Wickr, recién comprada por Amazon, fue durante años la plataforma estrella de los narcos y la 'deep web': ahora se perfila como una potente arma para luchar contra Alibaba

Amazon mensajero - BI

Reuters

  • La compra de Wickr por parte de Amazon le permite entrar en un nuevo mercado, el de la mensajería instantánea.
  • Wickr es una plataforma que no requiere de registro con email o teléfono que se ha popularizado entre ciberdelincuentes.
  • La integración de Wickr en AWS sigue un modelo similar al de Alibaba y DingTalk.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La sombra de Amazon se proyecta por tantos sectores que es difícil seguir su rastro. Sus tentáculos se extienden desde el dominio del comercio electrónico con su forma original hasta la pelea por el streaming con Prime Video y Music. Todo esto pasando, entre otros, por los servicios en la nube con Amazon Web Services (AWS). Amazon es un universo que sigue en expansión.

El gigante de Jeff Bezos no para de crecer a un ritmo frenético y ahora ha entrado en una batalla por las videoconferencias y la mensajería rápida, en la que hasta ahora no tenía presencia, gracias a la compra de Wickr por una cantidad que no se ha hecho pública.

"Estamos muy contentos de anunciar que AWS ha adquirido Wickr, una compañía innovadora que ha desarrollado la tecnología de comunicación con encriptación en ambos extremos más segura de la industria", asegura el vicepresidente y jefe seguridad de AWS, Stephen Schmidt, en la nota de prensa que ha anunciado la compra.

Jeff Bezos, fundador de Amazon
Jeff Bezos, fundador de Amazon

REUTERS/Clodagh Kilcoyne

Amazon domina el mundo, no hay duda. Pero tras la adquisición del app fundada por expertos en seguridad como Robert Statica o Nico Sell, también se ha convertido en dueña de una parte del submundo.

Ya en 2018, el diario británico Verdict alertaba del uso que hacían de Wickr "los narcotraficantes de la deep web". Vice, mientras tanto, hablaba del "Amazon del inframundo". Un pronóstico de lo que estaba por venir.

La serie protagonizada por un hacker, Mr. Robot, popularizó Wickr para las masas. En España, la policía la ha tenido en su radar durante sus indagaciones en el caso kitchen —donde se investiga al excomisario Villarejo por el presunto espionaje ilegal del extesorero del PP, Luis Bárcenas—. 

En el mercado del narcotráfico, mientras tanto, Wickr es una herramienta de lo más común para menudear con productos que se exponen abiertamente en Instagram.

Un problema global que también tiene base en España

El proveedor americano de servicios a la recuperación y desintoxicación, American Addiction Centers, cuenta a través de su plataforma DrugAbuse.com que como parte de su investigación sobre la venta de drogas en redes sociales, encontró 50 cuentas de Instagram en un solo día a través de hashtags como #weed4sale.

En España, una búsqueda similar lleva a cuentas que anuncian "que no se vende nada" para seguidamente enumerar las plataformas por las que se puede contactar: Wickr, No1BC, Chatmail y Silentphone —todas ellas encriptadas—.

Una cuenta en particular suma con más de 21.000 seguidores, y hasta un subhilo de Reddit según ha podido comprobar este medio.

La profesora de la EAE Business School, Selva Orejón, explica que Wickr no requiere que tengas un correo o número de teléfono asociado. Por tanto, detalla, es una plataforma que usan muchos trabajadores de servicios de inteligencia en Estados Unidos.

Orejón es directora ejecutiva de la empresa onBranding, especializada en identidad digital, reputación online y ciberinvestigación. Cuenta a Business Insider España que la aplicación ha dado muchos dolores de cabeza a la policía.

"Es una de las aplicaciones que más se utilizaba en el mundo criminal porque es una de las que más garantías daba a la hora de permanecer, digamos, en la anonimidad", expone.

El Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías hace referencia a Wickr en su estudio del impacto del covid en el mercado de las drogas, arguyendo que es una de las plataformas involucradas en el método de distribución llamado "envío muerto".

