Pasar al contenido principal

La enésima contradicción de Amazon: prohíbe los anuncios de productos religiosos en su plataforma

Jeff Bezos
Jeff Bezos, CEO de Amazon. Reuters
  •  Amazon ha bloqueado a varios vendedores de productos cristianos (como cruces, biblias y otros símbolos de esta confesión) en base a sus condiciones para anunciantes. 
  • Es el caso de 'Christian Fashion Gifts', una tienda que lleva operando en el marketplace de Amazon durante dos años sin ningún problema y que, de repente, vio cómo sus campañas publicitarias eran bloqueadas.
  • Los términos legales, aplicados por "error" según la compañía, detallan claramente que sólo podrán publicitarse contenidos religiosos "en un contexto histórico o ficticio si el propósito principal es entretener".

Jeff Bezos vuelve a estar bajo la lupa de las contradicciones y lo socialmente incorrecto. Hace unos meses era su proceso de selección de personal, completamente automatizado, el que hacía saltar todas las alarmas al presentar claros sesgos raciales y de género. Ahora la polémica se centra en sus idas y venidas a causa de la publicidad de productos religiosos en su plataforma de comercio electrónico.

Así pues, Amazon ha bloqueado a varios vendedores de productos cristianos (como cruces, biblias y otros símbolos de esta confesión) en base a sus condiciones para anunciantes. En ellas (disponibles aquí), la compañía especifica que "prohíbe el contenido que defiende o deniega una religión. Los anuncios pueden contener referencias a una religión o fe específica en un contexto histórico o ficticio si el propósito principal es entretener".

Pero nadie se había fijado en esta controvertida cláusula hasta que varios medios norteamericanos se hicieron eco del caso de 'Christian Fashion Gifts', una tienda que lleva operando en el marketplace de Amazon durante dos años sin ningún problema y que, de repente, vio cómo sus campañas publicitarias eran bloqueadas.

Leer más: El principal negocio de Amazon no está en el comercio electrónico, sino en sus servicios cloud

La explicación de Amazon fue que el contenido de ese anuncio, que incluía imágenes de indumentaria cristiana con citas bíblicas, violaba su política de uso y que otros vendedores con una aproximación religiosa similar pronto también serían eliminados.

"Los otros vendedores que actualmente están publicitando productos relacionados con la religión están incurriendo en una práctica incorrecta, lo que puede llevar a la suspensión de su cuenta", llegó a detallar Amazon.

Tras el escándalo, un portavoz de la multinacional ha querido salir del paso y ha confesado a la CNBC que la medida se llevó a cabo "por error", si bien al mismo tiempo detalla que sus "políticas no han cambiado" en los últimos tiempos. Igualmente, ha anunciado que sus empleados serán formados de nuevo para entender y aplicar correctamente estos términos de uso de sus campañas publicitarias.

Y además