crédito para los pequeños comercios de su plataforma. Y, lo que está claro, es que el gigante tecnológico está interesado en ese negocio.

Muchos bancos pueden temer que Amazon se haga fuerte entre la competencia, pero, en realidad, parece que lo que quiere la compañía es ofrecer los mismos servicios que una entidad financiera. Eso sí, en su propia plataforma, según se desprende de un informe de CB Insights.

"Nuestras conclusiones revelan que Amazon no quiere estar en la próxima generación de bancos. Lo que sí está claro es que el e-commerce está muy interesado en prestar soluciones financieras en línea con su negocio estratégico. Es una vía para incrementar los vendedores y compradores de su ecosistema", apunta la firma de análisis.

Amazon se ha aliado con Goldman Sachs para dar crédito a las pequeñas empresas que se anuncian en su web, según la CNBC. Es el último movimiento del gigante tecnológico en su entrada a los servicios bancarios.

Leer más: La jefa de Amazon en España revela cuál es su producto favorito de toda la web

La firma no es la única que está yendo en esa dirección. Google y Apple también se han metido en el sector de las finanzas, aunque suelen hacerlo a través de socios especializados. Por ejemplo, la Apple Card se lanzó junto a Goldman Sachs y Mastercard. Y la cuenta corriente de Google se lanzará con firmas como Citi y Standford Federal Credit Union. 

Sus ofertas financieras suelen integrarse en una estrategia más amplia, que consiste en acrecentar su base de clientes. En el caso de Amazon: aumentar los comercios y negocios que se den de alta en su plataforma y el número de consumidores del comercio electrónico. 

"De algún modo, lo que está haciendo Amazon es construir un banco para sí mismo —lo que seguramente incluirá otros lanzamientos, más allá de los créditos—", señala el informe de CB Insights.

De momento, Amazon no tiene la mirada puesta en Wall Street, aunque no se descarta que tenga un mayor interés a largo plazo, según la firma de análisis. Un ejemplo de esa forma de proceder está en la nube de la compañía, AWS, que fue primero planteada y probada de forma interna para después ofrecerse a terceros. 

A continuación, repasamos 3 formas en las que Amazon está armando sus servicios financieros y así controlar el mundo del retail online.

Préstamos para pequeñas empresas y consumidores

'Amazon Lending' es la división destinada a dar crédito a los pequeños comercios de la plataforma. Amazon se lanzó en 2011 y, unos años más tarde, en 2018, se asoció con Bank of America para ofrecer ayuda financiera a las empresas que empezaran a vender en su sitio web. Se trataba de una ayuda de acceso a la plataforma. Entre 2011 y 2019, Amazon ha emitido 5.000 millones de dólares en crédito (4.400 millones de euros).

Y ahora, la firma para consumidores de Goldman Sachs, Marcus, ofrecerá prestamos a los comercios de la tecnológica. En los últimos meses, se ha difundido el rumor de que Amazon buscar firmar nuevas alianzas con otras entidades financieras y profundizar en el mercado de crédito, más allá de Goldman Sachs. Ese acuerdo es el segundo del grupo bancario con un gigante tecnológico, después del firmado con Apple.

Leer más: La jefa de Amazon en España cree que es una buena noticia que Google y Facebook se adentren en la guerra del comercio electrónico: "Cuánta más competencia, más innovación"

Que Amazon dé préstamos a sus comercios ayuda a que estos puedan vender más en su plataforma, según el informe de CB Insights.

Por la parte del consumidor, la firma de Jeff Bezos tiene tarjetas de crédito para compras en el e-commerce, para miembros de Prime y, también, para clientes que no lo son. Y, para gente que paga con efectivo, Amazon tiene una solución, una tarjeta que lanzó el año pasado con Synchrony. Por otra parte, ofrece financiación al 0% para ciertas compras en su web.

Lo que está claro es que esos esfuerzos buscan atrapar al mayor número de clientes posibles en el mercado de crédito e "incentivar que se queden con la marca y hagan sus compras, fidelizándolos así con su ecosistema", según el estudio.

Sus tarjetas de Visa se pueden usar en cualquier lado, pero Amazon da ventajas a quienes las usen para comprar en su retail online

Facilitar los pagos 

Para cualquier competidor en retail, tener una infraestructura de pagos sólida es esencial. Amazon dispara sus ventas reduciendo cualquier fricción que pueda darse entre la compra y la venta

Además de ofrecer diversas soluciones de pago, la compañía ha desarrollado su propio servicio: 'Amazon Pay'. Este ofrece carteras digitales para que los consumidores puedan comprar en su plataforma y en las de sus socios, como Brooklinen y Vineyard Vines. Cada vez que un cliente usa 'Amazon Pay', la firma se lleva intereses por la transacción.

Amazon no ha detallado cuántos clientes usan su método de pago, pero parece que estos van en aumento. En el 'Prime Day' del año pasado, el gigante tecnológico ofreció a los consumidores devolverles un 30% de sus compras, si las hacían por esta vía.

Leer más: Mariangela Marseglia, responsable de Amazon en España, lamenta que Hacienda quiera adelantar el cobro de la tasa Google: "El mercado no es solo un país, necesitamos normas globales"

Y, para conseguir que cada vez más negocios se den de alta, la compañía cobra tarifas bastante competitivas. 

En las tiendas 'AmazonGo', sin cajas registradoras, los clientes usan la app de la firma para llenar el carrito y, mediante sensores y cámaras, se monitorizan los productos se han añadido a la cesta, cobrándose automáticamente a la salida.

Los establecimientos de la compañía están proliferando en muchas ciudades de EEUU, como Chicago, Nueva York y Seattle.

Liquidez para las personas sin cuentas bancarias

Para llegar a los clientes que prefieren el efectivo, la empresa de Bezos lanzó en 2017 'Amazon Cash'.

Actualmente, los consumidores de EEUU pueden pagar con efectivo en cerca de 100.000 sitios especializados en ese servicio, como las máquinas de CoinStar o a través de socios Western Union o MoneyGram, a través de quienes se canjean códigos para comprar en Amazon por el importe en efectivo.

En 2019, el gigante del comercio electrónico sacó 'Amazon PayCode', como alternativa para los clientes que quisieran comprar con monedas y billetes en su web. En vez de cargar dinero en la cuenta, esta solución funciona con un código QR que escanean los compradores para tramitar su carrito. Después, en una sede de Western Union pagan en efectivo. Los productos no se envían hasta que se haya completado el último paso. Este sistema está en países como Indonesia, Perú, Filipinas y EEUU.

 

Este artículo fue publicado originalmente en BI Prime

Y además