Pasar al contenido principal

Amuda Goueli, CEO y cofundador de Destinia: "Los viajes enseñan mucho sobre el comportamiento humano, sirven para todo, hasta para aprender a dirigir a la gente"

Amuda Goueli, cofundador y consejero delegado de Destinia
Amuda Goueli, cofundador y consejero delegado de Destinia. JavyGo
  • Destinia es una agencia de viajes online española fundada en 2001. Opera en más de 90 países, con más de 300.000 ofertas de hoteles y 600 aerolíneas.
  • Además de ser una de las pioneras en el mundo online en nuestro país, no solo en el sector turístico, también se convirtió en la primera agencia en ofrecer viajes al espacio, cuando sea posible, y en aceptar criptomonedas como forma de pago.
  • Amuda Goueli es el consejero delegado y cofundador de Destinia, junto a su socio Ian Webber. Nacido en Asuán (Egipto), se ha convertido en una de las personalidades más destacadas del mundo digital en España.
  • El sector turístico representa el 15% del PIB en España y el 15% del empleo total.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La apasionante historia de éxito de Destinia solo es superada por la de su CEO y cofundador, Amuda Goueli. Fascinado por la cultura y la literatura española en su juventud en Egipto, durante los difíciles años de Hosni Mubarak -que incluso le llevan a pasar tres meses en la cárcel, tras ser detenido en una manifestación- se lanza a viajar por Europa hasta que decide finalmente instalarse en Madrid a comienzos de este siglo. En seguida, se encuentra con la irrupción de un monstruo llamado internet y complementa su formación en marketing y algunos trabajos temporales echando horas y horas para descubrir las inmensas posibilidades del mundo online, que por entonces solo empezaban a descubrirse.

Tras lanzar páginas web de todo tipo, "para ayudar a la gente, casi por diversión", la de las reservas de hoteles empieza a funcionar y aquello comienza a dar dinero. Y se permite el lujo de no tener que recurrir a ningún banco o inversor para sacar su negocio adelante, en parte buscando fuentes de financiación tan originales como comprar dominios al peso (aquello era un terreno virgen) y venderlos por cantidades que podían ir desde los 30 a los 2.000 euros.

Aún así, Amuda afirma que nunca estuvo en este negocio por dinero y que, además de divertirse cada día, ha podido conocer a reyes, presidentes y todo tipo de celebridades gracias al éxito de su compañía.

Amuda Goueli, confundador y consejero delegado de Destinia (dcha) y Manuel del Campo. CEO de Axel Springer España (izq).
Amuda Goueli, cofundador y consejero delegado de Destinia. JavyGo

Destinia en la actualidad y el impacto del coronavirus

¿Cómo ha ido 2019 y cómo ha empezado 2020 para Destinia?

Para nosotros, lo fundamental es que siempre haya beneficio. Eso es innegociable. No tenemos un grupo financiero detrás, por lo que toca autofinanciarse. Eso hace que las cuentas tengan que salir sí o sí. Además, no tenemos líneas de crédito, ni financiación bancaria, absolutamente nada. ¿Puede ir mejor? Siempre puede ir mejor. Pero estamos satisfechos con los resultados.

Leer más: El CEO de Destinia cree que el miedo de los viajeros por el coronavirus irá a más y lastrará al sector turístico

Es inevitable preguntarte cómo crees que va a afectar el coronavirus tanto a vuestra compañía como al sector turístico en general.

El que diga que no va a afectar en 2020, miente. La gente tiene pánico y tarde o temprano nos va a afectar. Está afectando ya en Asia. Aquí todavía no tanto, porque el impacto es diferente dependiendo de las culturas. El significado de la muerte en Asia no es el mismo que en Europa. Aquí supone mucho más.

Esto va a ir a más. No como enfermedad, no como peligro, pero sí en forma de miedo y, si tienes miedo, no consumes. Eso es lo que más me preocupa ahora mismo.

Amuda Goueli, confundador y consejero delegado de Destinia.
Amuda Goueli, cofundador y consejero delegado de Destinia. JavyGo

¿Crees que los resultados de vuestra compañía podrían verse afectados por esta razón?

Tengo que dar por hecho que nos va a afectar. Uno de los planes, el primero que hemos hecho cuando salió el tema en China, es pensar al día siguiente lo que podía pasar y cómo tenemos prepararnos. En eso estamos trabajando ahora mismo.

