Proyecto Burnham: Amazon tiene un nuevo robot doméstico secreto con funciones similares a ChatGPT

| Traducido por: 
Una imagen de la anterior versión de Amazon Astro.
Una imagen de la anterior versión de Amazon Astro.

Amazon

  • Amazon está trabajando en una versión mejorada de su robot doméstico Astro.
  • Impulsado por la tecnología "Burnham", este robot dispondría de características similares al generador de texto ChatGPT, con una inteligencia artificial basada en grandes modelos lingüísticos.

Amazon está desarrollando una versión mejorada de su robot doméstico Astro. Este nuevo dispositivo comprende mejor aquello que observa y responde de forma más inteligente a todo lo que le rodea, según ha podido conocer Business Insider.

Este movimiento del gigante del comercio electrónico forma parte de un nuevo proyecto secreto de inteligencia artificial, cuyo nombre en clave es "Burnham", que añade una capa de "inteligencia y una interfaz conversacional" a Astro, según documentos internos obtenidos por Business Insider

Denominada "entendimiento contextual", Amazon describe esta nueva tecnología como la "última y más avanzada tecnología de IA diseñada para hacer que los robots sean más inteligentes, más útiles y conversacionales", según muestran los documentos de la compañía.

Amazon suele animar a sus empleados a imaginar futuros comunicados de prensa sobre la tecnología que todavía están desarrollando. En uno de estos documentos relacionados con Burnham, Amazon describe un producto Astro que cuesta 995 dólares (unos 900 euros). 

Además, existiría una cuota adicional, "Burnham Plus", de 24,99 al mes para las funciones estándar de monitorización del hogar, y una versión de Burnham Plus que vendría acompañada del videoportero de Amazon, Ring Video Doorbell, que costaría 34,99 al mes, según este documento.

Burnham forma parte de un proyecto más amplio que podría dar soporte a otros muchos productos. Según especifica Amazon, la tecnología "recuerda lo que ha visto y entendido" y extrae el significado de esas interacciones. También puede entablar un diálogo utilizando la tecnología de grandes modelos lingüísticos —LLM, por sus siglas en inglés— que puede encontrarse en herramientas como ChatGPT.

  • Por ejemplo, si Burnham encuentra una estufa encendida o un grifo abierto sin vigilancia, puede localizar a su dueño y llamarle la atención, según la documentación interna de Amazon.
  • Si un anciano resbala en la cocina, Burnham puede comprobar que está bien y llamar a otras personas para que vengan a ayudarle. Si se trata de una situación de emergencia, puede llamar automáticamente a emergencias.
  • Los propietarios del robot pueden preguntarle dónde han dejado las llaves de casa.
  • Burnham puede comprobar si la ventana de la cocina se dejó abierta ayer por la noche.
  • También puede vigilar si los niños han traído a casa a unos amigos después del colegio.

"En pocas palabras: nuestro robot tiene un cuerpo robusto, ahora lo que necesitamos es un cerebro", afirma uno de los documentos. 

Y añade: "Un robot con Burnham entendería —del mismo modo que un humano— los miles de cosas que ocurren dentro de una casa cada día sin tener que programar explícitamente cada una de ellas, porque ese conocimiento de sentido común está implícito en los datos con los que se entrenó el modelo lingüístico".

Astro robot Amazon

Esta nueva versión representa la nueva fase de desarrollo de Astro, un robot de vigilancia impulsado por Alexa en el que Amazon ha invertido muchos recursos y que, hasta ahora, no parece haber cumplido con las elevadas expectativas de la empresa. 

A pesar de la considerable inversión y de haber puesto a cientos de empleados a trabajar en él, Astro ha afrontado unas valoraciones poco favorables y ha recibido bastantes críticas por parte de la plantilla de Amazon. Además, aunque hayan pasado 18 meses desde el lanzamiento oficial, todavía sigue siendo difícil hacerse con uno de estos robots, ya que solo se pueden comprar por invitación.