En este método, el comprador transfiere fondos al vendedor y espera para recibir las coordenadas de ubicación del producto, que está escondido. Frecuentemente, describe el estudio del Obersvatorio, "se usan criptodivisas y canales de comunicación encriptados".

Un posible final para estos canales y un futuro prometedor

La experta en ciberseguridad Selva Orejón avisa, no obstante, que el hecho de que Amazon haya comprado Wickr pone en tela de juicio que esa privacidad que la diferencia del resto de aplicaciones se vaya a mantener.

"Si yo me dedicara a la delincuencia, ahora dejaría de utilizar Wickr", sentencia. "¿Por qué? Muy sencillo, porque Amazon contesta a las comisiones rogatorias, a las órdenes judiciales...".

Según este informe de transparencia de Wickr, la empresa recibió 145 peticiones de jueces, órdenes de registro o peticiones de otros tipos entre julio de 2020 y diciembre de 2021. La compañía responde a estas peticiones con detalles de la cuenta como su fecha de creación o el número de mensajes enviado, pero no de su contenido, según asegura el informe.

Biden revoca las órdenes de Trump que bloqueaban a TikTok y WeChat, y define nuevos criterios para evaluar si una app comporta riesgos para la población

Orejón también alerta de que Amazon almacena un montón de información de finger printing. El finger printing es un método de rastreo de usuarios que se aplica a través de apps y navegadores, permitiendo dibujar una huella de hábitos de uso y navegación del usuario.

Por tanto, pese a la encriptación ofrecida por Wickr, la implantación de la misma en distintos ámbitos como el empresarial posibilita que Amazon tenga al alcance de la mano muchos más datos de usuarios.

Orejón dice que en "Amazon son los genios del uso y la monetización de los datos de los usuarios", y teoriza que combinando datos de mensajería con su plataforma de e-commerce, Amazon podría hacer competencia a Alibaba.

Amazon ha demostrado que no se esconde en ninguna guerra y esta misma semana se ha revelado que la compañía ha entablado conversaciones con otras empresas para formar una "Alianza Rebelde" que rete a Microsoft.

La idea sería crear un paquete de aplicaciones con otros fabricantes de software para competir con Microsoft en el mercado de la productividad laboral, algunas firmas con las que Amazon ha contactado son Dropbox, Slack y Smartsheet.

La compra de Wickr, por tanto, no solo encaja perfectamente en esa idea, permite a Amazon hacer la guerra por su cuenta si así lo decide.

Alibaba.
Reuters.

El grupo Alibaba, dueños de AliExpress, tiene su propia plataforma de comunicación, DingTalk, que cuenta con más de 200 millones de usuarios, según este informe. Todavía queda lejos de los más de 1.000 millones que están en WhatsApp, pero es una apuesta firme del conglomerado.

En su cumbre anual de este año, Alibaba Cloud ha reiterado su intención de integrar DingTalk en su sistema de almacenamiento en la nube, según informa TechCrunch.

DingTalk se diseñó inicialmente para la comunicación empresarial, de acuerdo a TechChrunch, pero "ha florecido en una plataforma todo en uno con una miríada de aplicaciones hechas para el trabajo, la educación y los servicios gubernamentales". El ministerio de educación, cuenta el medio, puede "encuestar fácilmente a padres y alumnos a través de DingTalk".

La integración de Wickr en Amazon Web Services parece imitar este modelo, y además garantiza la presencia de la compañía de Jeff Bezos en un nuevo mercado. Veni, vidi, ¿vici?

Otros artículos interesantes:

La Europol desmantela varias mafias tras afirmar haber reventado el protocolo de encriptado de una app de mensajería, pero esta lo niega

Cambios en Facebook para integrar sus redes sociales: la última actualización de Instagram une su chat con Messenger

La CNMC investiga a Amazon y Apple por un posible acuerdo entre ambas para imponer restricciones a la competencia