Así afecta la humedad a la supervivencia del coronavirus: el vapor de aire en el ambiente hará que sea más difícil contagiarse

COVID-19

Reuters

  • El coronavirus sobrevive durante más tiempo en ambientes de baja humedad, por lo que los contagios aumentan a medida que descienden los niveles de vapor en el aire.
  • Según South China Morning Post, un 1% menos de humedad, aumenta el número de personas infectadas en un 6%.
  • El aire seco hace más difícil que el sistema inmunológico reaccione a la enfermedad, según Futurism.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Que el coronavirus se expanda con mayor o menor dificultad tiene que ver, entre otras cuestiones, con la humedad del ambiente. Cuanto más seco sea el aire, más fácil será contagiarse; al contrario, a mayor humedad, el número de enfermos será menor. 

Según South China Morning Post, si se reduce el vapor del aire en un 1%, las personas que contraigan el COVID-19 aumentarán el 6%. Un estudio realizado en el sureste de Australia entre enero y marzo, que ha analizado 749 casos de personas contagiadas, ha mostrado esa proporción. De modo que, la humedad dificulta la transmisión del virus

A los ambientes más secos, se suman los más fríos: es la combinación que favorece una transmisión más rápida de la enfermedad. 

Leer más: El coronavirus es "muy sensible" a las altas temperaturas, pero eso no quiere decir que vaya a desaparecer en verano, según los estudios

Además, la baja humedad afecta negativamente a los pacientes de coronavirus por dos razones: la primera es que el aire seco dificulta que los pulmones expulsen los virus; la segunda, es que obstaculiza la reacción del sistema inmune al COVID-19, según Futurism.

Por ejemplo, niveles de vapor en el aire de entorno al 40 y 60% hacen que la transmisión del virus y su supervivencia sean mucho más complicadas. 

Este descubrimiento no es solo útil para explorar vías que ayuden a luchar contra la enfermedad, sino que da una pista de los lugares donde pueden producirse más contagios y en qué periodos del año. 

Leer más: El coronavirus podría convertirse en otra enfermedad estacional que regrese cada año como resfriados y gripes, según los expertos

Por ejemplo, el invierno en el hemisferio sur puede dar lugar a un aumento en los casos de coronavirus, dadas las circunstancias climatológicas. 

El tiempo sí incide en el COVID-19. En la división sur del planeta, la enfermedad ha tenido menos incidencia y el número de casos ha sido mucho menor respecto a los de la parte norte. 

Aunque de estas conclusiones no se puede extraer que el virus vaya a desaparecer en verano y que los contagios sean estacionales, como advirtió el jefe de emergencias sanitarias de la Organización Mundial de la Salud (OMS) al inicio de la pandemia. Lo que sí se ha analizado en diversos estudios es que el calor ayuda a luchar contra la enfermedad, mientras que el frío entorpece los esfuerzos para parar el virus. 

LEER TAMBIÉN: Los datos de Google muestran cómo el coronavirus puede haber cambiado para siempre la cultura de salir de casa en España y el resto del mundo

LEER TAMBIÉN: Las nuevas medidas contra el coronavirus podrían alargar dos horas el embarque de los vuelos, según un grupo internacional de aeropuertos

LEER TAMBIÉN: El ibuprofeno se está probando como tratamiento contra el COVID-19

VER AHORA: Mascarillas, grupos burbuja o PCR masivos: cómo han preparado otros países la vuelta a las clases para prevenir contagios

    Más:

  1. Salud
  2. Coronavirus
  3. Top
  4. Trending