La nueva versión de Astro representa el último ejemplo de cómo Amazon está intentando incorporar la IA generativa y los grandes modelos lingüísticos a sus productos y servicios ya existentes, mientras competidores como Microsoft o Google se adentran de lleno en el mercado de los chatbots. 

Planea actualizar su asistente virtual Alexa con funciones similares a ChatGPT y también quiere lanzar generadores de imágenes y vídeos para sus anunciantes, según publicó The Information. Brian Olsavsky, director financiero de Amazon, declaró el mes pasado que estaban reorientando su inversión en logística, su negocio principal, para prestarle más atención a la inteligencia artificial.

En un correo electrónico enviado a Business Insider, un portavoz de Amazon asegura que Astro está "teniendo un comienzo muy prometedor" y que las solicitudes de invitación "siguen siendo fuertes", sin proporcionar cifras específicas.

"Estamos entusiasmados con el potencial de las tecnologías de IA generativa, y estamos deseando utilizar estas tecnologías para inventar nuevas experiencias para Astro que deleitarán a los clientes y harán sus vidas aún más fáciles en el futuro", declara el portavoz.

"Convencidos de que funcionará"

Dave Limp, vicepresidente sénior de dispositivos y servicios de Amazon.
Dave Limp, vicepresidente sénior de dispositivos y servicios de Amazon.

picture alliance/Getty

La idea de Burnham se inspiró en un trabajo de investigación en el campo de los LLM. A medida que los grandes modelos lingüísticos crecían en escala, empezaron a demostrar "habilidades emergentes tanto en la inferencia como en la resolución de problemas", sugiere uno de los documentos de Amazon. La inferencia se produce cuando los modelos de IA hacen predicciones a partir de nuevos datos.

Por ejemplo, con los LLM, el gigante tecnológico descubrió que los robots domésticos podían ir más allá de la simple detección de descubrimientos de encendido-apagado o abierto-cerrado al observar que una luz no estaba apagada o que una puerta se había quedado abierta. 

Ahora pueden realizar tareas más complejas, como detectar cristales rotos en el suelo o saber que los fragmentos de cristal son peligrosos y deben barrerse antes de que alguien los pise, según los documentos. 

 

Amazon realizó una demostración conceptual para comprobar las capacidades de su nuevo robot doméstico. La prueba fue un éxito. 

"Podéis imaginar nuestro entusiasmo al comprender lo que esto significaría para nuestro robot", apunta uno de los documentos. "Sabemos que aún nos queda mucho camino por recorrer antes de que Burnham pueda convertirse en un producto, pero hemos aprendido lo suficiente como para estar convencidos de que funcionará".

Al igual que otros equipos de Amazon, la unidad de Astro se enfrentó a fuertes presiones de costes el año pasado, afirma una persona familiarizada con este asunto, que ha pedido no ser identificada al estar hablando de un tema delicado. El año pasado, el equipo desechó un plan para lanzar un modelo de menor coste y, en su lugar, anunció un nuevo enfoque en la seguridad de las pequeñas empresas.

El futuro del proyecto Burnham

Es posible que Burnham no se limite a un único producto. En uno de los documentos internos, Amazon define esta iniciativa como un "conjunto de tecnologías básicas, no un producto en sí mismo", y adelanta que espera que Burnham "aparezca en una serie de futuros robots".

Esta inteligencia artificial podría poner a prueba los límites de los grandes modelos lingüísticos, ya que Amazon intenta sacar esta tecnología de la esfera digital y llevarla a entornos físicos de la vida real; en este caso, al centro de tu hogar.

La compañía parece convencida de que Burnham es una versión significativamente mejorada de la monitorización del hogar que "aporta la tranquilidad a la familia de que dentro de su casa todo va bien". 

"La personalidad amistosa de Burnham, su conciencia social y su fluidez conversacional aseguran que es excepcionalmente útil y que sería bienvenido como un miembro más de la familia en cualquier hogar", concluyen los documentos internos de Amazon.

Conoce cómo trabajamos en BusinessInsider.

Etiquetas: BI PRIMEAmazon, Trending, Inteligencia artificial, Robots, ChatGPT