Amazon sufre para implementar en coches su asistente digital, Alexa, haciendo que empleados y exempleados cuestionen el modelo de negocio

David Limp, vicepresidente de Amazon, durante la presentación de unos altavoces inteligentes con Alexa.
David Limp, vicepresidente de Amazon, durante la presentación de unos altavoces inteligentes con Alexa.

 REUTERS/Jeffrey Dastin

  • Amazon estima que el número de dispositivos de punto final conectados con Alexa en vehículos se doblará el año que viene.
  • De los 12 millones de dispositivos, se espera llegar a los 29 millones.
  • El equipo de Alexa Auto ha marcado como prioridades de 2021 la interacción, adopción y monetización de su producto.
  • Los esfuerzos de integración de Amazon con los fabricantes de coches han planteado dificultades, de acuerdo a documentos internos de la empresa.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Desde que Alexa salió a la luz en 2014, Amazon ha hecho todo lo posible por expandir la presencia del asistente de voz, integrándolo en todo tipo de productos como microondas, televisiones e incluso un reloj de pared.

Un sector de particular interés en esta conquista ha sido el de los automóviles, lugar en el que muchos usuarios pasan la mayoría de su tiempo cuando no están en casa.

En 2018, Amazon lanzó al mercado el Echo Auto, un dispositivo enchufable para el coche que da acceso a Alexa. En los últimos años, también ha sacado una FireTV para el coche y nuevas prestaciones aplicables al coche de la app móvil de Alexa.

Estos esfuerzos por ganar presencia en los vehículos, no obstante, han tenido resultados ambiguos hasta el momento.

Pese a que Alexa continúa aumentando su alcance dentro del mercado automovilístico, empleados y exempleados de la división han revelado a Business Insider que el modelo de negocio les parece cuestionable.

El equipo de Alexa Auto, por ejemplo, anticipa un enorme crecimiento en el número de dispositivos de contacto con los consumidores, pero continúa sin incrementar los canales de monetización y las interacciones significativas, de acuerdo a documentos internos vistos por Business Insider.

Esto es todo lo que se puede hacer con Alexa, el asistente de voz de Amazon

El equipo estima que los dispositivos de punto final en vehículos que cuentan con el asistente Alexa integrados crecerán desde los 12 millones de 2021 hasta los 29 millones en 2022.

Alexa, a fecha de junio de 2020, contaba con 56 millones de usuarios activos al mes en su aplicación móvil, y docenas de fabricantes de coches como BMW, Ford y Toyota dan la opción de disponer de Alexa en algunos de sus modelos.

Mientras este crecimiento prosigue, el equipo de Alexa Auto ha marcado la interacción con Alexa, su adopción y la monetización como principales prioridades en 2021, de acuerdo a los documentos internos de la empresa.

La seguridad en los vehículos está marcado como una de las ideas vitales de monetización, dado que compañías como Audi han solicitado una mejor experiencia para el cliente en sus espacios.

A finales del año pasado, el equipo de Alexa Auto también barajó extrapolar la prestación de seguridad doméstica de Alexa, Alexa Guard, a los coches.

Otras ideas que se han discutido son programas de asistencia en carretera y mejores integraciones con los dispositivos de seguridad de Amazon, Ring.

Estos esfuerzos por amoldar Alexa a las peticiones de los fabricantes de coche, no obstante, han encontrado baches en el camino, de acuerdo a los documentos internos vistos por Business Insider.

Un problema que ha surgido es el tiempo que tardan los fabricantes de coches en implementar nuevas características.

En el caso de algunas empresas, pasan más de dos años hasta que lanzan estas nuevas prestaciones: "principalmente debido a sus propios problemas", sostienen los documentos.

Otra dificultad viene de la baja conectividad que ofrecen los vehículos. Para muchos coches, la conexión a internet sigue siendo una opción por la que los usuarios tienen que pagar, y pocos consumidores (en torno a un 5%), se suscribe a un plan de datos una vez se agota el periodo gratuito de prueba, se indica en los documentos.

Esta realidad podría capar el crecimiento de Alexa en coches, y "afectar a la interacción, percepción y rentabilidad de Alexa", matiza uno de los documentos.

Este artículo fue publicado originalmente en BI Prime.

Otros artículos interesantes:

Alexa dentro del coche: documentos filtrados revelan los planes de Amazon para llevar el sistema de seguridad doméstico a los vehículos

Una mujer piratea el dispositivo de Alexa de su exnovio: acosa a su nueva pareja y publica sus fotos íntimas en Internet

Te recomendamos

Y además