¿Y cómo se prepara una compañía para algo así?

Nosotros tenemos ventajas y desventajas. La ventaja está en el hecho de que somos online. Cualquier persona puede trabajar desde su casa con un portátil. Somos una empresa de servicios y no de algo tangible. Pero la desventaja es que el turismo es el primer sector golpeado. Si hay una crisis como esta, ¿qué haces? No viajar.

En una crisis como la del coronavirus, el turismo es el primer sector golpeado; la gente no viaja

Hay que encontrar el equilibrio. Por ello, tenemos un plan de actuación sobre qué tenemos que hacer, cómo tenemos que actuar, cómo debemos responder a los clientes cuando pasa algo como lo del norte de Italia... Todo es posible y no hay que descartar absolutamente nada. Luego rezas, haces lo que puedes para que afecte lo menos posible, pero tienes que tener un plan alternativo en el cajón.

Respecto a la parte económica, tenemos las cuentas bien pero espero que podamos aguantar si esto va para largo. No hay nadie que te pueda garantizar absolutamente nada.

¿Qué tipo o segmento de viajes es el que más ha crecido últimamente?

El tipo de viaje que más ha crecido son las escapadas, viajes de pocos días a lugares no demasiado lejanos. Son asequibles, se entienden mejor, son menos peligrosas y culturalmente son aceptables. Una escapada de un fin de semana a París, a Ámsterdam... Es algo que cada vez está creciendo más. Son viajes más cortos pero se producen con más asiduidad.

¿Y en cuanto al tipo de cliente?

El segmento de los solteros está creciendo claramente y, además, es un segmento de la población que gasta mucho más dinero que el resto.

Llevamos 3 años poniendo el foco en ese segmento. Al principio nos lo estábamos tomando como una broma pero, con el tiempo, está creciendo y ahora estamos cuidándolo mucho más.

Tienes que abrir muchos frentes para saber qué tecla, aunque no funcione ahora, lo hará dentro de unos años.

Amuda Goueli, confundador y consejero delegado de Destinia.
Amuda Goueli, cofundador y consejero delegado de Destinia. JavyGo

¿Sigue creciendo el móvil como soporte de contratación de los viajes?

A nivel general, el soporte tiene mucho que ver con el país de origen del cliente. Si te vas a Oriente Medio, encuentras que el 65% ó 70% es búsqueda por móvil. En España, este año, ya estamos al 60%. Europa siempre va detrás en este sentido.

Todo lo que es móvil va con Asia. No es por un tema de modernidad sino de coste. Tener un portátil allí es muchísimo más caro que tener un móvil. Están acostumbrados a la vida a través del móvil y por eso está creciendo una barbaridad allí.

¿Cómo os adelantáis a las tendencias que van surgiendo?

Todo comienza en Estados Unidos, después llega a Inglaterra, luego a Alemania, posteriormente al resto de Europa y, por último, al resto de países. Eso es lo que he aprendido en todos estos años.

Esto significa que, lo que está pasando en Asia, pasó aquí hace 3 años. Si sabes qué está pasando, entonces estás preparado para saber cómo va a ir el crecimiento en esos lugares. Por ejemplo, sabemos que habrá menos agencias, menos webs, el fenómeno de los metabuscadores, que allí está empezando, aquí ya no es lo que era...

Según has contado en alguna ocasión, el objetivo de Destinia es convertiros en el Amazon de los viajes. ¿Se puede llegar en el sector de los viajes a la experiencia de compra que ofrece Amazon?

Hay una cosa que tenemos clara. Nosotros somos una agencia de viajes pero también una empresa tecnológica. Nos tocó hacer viajes pero podríamos vender zapatos. No existe ningún problema. Son las mismas reglas. Es la misma plataforma. Quito hotel y pongo zapatos.

Nuestro pensamiento es siempre tecnológico. Y es fundamental el valor añadido que vamos a darle al cliente en nuestro sector. Exploramos cuál es la última tecnología y la incorporamos para después ofrecerla a nuestros clientes finales o a otras empresas. Como has visto en el edificio donde trabajamos, cada planta tiene el nombre de una compañía diferente. 

