El Amazonas está en peligro: los expertos creen que se puede salvar, pero solo actuando ya

Un agente del Ibama mide la anchura de los troncos cortados para proteger al Amazonas de la deforestación en Brasil.
Reuters
  • La creciente deforestación para convertir terrenos de bosques del Amazonas en explotaciones agrícolas, buscar minerales o para vender la madera está creando un problema para el largo plazo. 
  • Los expertos reunidos en la mesa redonda bajo el título El futuro del  Amazonas brasileño: actuales escenarios y cambios políticos necesarios en la crisis climática coincidieron en que son necesarias acciones inminentes para evitar que prosiga esta deforestación y poder conservar este territorio. 
  • La ocupación de tierras es uno de los grandes problemas a los que deben enfrentarse para frenar el avance de la deforestación. 
  • Ya se están llevando a cabo algunos proyectos en otras regiones brasileñas que podrían replicarse en el Amazonas para reducir las emisiones de las explotaciones ganaderas o agrícolas. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El Amazonas absorbe un 5% de todas las emisiones de CO2 globales, o lo que es lo mismo esta selva capta la mitad de las emisiones de este gas contaminante que se producen en Europa. El conocido como pulmón del mundo tiene un importante papel además en la producción de oxígeno. Pero, el Amazonas corre peligro. La creciente deforestación para convertir terrenos de bosques en explotaciones agrícolas, buscar minerales o para vender la madera está creando un problema para el largo plazo. 

Este es un problema que va más allá de la atención mediática que tuvieron en verano los incendios registrados en este territorio protagonizando portadas e informativos televisivos. Los expertos reunidos en la mesa redonda bajo el título El futuro del  Amazonas brasileño: actuales escenarios y cambios políticos necesarios en la crisis climática coincidieron en que son necesarias acciones para evitar que prosiga esta deforestación. Un movimiento que es urgente si se quiere evitar el desastre concluyeron en el marco de la Cumbre del Clima. 

Aunque hay que tener en cuenta que la administración actual del presidente Jair Bolsonaro no lo está poniendo fácil. Bolsonaro ha realizado polémicas declaraciones sobre el papel medioambiental de este territorio como decir que el valor del Amazonas no está en su ecosistema sino en los minerales que produce

Parte del problema para frenar el avance de la deforestación reside en la importancia económica que tiene este territorio. El Amazonas supone el 5% del PIB de Brasil, apuntó André Guimaraes, director ejecutivo de IPAM, el Instituto de Investigación Medioambiental del Amazonas, que señaló que esto ha tenido que ver con la forma en cómo se ha desarrollado esta selva. Guimaraes recordó que en los últimos 30 años se ha ocupado un área del tamaño de Francia por pastores, agricultores y particularmente por la Suhab, la secretaria de Estado de Habitação. 

Leer más: Por qué las finanzas climáticas no acaban de despegar: los expertos denuncian problemas en la forma de medir los proyectos y falta de detalle en las definiciones

"El negocio ya se ha hecho, pero no podemos seguir con esto", recalcó Guimaraes y destacó que este cambio es importante para el futuro para lo que es necesario que se cambien las técnicas agrícolas y ganaderas por otras más sostenibles. Así como, acabar con la deforestación. "Necesitamos el Amazonas para continuar. 1.200 millones de personas se alimentan gracias a Brasil, pero no podremos seguir alimentando al mundo si no tenemos Amazonas", dijo. 

"La idea de este proyecto es que creemos que proteger al Amazonas es crucial para la economía de Brasil, para la economía mundial y para proteger al medio ambiente mundial", remarcó. 

Tierras ocupadas, tierras deforestadas

Guimaraes apuntó que desde el Ipam trabajan en varios ejes. Por un lado, apuestan por reducir la compra de tierras y la especulación con estos terrenos. El experto recordó que unas 64 millones de hectáreas son consideradas como áreas públicas y que están siendo en algunos casos ocupadas, algo que considera no solo "ilegal, sino un crimen". "Tenemos que designar estas áreas para un uso concreto para así poder evitar la deforestación de las mismas", apuntó. 

