Amazon usa los datos de voz que almacena Alexa para mostrar publicidad dirigida, según revela un nuevo informe

Amazon Echo Show

Amazon

Un nuevo informe publicado la semana pasada sostiene que Amazon utiliza los datos de voz que recoge Alexa a través de sus dispositivos Echo para lanzar publicidad dirigida a los usuarios tanto en la web de la compañía americana como en los espacios que tiene en la web. 

El estudio titulado Your Echos are Heard: Tracking, Profiling, and Ad Targeting in the Amazon Smart Speaker Ecosystemrealizado por investigadores afiliados a la Universidad de Washington, UC Davis, UC Irvine y la Universidad Northeastern, del que se hace eco The Verge, sostiene que esto es inconsistente con sus políticas de privacidad

El informe concluye que Amazon recopila todo este tipo de interacciones con Alexa y lo comparte con sus más de 41 socios publicitarios. Luego usa estos datos para "inferir los intereses de los usuarios" y "publicar anuncios dirigidos en la plataforma (dispositivos Echo) y fuera de la plataforma (web)". 

Lo más llamativo es que este tipo de datos tiene una gran demanda, lo que lleva a "ofertas publicitarias 30 veces más altas de los anunciantes".

Amazon ha confirmado a The Verge que utiliza estos datos de voz para ofrecer anuncios relevantes. 

"De manera similar a lo que experimentaría si hiciera una compra en Amazon.com o solicitara una canción a través de Amazon Music, si le pide a Alexa que ordene toallas de papel o que reproduzca una canción en Amazon Music", revela Lauren Raemhild, portavoz de Amazon, en un correo electrónico.

"El registro de esa compra o reproducción de la canción puede informar anuncios relevantes que se muestran en Amazon u otros sitios donde Amazon coloca anuncios", continua. 

5 cosas muy curiosas que puedes pedirle a Alexa en los Echo de Amazon

Además, la compañía americana también ha confirmado que existen anuncios dirigidos en sus altavoces inteligentes. 

"Los clientes pueden recibir anuncios basados

en intereses cuando usan contenido premium con publicidad, como música, radio o transmisión de noticias", explica Raemhild. Eso sí, deja claro que no comparten grabaciones de voz con los desarrolladores

"Los desarrolladores obtienen la información necesaria para cumplir con sus solicitudes dentro de sus habilidades, como respuestas cuando juega una habilidad de trivia o el nombre de la canción que desea reproducir", señala. 

"No compartimos la información personal de nuestros clientes con habilidades de terceros sin el consentimiento del cliente", sentencia. 

Los 10 creadores del informe, dirigidos por Umar Iqbal, investigador postdoctoral en la Universidad de Washington, crearon un marco de auditoría para medir la recopilación de datos de publicidad en línea.

El análisis dejó claro que cada persona recibió anuncios dirigidos en otras partes de la web. Esto llevó a la conclusión de que las interacciones con los altavoces inteligentes se usan para la orientación de anuncios en la web y en los anuncios de audio. 

"Existen pruebas sólidas de que las interacciones de los altavoces inteligentes se utilizan con el fin de orientar anuncios, y que esta orientación de anuncios implica un intercambio significativo de datos entre múltiples partes", se desprende del estudio. 

Desde Amazon se defienden dejando claro que se trata de una investigación defectuosa

"Muchas de las conclusiones de esta investigación se basan en inferencias inexactas o especulaciones de los autores, y no reflejan con precisión cómo funciona Alexa", argumenta Raemhild. "No estamos en el negocio de vender la información personal de nuestros clientes y no compartimos las solicitudes de Alexa con las redes publicitarias".

Raemhild señala que todas las skills que recopilan información personal deben contar con su política de privacidad. 

"Por ejemplo, un servicio de transmisión de música con publicidad puede permitir a los clientes optar por recibir o rechazar anuncios basados en intereses en cualquier lugar donde se pueda usar ese servicio", explica Raemhild. 

El problema es que el informe apunta a que estas políticas son irregulares: más del 70% que examinaron no mencionan a Alexa o Amazon y solo 10, un 2%, tenían claras las prácticas de recopilación de datos en sus políticas de privacidad.

La conclusión principal del estudio es que existe la necesidad de una mayor transparencia en estas prácticas y que estos dispositivos son actualmente "dispositivos de caja negra sin interfaces abiertas que permiten a los investigadores independientes exponer qué datos se recopilan o cómo se comparten y utilizan".

ACTUALIZACIÓN:

A raíz de esta publicación, Amazon se ha puesto en contacto con Business Insider España y ha mandado este comunicado: "Muchas de las conclusiones de esta investigación se basan en inferencias inexactas o especulaciones, y no reflejan con precisión cómo funciona Alexa. No estamos en el negocio de vender datos y no compartimos solicitudes de Alexa con redes de publicidad. De manera parecida a lo que uno experimentaría si hiciera una compra en Amazon.es o solicitara una canción a través de Amazon Music, si uno le pide a Alexa comprar papel de cocina o reproducir una canción en Amazon Music, el registro de dicha compra o reproducción puede servir para definir los anuncios relevantes para mostrar en Amazon u otros sitios donde Amazon publica anuncios. Los clientes pueden optar por no recibir anuncios de Amazon basados en sus intereses en cualquier momento en nuestro sitio web”.

Conoce cómo trabajamos en BusinessInsider.

Etiquetas: Amazon, Privacidad