"Microsoft, Microsoft, Microsoft": en las reuniones del equipo de aplicaciones empresariales de Amazon no se habla de otra cosa

Andy Jassy, sucesor de Jeff Bezos como CEO.
Andy Jassy, sucesor de Jeff Bezos como CEO.

REUTERS/Mike Blake

  • El equipo de Amazon Web Services está obsesionado con Microsoft, según cuentan a Business Insider fuentes conocedoras de la situación.
  • Amazon es líder en infraestructura en la nube, pero la compañía fundada por Bill Gates domina el mercado de los programas ofimáticos.
  • Se debate sobre la posibilidad de formar una "alianza rebelde" junto a otros proveedores de software para competir con Microsoft.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Amazon es conocida por su obsesión declarada con los clientes, pero hay al menos un equipo dentro de la compañía que está igualmente obsesionado con su principal competidor.

El equipo de aplicaciones comerciales de Amazon Web Services está muy concentrado en recortar distancias respecto a Microsoft. Tanto es así que los temas que tratan en las reuniones internas a menudo se desvían para abordar el dominio de Microsoft 365 en el espacio de los programas ofimáticos, confiesa a Business Insider una persona que está familiarizada con este asunto.

"Amazon dice que no está centrado en la competencia, pero cada reunión se podría resumir en Microsoft, Microsoft, Microsoft", asevera esta fuente.

La principal preocupación de Amazon es que no tiene una alternativa potente al paquete de programas de Microsoft 365, que ofrece desde hojas de procesamiento de texto (Word) y de cálculo (Excel) hasta aplicaciones para realizar videoconferencias y mensajería en equipo (Teams), añade.

Asimismo, Microsoft está haciendo disminuir rápidamente el liderazgo de Amazon Web Services en cuanto soluciones en la nube a través de Microsoft Azure.

La pandemia ha puesto en marcha la imparable fuerza de la nube y Amazon, Microsoft y Google no hacen más que aumentar su poder

Esto significa que Microsoft podría convertirse en un competidor aún mayor para Amazon si incluyese cada vez más este servicio en sus paquetes de programas. Sobre todo en lo que respecta a grandes clientes.

Al mismo tiempo, Amazon Web Services no dispone de una oferta sólida de programas enfocados al mundo laboral. Y eso que ha pasado años tratando de crear sus propios servicios e incluso trabaja con otras empresas como Dropbox, que utiliza tecnología de Amazon para guardar los archivos, Slack o Tableau.

Una de las formas que tienen en mente desde la compañía liderada por Bezos para tratar de dar un vuelco a esta situación es la posibilidad de formar una "alianza rebelde" con otras empresas como las citadas Slack o Dropbox. 

La idea pasa por ofrecer un paquete de aplicaciones a un precio único y luego integrarlas en la plataforma en la nube de Amazon Web Services. Funcionaría con un inicio de sesión único y la facturación estaría unificada.

El objetivo sería ofrecer una alternativa real a Microsoft 365, facilitando que los usuarios compren y administren varias aplicaciones comerciales de diferentes proveedores, aunque de momento no hay nada más allá de algunos esbozos.

El nuevo CEO de Amazon, Andy Jassy, ha pedido al equipo que se emplee a fondo para tratar de ganarle terreno a Microsoft, apuntan fuentes conocedoras del proyecto.

Amazon Web Services tuvo el año pasado aproximadamente el 41% del mercado global de servicios en la nube. Microsoft, por su parte, contó con un porcentaje en torno al 20%, según la consultora Gartner .

Pero dentro de las aplicaciones ofimáticas en la nube, como correo electrónico o procesadores de texto, Microsoft tiene una cuota de mercado del 86%. También es líder en servicios de contenido, con casi una cuarta parte del total del sector, según los datos de Gartner.

Este artículo fue publicado originalmente en BI Prime.

Otros artículos interesantes:

Amazon recurre formalmente la adjudicación a Microsoft de 10.000 millones del proyecto JEDI del Pentágono alegando un "sesgo claro" en la decisión

Así se está convirtiendo España en el 'hub' europeo de los centros de datos

La pandemia ha puesto en marcha la imparable fuerza de la nube y Amazon, Microsoft y Google no hacen más que aumentar su poder