Amazon estaría usando espías de Pinkerton para rastrear a los trabajadores de los almacenes y evitar la sindicalización, según supuestos documentos internos de la compañía

Amazon CEO Jeff Bezos.
Amazon CEO Jeff Bezos.

Mandel Ngan/AFP via Getty Images

  • Amazon ha contratado a detectives de la agencia de espionaje Pinkerton para vigilar los esfuerzos de organización sindical de los trabajadores europeos, según una información de Motherboard
  • La empresa obtuvo documentos filtrados del Centro de Operaciones de Seguridad Global de Amazon, donde los analistas de datos pueden rastrear fácilmente las actividades de organización sindical de los trabajadores hasta la fecha, la hora y el lugar.
  • Los espías de Pinkerton tienen un historial de romper sindicatos: su participación en una huelga de trabajadores del acero en 1892 llevó finalmente a los estados a prohibir el uso de la seguridad de terceros en los conflictos laborales.
  • La información de Motherboard destaca los últimos esfuerzos de Amazon para evitar que sus trabajadores se sindicalicen. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Amazon está contratando detectives de la notoria agencia Pinkerton para espiar a los trabajadores de los almacenes y controlar sus intentos de sindicalización, según una información de Motherboard.

Un portavoz de Amazon confirmó al medio que Amazon ha reclutado efectivamente a operativos de Pinkerton, la agencia de espionaje que tiene una historia de siglos de control de actividades de sindicalización de trabajadores, entre otros servicios. 

Según Motherboard, los espías de Pinkerton fueron "insertados" en un almacén de Wroclaw (Polonia) en 2019 para investigar una acusación de que se estaba preparando a los candidatos para las entrevistas de trabajo.

La portavoz de Amazon, Lisa Levandowski, declara a Business Insider que la empresa se asocia con Pinkerton para "asegurar los envíos de alto valor en tránsito", no para reunir información de inteligencia sobre los trabajadores del almacén, y que todas las actividades están "totalmente en consonancia con las leyes locales".

Motherboard obtuvo correos electrónicos internos escritos por miembros del Centro de Operaciones de Seguridad Global de Amazon en 2019. Según se informa, los documentos filtrados muestran a los analistas de Amazon rastreando la actividad de organización sindical de los trabajadores en Europa, y los miembros tienen la capacidad de mantenerse actualizados sobre los esfuerzos de organización laboral realizados en los almacenes, hasta la fecha, la hora, el lugar y el número de trabajadores involucrados. 

Amazon pisa fuerte en la industria farmacéutica y se lanza a la venta online de medicamentos con receta en Estados Unidos

El informe también revela que los analistas de datos utilizaron Facebook e Instagram para controlar la actividad de los grupos de activistas de justicia social y ambiental, entre ellos Fridays4future de Greta Thunberg y Greenpeace. Amazon dice que los analistas de la compañía no crean cuentas de redes sociales para rastrear los movimientos sociales.

Algunos de los documentos sugieren que las mismas tácticas de control utilizadas en Europa podrían estar siendo utilizadas en Estados Unidos, según el informe.

Levandowski declara a Business Insider que "como cualquier otra empresa responsable, mantenemos un nivel de seguridad dentro de nuestras operaciones para ayudar a mantener seguros a nuestros empleados, edificios e inventario. Eso incluye tener un equipo de investigación interna que trabaja con las agencias de aplicación de la ley según sea apropiado, y todo lo que hacemos está en línea con las leyes locales y se lleva a cabo con el pleno conocimiento y apoyo de las autoridades locales".

Los Pinkerton fueron utilizados como un recurso por los peces gordos industriales del siglo XIX para espiar a los sindicatos y romper las huelgas de los trabajadores. Los trabajadores del acero realizaron una huelga en 1892 que terminó en violencia y en la muerte de una docena de personas cuando la Carnegie Steel Company reclutó a 300 Pinkertons para que actuaran como guardias armados, según History.com. El evento llevó a que algunos estados aprobaran leyes para prohibir el uso de fuerzas de seguridad de terceros en conflictos laborales.

The Homestead Mill Strike of 1892 in Homestead, Pennsylvania. The Homestead Mill Strike of 1892 in Homestead, Pennsylvania.
The Homestead Mill Strike of 1892 in Homestead, Pennsylvania.

PhotoQuest/Getty Images

Como dijo a Motherboard Christy Hoffman, la secretaria general de UNI Global Union, el despliegue de espías de Pinkerton por parte de Amazon para vigilar las huelgas de los trabajadores se hace eco de las mismas tácticas utilizadas por los magnates de la industria del siglo XIX y se produce mientras la empresa permanece bajo el microscopio de los investigadores antimonopolio en la UE y en Estados Unidos.

"Durante años la gente ha estado comparando a los grandes jefes de la tecnología con los barones del siglo XIX, y ahora al usar a Pinkerton para hacer su trabajo sucio, Bezos está haciendo esa conexión aún más clara", declara Hoffman a Motherboard.

Estos acontecimientos son los últimos de una serie de pruebas que ponen de relieve los sólidos esfuerzos de Amazon para supervisar y tomar medidas enérgicas contra la sindicalización de sus trabajadores. El gigante del comercio electrónico se ha opuesto firmemente a los sindicatos laborales: la empresa incluyó en su lista, pero rápidamente eliminó, una oferta de trabajo a principios de este año para un analista que supervisaría los esfuerzos de los empleados para sindicarse.

Un antiguo responsable de contratación de Amazon explica cómo conseguir trabajo en el gigante del comercio electrónico

Mientras que el CEO Jeff Bezos y su gigante del comercio electrónico se han beneficiado enormemente de los clientes que se quedan en casa durante la pandemia de COVID-19, los trabajadores de Amazon han estado abogando por mejores condiciones de trabajo, organizando huelgas y protestas. Christian Smalls, un antiguo trabajador de almacén en el centro de cumplimiento de Amazon en Nueva York, fue despedido después de que la compañía dijera que ignoró las recomendaciones de distanciamiento social durante una huelga en marzo. Los documentos filtrados, obtenidos en ese momento por Motherboard, revelaron un esfuerzo interno para montar una campaña contra Smalls. Los documentos revelaron que el principal abogado de Amazon dijo de Smalls que no era "ni inteligente ni elocuente" y dijo que la compañía debería "hacer de él la cara de todo el movimiento sindical/organización".

Otra información de Motherboard de septiembre encontró que Amazon había estado usando una herramienta para controlar docenas de grupos de redes sociales privados y públicos para encontrar los responsables que estaban organizando huelgas o protestas.

LEER TAMBIÉN: Jeff Bezos: "Hay dos clases de fracaso en el mundo de los negocios: esta es la manera correcta de equivocarse y descubrir lo que realmente quieren los clientes para impulsar la innovación"

LEER TAMBIÉN: Amazon despide a decenas de trabajadores de Prime Air tras externalizar la producción de sus drones de reparto a una empresa austriaca y otra española

LEER TAMBIÉN: Los planes de teletrabajo de Amazon podrían ser más flexibles y a más largo plazo: algunos empleados confiesan que entrarían "en shock" si tuvieran que volver a la oficina

VER AHORA: Javier Rodríguez Zapatero, presidente de ISDI: “Quien se transforme digitalmente hará un gran servicio tanto a la sociedad como a sí mismo”

    Más:

  1. Amazon
  2. Derechos laborales
  3. Redes Sociales