Pasar al contenido principal

Botellas de agua, toallitas y refrescos: Amazon quiere dejar de vender productos a los que no saca suficiente margen

An Amazon fulfillment center.
Getty/Sean Gallup
  • Amazon está reconsiderando su estrategia en torno a unos artículos que vende a los que se refiere internamente como "CRaP", que significa "No generan beneficios" por sus siglas en inglés, según una noticia del Wall Street Journal.
  • Estos artículos incluyen cosas como botellas de agua, toallitas de papel y refrescos, que generalmente se venden por menos de 15 dólares y son pesados ​​o voluminosos, por lo que el margen de beneficios es menor. 
  • Ahora está tratando de centrarse en artículos más rentables y quiere deshacerse de sus artículos CRaP.

Amazon quiere que los clientes compren menos "CRaP" online (Crap significa "basura" en inglés).

El gigante del comercio electrónico está reconsiderando su estrategia en torno a algunos artículos que vende a los que se refiere internamente como los que "No generan beneficios",  o "CRaP" por sus siglas en inglés para abreviar, según una noticia del Wall Street Journal.

Según la noticia, a Amazon no le gusta vender estos artículos, que incluyen cosas que se compran de forma común como botellas de agua, refrescos y toallitas de papel, porque generalmente se venden por menos de 15 dólares y son costosos de enviar debido a que son pesados ​​o voluminosos. Eso significa que los márgenes de beneficio son mucho peores que otros artículos que vende la página web.

Amazon ahora está eliminando algunos artículos y está trabajando con sus fabricantes o proveedores para volver a empaquetar algunos artículos para que sean más rentables de vender online, dice el Journal. En algunos casos, como  los productos de Coca-Cola, Amazon buscará un acuerdo en el que se envíe directamente desde Coca Cola, en vez de desde un centro de Amazon.

Leer más: "Amazon entrará en bancarrota": Bezos sigue hablando de su inevitable muerte

Según el Journal, Amazon está haciendo esto ahora porque puede confiar en que los comerciantes de terceros se encarguen de ello, algo para lo que los clientes actualmente cuentan con "la tienda para todo". Las ventas de terceros han crecido hasta representar más de la mitad de todas las ventas de Amazon.com.

Esta estrategia muestra que Amazon no teme hacer valer su influencia con los proveedores, como lógico debido a su posición dominante online. Según los analistas, Amazon ha crecido hasta representar casi la mitad del comercio electrónico, y muchas marcas de productos de consumo empaquetados ya no ven como una opción el vender o no en la página web. De hecho, casi la mitad de todas las búsquedas online comienzan en Amazon, según Emarketer.

Amazon no ha respondido de inmediato a la solicitud de comentarios de Business Insider.

Te puede interesar