Los empleados de Amazon están dimitiendo a un ritmo que duplica el de los últimos años, sobre todo por los bajos salarios y el aumento de la competencia, según documentos internos

Andy Jassy y Jeff Bezos.

Mike Blake/Reuters; Joshua Roberts/Reuters; Skye Gould/Business Insider

Un número cada vez mayor de empleados que Amazon no quiere perder está dejando la empresa, según datos internos obtenidos por Business Insider.

Una métrica de seguimiento interno, llamada tasa de renuncias no deseadas, ha alcanzado una media del 12,1% desde junio de 2021, más del doble que la media de los últimos años, según datos internos obtenidos por Business Insider. Esa cifra había rondado el 5% desde 2016 hasta mediados de 2021.

Las renuncias no deseadas se refieren a los empleados que Amazon no quería que salieran de la empresa, normalmente a través de salidas voluntarias. En otra métrica diferente, llamada deserción no lamentada, Amazon sigue de cerca a los empleados que no teme perder, como ha publicado en el pasado Business Insider.

Amazon ha preferido no hacer comentarios sobre estos datos.

El aumento de las renuncias no deseadas dentro de Amazon es una de las muchas consecuencias del aumento de la inflación, de la subida de los sueldos entre las empresas de la competencia y la lucha por el talento que existe en ciertos sectores cualificados en Estados Unidos. Esa combinación de factores está facilitando que los empleados corporativos más preciados por la empresa encuentren mejores oportunidades en otros lugares. 

Varios empleados de Amazon que hablaron previamente con Business Insider explicaban que los salarios relativamente bajos de las compañía, el estancamiento del precio de las acciones —a las que tienen acceso como parte de su remuneración a través de stock options— y una cultura de trabajo extenuante han contribuido a que la tasa de renuncias no deseadas haya aumentado.

Para hacer frente a algunas de las preocupaciones salariales, Amazon elevó el sueldo base de los empleados corporativos a principios de este año y está en camino de gastar una cantidad récord en la entrega de acciones a los empleados. Sin embargo, la mayoría de los empleados de Amazon ya han dicho a Business Insider que los aumentos salariales están siendo decepcionantes.

La tasa de rotación de empleados es incluso mayor en algunos ciertos equipos concretos, según muestran los datos internos.

Estos son los 13 directivos que marcarán el futuro de Amazon en España

El equipo de socios de servicios de entrega de Amazon, que gestiona a los terceros contratados por la empresa para realizar las entregas, experimentó una tasa de deserción total del 55%  el año pasado, según estos documentos internos. El equipo culpó a los constantes cambios de liderazgo de impulsar "más incertidumbre", así como de la baja moral de los empleados en torno a la satisfacción laboral. El equipo decidió reducir sus planes de expansión para este año.

El equipo de entrega con drones de Amazon, llamado Prime Air, también está experimentando un nivel de rotación de empleados sin precedentes. El desgaste del equipo creció hasta el 30% el año pasado desde un 20% de 2020. Un equipo dentro de Prime Air perdió la friolera del 71% de sus empleados.

Otros equipos, como la unidad de la nube de Amazon Web Services y su división de venta al por menor también se han enfrentado a pérdidas de talento similares. Un equipo dentro de AWS vio cómo se iba el 35% de sus ingenieros, mientras que un grupo de negocios de consumo al por menor perdió el 30% de estos, contaron a Business Insider personas familiarizadas con estos movimientos.

El crecimiento de los abandonos no deseados es particularmente notable, dado que Amazon tradicionalmente siempre se ha enorgullecido de su capacidad de retener a algunos de sus empleados más antiguos y leales.

Así crecen Amazon y sus filiales en España: 6.800 millones de euros de inversión en 10 años y el objetivo de alcanzar 25.000 empleados indefinidos en 2025

En 2019, por ejemplo, el hoy consejero delegado de Amazon, Andy Jassy, que en ese momento era el director general de AWS, mantuvo la tasa de abandono no deseado de su equipo en solo el 4,75%. Peter DeSantis, vicepresidente senior de infraestructura global de AWS, mantuvo esta cifra en el 4,83%. Pero incluso entonces, la remuneración y el desarrollo de la carrera profesional eran las principales razones de que los empleados se fuesen. 

Según los documentos, el 26,8% de las salidas no deseadas apuntaron a la remuneración como motivo para dejar la empresa, mientras que el 19,5% señalaron cuestiones de desarrollo profesional.

Otros artículos interesantes:

Cómo posicionarse en primer lugar con Amazon Ads, según los exdirectores de ventas de anuncios de Amazon

Amazon trabaja en un sistema pionero para que pagues la compra con la palma de la mano

Por qué Jeff Bezos tiene una antigua portada enmarcada en su casa: un "recordatorio" sobre riesgos y emprendimiento a partir del éxito de Amazon

Te recomendamos