Amazon anuncia un aumento de sueldo para 500.000 repartidores y trabajadores de almacén justo después de las quejas por sus condiciones de trabajo

Amazon

Reuters/AH

  • Amazon ha anunciado una subida de sueldo para 500.000 trabajadores de reparto y almacenes.
  • La medida, que supone un aumento de entre 0,50 y 3 dólares a la hora (entre 0,41 y 2,47 euros) llega justo después de las quejas por las condiciones de trabajo.
  • Los trabajadores de una planta logística de Amazon en Bessemer (Alabama) llegaron a votar para sindicalizarse, aunque la medida fue rechazada por 1.798 votos en contra frente a 738 a favor, y 505 papeletas impugnadas.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Amazon ha anunciado un aumento de sueldos para sus repartidores y trabajadores de almacén en Estados Unidos, que afectará a 500.000 empleados de los más de 1,3 millones que tiene la compañía, para los cuales habrá un aumento de sueldo de entre 0,50 y 3 dólares a la hora (entre 0,41 y 2,47 euros, al cambio actual), en el que la compañía invertirá 1.000 millones de dólares (825 millones de euros) y que se pondrá en marcha entre mediados de mayo de inicios de junio.

La medida, anunciada en un mensaje de la vicepresidenta de experiencia de personas y tecnología para el consumidor, Darcie Henry, supone un adelanto de la revisión de salarios que hace la empresa cada verano y tiene como objetivo "apoyar el esfuerzo" de las "decenas de miles" de trabajadores que la compañía ha contratado en estos puestos en Estados Unidos.

Según la ejecutiva de Amazon, sus trabajadores de reparto tienen "una remuneración líder en el sector", de 15 dólares a la hora (12,4 euros), a lo que se suman los 2.500 millones que la compañía ha invertido en 2020 "en bonus adicionales e incentivos a los trabajadores de primera línea".

Soy un repartidor de Amazon que ha tenido que orinar en botellas de agua y comer en mi furgoneta: así era mi día a día

La medida llega en el mismo mes en el que una de las plantas logísticas de Amazon en Estados Unidos, la de Bessemer (Alabama) votara la formación de un sindicato, una decisión finalmente rechazada por los trabajadores por 1.798 votos en contra frente a 738 a favor, con 505 papeletas impugnadas y 76 anuladas. La compañía fundada por Jeff Bezos negó haber intimidado a sus trabajadores para que votaran en contra.

El sindicato internacional UNI Global Union, que representa a más de 20 millones de trabajadores en 150 países, ha reaccionado señalando que "saludan cualquier incremento merecido del sueldo de los trabajadores de Amazon", pero eso "no obvia el hecho que los trabajadores quieren tener un puesto en la mesa para negociar sus sueldos, los objetivos de producción, o un mejor futuro para sus familias", ha señalado la secretaria general de UNI, Christy Hoffman.

"Los trabajadores de Amazon se han movido durante el último mes en todo el mundo, con unas selecciones sindicales en Bessemer (Alabama, EEUU) y movilizaciones en Alemania, Italia, Francia, así como una campaña en Reino Unido. No es de extrañar que Amazon quiera arrojar algunos centavos al problema", ha añadido, pidiendo a Jeff Bezos que ponga en marcha mecanismos de negociación colectiva con sus trabajadores.

Los repartidores de Amazon en EEUU se quejan de objetivos imposibles y una vigilancia excesiva

Esta medida llega después de que se hayan sucedido las informaciones sobre las duras condiciones laborales que afrontan los trabajadores de reparto de Amazon en Estados Unidos, que han denunciado que el exigente horario de reparto provoca que les resulte imposible cumplir con los descansos a los que tienen derecho, y les obliga a orinar dentro de sus furgonetas en botellas para no perder tiempo.

La compañía llegó a responder con un tuit sarcástico a un congresista estadounidense que denunció esta situación. "No creerás realmente lo de orinar en botellas, ¿verdad? Si eso fuera cierto, nadie trabajaría con nosotros", respondió Amazon a través de un tuit de su cuenta oficial. Posteriormente la empresa tuvo que pedir disculpas.

A esta situación se han unido las cámaras que el gigante del comercio electrónico ha instalado en sus furgonetas de reparto. Este sistema incluye cuatro cámaras: una que apunta a la carretera, dos que apuntan a los lados, y otra que mira al interior, hacia el conductor, registrando sus expresiones faciales, si bostezan o miran el móvil. Graban todo lo que ocurre desde que se enciende el motor, dan alertas cuando detectan frenazos, distancias de seguridad inadecuadas, excesos de velocidad o distracciones, y varios trabajadores aseguran que están "paranoicos" por ellas.

4 formas en las que Amazon monitoriza a sus trabajadores, desde cámaras con IA hasta contratar una agencia de espionaje

Otros trabajadores de empresas subcontratadas por la compañía aseguran que intercambian sus teléfonos para evitar ser penalizados por la aplicación de seguimiento de la localización de Amazon y que la empresa transportista pueda perder el contrato.

Otros artículos interesantes:

Soy un repartidor de Amazon que ha tenido que orinar en botellas de agua y comer en mi furgoneta: así era mi día a día

Amazon está instalando cámaras con inteligencia artificial para vigilar a sus repartidores "el 100% del tiempo"

Las cámaras que Amazon ha puesto en sus furgonetas son una espada de doble filo: pueden mejorar la seguridad de sus repartidores, pero sacrifican su productividad

Te recomendamos

Y además