Al hilo de esta ocupación que se está produciendo de la tierras del Amazonas, Brenda Brito, investigadora asociada de Imazon, recordó que hay diferentes actores que se están moviendo en este territorio para hacerse con un trozo de tierra. Esto acaba derivando en una situación en la que alguien ocupa una parte del territorio, en algunos casos grandes empresas o terratenientes, lo que lleva a que se pida un título de propiedad y en caso de no recibirlo a esto siga a una fuerte estrategia de lobby para conseguir cambiar la ley y que su ocupación se convierta en legal. 

Brito explicó que hace solamente tres días se aprobó un cambio normativo que otorgaba una amnistía a todos aquellos que hubieran ocupado tierras en el Amazonas brasileño entre 2011 y 2018 haciéndoles simplemente pagar un precio, considerado por debajo de mercado. "El problema es que cada vez que cambias esta ley de ocupación, lo que haces es incentivar a este grupo de personas a ocupar tierras", concluyó Brito. 

Esto acaba derivando en duras consecuencias para el territorio que por un lado, ve como se incrementa el riesgo de deforestación porque aumentan las explotaciones ganaderas, a lo que se suma una pérdida económica para el estado por vender las tierras por un coste menor al que regiría el mercado. 

Más allá de la ocupación de las tierras, Guimaraes recordó que también trabajan para reducir la deforestación legal, aquella que se produce en granjas medianas y pequeñas que talan los árboles, por ejemplo, para obtener pastos para el ganado. Calculan que hay unos 20 millones de hectáreas en esta situación. La solución pasa, según el experto, por dotarles con información sobre otro tipo de técnicas porque además con la tala tampoco obtienen grandes ingresos. 

Otra de las patas de la estrategia del centro de investigación se basa en realizar inversiones enfocadas a aspectos concretos en las grandes explotaciones agrícolas que existen en el territorio. Así como dotar a los pequeños propietarios de la tecnología necesaria para que sus explotaciones sean más sostenibles. 

Las explotaciones ganaderas, las emisiones de CO2 y cómo reducir su impacto 

En paralelo a esta deforestación, el Amazonas brasileño está viviendo un incremento tanto de las explotaciones agrícolas como ganaderas. El objetivo de talar los árboles es convertir los terrenos en pastos o crear campos de agricultura para poder realizar una actividad económica. Los expertos que se dieron cita en la mesa redonda señalaron que la clave está en cambiar las técnicas y poder hacer que las granjas o campos tengan un menor impacto en el medio. 

Marina Piatto, manager de clima y agricultura de Imaflora, el Instituto para la agricultura, la gestión de bosques y la certificación, señaló que la mayoría de las emisiones agrícolas que se producen en Brasil están relaciona con la producción ganadera. Aunque en los últimos años han conseguido frenar el incremento de estas, si se observa la evolución desde los años 70 hasta 2018, Piatto mostró unos datos que apuntaban un incremento del 162% de estas emisiones. 

Pero no todo está perdido todavía. La investigadora señaló que están trabajando en casos concretos para reducir las emisiones de CO2. Uno de estos casos es la recuperación de pastos degradados en los últimos dos años. Un proyecto llevado a cabo en el Mato Grosso de Brasil en el que se redujeron las emisiones en un 25% por hectáreas y en un 60% por kilo de carne producida. En un programa que además hizo que la productividad se duplicara. 

En el caso de un proyecto de producción de café en Minas Gerais en Brasil en la que se comenzó a utilizar un mejor fertilizante basado en nitrógeno y se apostó por aumentar la materia orgánica para esto, la experta explicó que han conseguido reducir un 85% las emisiones por hectárea frente al dato medio de estas explotaciones. 

Todo lo que debes saber de la Cumbre del Clima: 

LEER TAMBIÉN: Todo lo que debes saber sobre la Cumbre del Clima de Madrid, explicado en menos de 4 minutos

LEER TAMBIÉN: La Generación Z ante la Cumbre del Clima: 10 jóvenes españoles hablan del cambio climático y opinan sobre el ejemplo de Greta

VER AHORA: “España necesita un cambio radical en el modelo educativo" si quiere capacitar a los alumnos para tener éxito profesional en el futuro, según el presidente de ISDI

    Más:

  1. Medio Ambiente
  2. Trending
  3. Top
  4. Cumbre del Clima 2019: COP25