Amazon falsificó las temperaturas en un almacén para no cerrar por el calor, revela un documento de sus trabajadores

Andy Jassy, CEO de Amazon.
Andy Jassy, CEO de Amazon.

REUTERS/Mike Blake

  • Amazon falsificó las temperaturas de uno de sus almacenes para no cerrar por durante una ola de calor este verano. Mientras que el termómetro de los almacenes marcaba 25 °C en sus almacenes, los empleados llevaron los suyos propios y documentaron temperaturas entre 32-35º C. 
  • El informe, elaborado por trabajadores en un centro de carga aérea de Amazon en San Bernardino, apunta a que se “documentaron temperaturas extremadamente altas y graves inconsistencias con los propios monitores de temperatura de Amazon”.
  • Comienza el día bien informado con la selección de noticias de Business Insider España: suscríbete gratis aquí.

Mientras una ola de calor abrasaba California al final de este verano infernal con cifras de récord, los trabajadores de un centro de carga aérea de Amazon en San Bernardino las pasaban canutas para desempeñar sus tareas diarias debido al ambiente sofocante y las elevadas temperaturas.

Tal y como recoge el diario Los Angeles Times y denuncia un documento emitido la semana pasada por el Centro de Recursos para Trabajadores de Almacén, en la instalación conocida como KSBD Amazon habría falsificado las temperaturas para no cerrar por la ola de calor. Una decena de empleados registraron de forma encubierta las temperaturas extremas en el lugar de trabajo.

El informe, único en su tipo, refleja es un nuevo reflejo del creciente movimiento laboral en Amazon, donde los esfuerzos de sindicalización y las protestas son cada vez más comunes, incluida una huelga en las mismas instalaciones el mes pasado. Todo ello pese a los intentos constantes de la compañía de reprimir cualquier organización sindical de los trabajadores.

Los empleados "no esperaron a que Amazon decidiese tomar en serio su salud" y "documentaron temperaturas extremadamente altas y graves inconsistencias con los propios monitores de temperatura de la compañía”.

 

Las lecturas de temperatura se tomaron entre el 31 de agosto y el 6 de septiembre: las registraron en varios puntos como el almacén, dentro de las bodegas de carga de los aviones y en la pista, donde decenas de trabajadores cargan y descargan mercancías de los aviones.

La portavoz de Amazon, Mary Kate McCarthy Paradis, afirma que el informe ignora los protocolos implementados por la compañía para cumplir con los estándares de la industria y calificó los hallazgos de "engañosos o simplemente inexactos". 

En un correo electrónico apunta que el centro de carga aérea de KSBD cuenta con un equipo de profesionales de seguridad capacitados para controlar la temperatura y garantizar que los empleados tomen descansos adicionales. 

Según los empleados, las temperaturas rozaron los 50 grados dentro de los aviones de carga y de los camiones con remolque. Durante esa semana de ola de calor, los termómetros se mantuvieron entre los 24 y los 32 grados en los interiores, mientras que el día 4 de septiembre, la pista estaba a casi 50 grados.

Los máximos registrados en el área alcanzaron los 43 grados durante la ola de calor, pero las temperaturas cercanas a las superficies oscuras y al pavimento pueden superar en 10 grados este dato. 

En Estados Unidos, la normativa dictada por la División de Seguridad y Salud Ocupacional (Cal/OSHA), requiere que los empleadores den acceso a sombra, agua y descansos preventivos para refrescarse en los trabajos al aire libre cuando el mercurio llega a los 26 grados. 

En condiciones de calor extremo, definidas a partir de los 35 grados, se deben recordar las prácticas seguras, fomentar los descansos y beber agua, y monitorizar a los trabajadores para evitar golpes de calor y otros problemas de salud. En interiores, todavía no existe un estándar registrado equivalente para el calor. 

Varios estudios señalan que cerca de mitad de las muertes relacionadas con el calor ocurren en el primer día de trabajo de un trabajador, y más del 70% de estos decesos suceden durante la primera semana laboral del empleado. 

"No hay tiempo para descansar más de uno o 2 minutos en 4 horas de carga del avión, ni siquiera para usar el baño"

El informe denuncia que grupos de 50 trabajadores acudieron al gerente general de la instalación al principio de la ola de calor para recordarle a la compañía que cumpliera con la ley estatal existente sobre seguridad en el lugar de trabajo, así como las reglas de prevención. Amazon cumplió con el suministro de agua fría, agregó más ventiladores y alentó a descansos para refrescarse. 

El portavoz de Amazon destacó que los centros aéreos de Amazon están "totalmente controlados por el clima y tienen aire acondicionado y ventiladores de alta velocidad para aumentar el flujo de aire".

Sin embargo, Amazon no respondió a la solicitud de The Times sobre las temperaturas registradas durante la hora de calor ni tampoco hizo comentarios sobre los registros de lectura térmica realizados por los propios empleados. Otro portavoz de Amazon, Paul Flaningan, declaró a la CNBC a mediados de agosto que la temperatura más alta registrada en sus instalaciones fue de 21 grados.

Además, desde el anonimato varios trabajadores apuntaron a que en los 2 primeros días de la ola de calor se fomentaron los descansos, pero después el ritmo se aceleró y el horario volvió a la normalidad. "No hay tiempo para descansar más de uno o 2 minutos en 4 horas de carga del avión, ni siquiera para usar el baño", dijo un empleado, desde el anonimato para evitar repercusiones.

El grupo, que se autodenomina Inland Empire Amazon Workers United, presentó por primera vez quejas de calor sofocante tanto en interiores como en exteriores a principios de este verano. Además, más de 900 empleados han firmado una petición exigiendo aumentos salariales

Otros artículos interesantes:

No habrá nuevos almacenes logísticos de Amazon en España hasta 2024

Las formas más eficaces y baratas de refrescar el cuerpo durante una ola de calor, según científicos

Ya es oficial: España ha vivido el verano más caluroso de los últimos 50 años

Te recomendamos