Nosotros somos una agencia de viajes pero también una empresa tecnológica

Destinia es para el cliente final. Y el cliente final es muy fastidioso, en el sentido de que es muy exigente. Así que probar una tecnología con él es como hacer la mili. Tiene que ser un servicio impecable para que el cliente siga. Si superas esa prueba en el B2C -negocio orientado al consumidor final-, entonces seguro que te va a funcionar en el B2B -entre empresas-. Podremos vender esa tecnología a hoteles, aerolíneas u otras agencias porque estará más que probada. En realidad, tenemos más empresas tecnológicas B2B que de cliente final.

¿Ese negocio B2B es solo dentro del sector turístico?

De momento, sí, más adelante, ya veremos. Estamos viendo cómo las grandes empresas, gracias a la tecnología, están vendiendo absolutamente de todo, se convierten en bancos, por ejemplo. Para entrar al mundo online, lo tienes casi imposible si vienes del mundo offline. Pero dentro del mundo online, aunque seas pequeño, puedes entrar al mundo offline fácilmente. La lucha no es igualitaria.

Amuda Goueli, confundador y consejero delegado de Destinia.
Amuda Goueli, cofundador y consejero delegado de Destinia. JavyGo

¿Quién es vuestra competencia más directa?

En el mundo online, todos trabajamos juntos. Todos somos colaboradores. Yo no tengo competencia, pero a la vez tengo competencia. Trabajo con Booking, pero a la vez es mi rival. Al fin y al cabo, Booking es cliente mío como yo lo soy suyo.

A todas las agencias nacionales nos está pasando lo mismo. Y yo quiero que les vaya bien a todos porque, si les va bien a ellos, también me va bien a mí. Nos apoyamos unos a otros porque todos vendemos todo. Nadie puede dominar absolutamente todo solo.

Expedia es proveedor mío, pero también cliente, porque le vendo tecnología. Kayak también es competidor nuestro pero a la vez también es nuestro mejor cliente en América Latina porque le vendemos toda la tecnología del vuelo más hotel. Son competencia y no competencia.

¿Y qué hay de Google? Es habitual que cuando realizas una búsqueda de hoteles, te aparezcan al principio los contenidos que pagan por anunciarse, después están las recomendaciones de Google y luego ya el resto. ¿Te parece justo?

El otro día leí que el CEO de Expedia estaba poniendo verde a Google precisamente por esto. Nadie sabe hacia dónde va Google. Llevan años diciendo que Google va a entrar en el turismo, pero creo que no es rentable para ellos.

Lo que van a hacer siempre es ganar más dinero a raíz de los pagos que realizan las empresas para aparecer en la primera página y no en la segunda. Pero el secreto de Google es la democracia. El día que deje de ser demócrata, la gente lo abandonará. Yo, que soy un abuelo digital, ya vi cómo le pasó a Yahoo. Cuando dejó de ser democrática en los resultados, se acabó.

Hace años era difícil hacer competencia a Google porque tiene algoritmos que nadie conoce. Pero ahora no es tan complicado. Y ya hemos visto en internet ejemplos de cómo han cambiado las cosas para grandes compañías. Como decís en España, a todo cerdo le llega su San Martín.

¿Y es ahora mismo demócrata, cuando privilegia sus negocios en las búsquedas salvo que pagues?

Todos dependemos de Google ahora mismo. Y desde Google cada vez se está apostando más por el posicionamiento en la primera página, donde cada vez hay menos resultados. Si vas a la segunda página, estás acabado. Ahí ya no es demócrata. Y tendremos que estar todos preparados para esto.

Amuda Goueli, confundador y consejero delegado de Destinia.
Amuda Goueli, cofundador y consejero delegado de Destinia. JavyGo

El sector turístico en España

Hablemos de España como destino turístico, dada la enorme importancia que tiene el sector turístico en nuestra economía, ¿qué esperas del nuevo Gobierno?

La ministra de Turismo, Reyes Maroto, me gusta mucho. Hay que dar un voto de confianza y pensar que se van a a hacer las cosas bien. Y estoy convencido de ello. Siempre hay cosas con las que no estás de acuerdo. Pero, por lo general, doy mi voto de confianza.

Recientemente se ha prohibido la venta de alcohol en las calles de determinados lugares donde venía un tipo de turismo que claramente tenía un objetivo concreto: emborracharse. ¿Tenemos el tipo de turista que necesita España o necesitamos tomar medidas más contundentes para conseguir un turismo de mayor calidad?

Si un cliente viene a un bar y te pide un café, no puedes decirle que vas a darle un colacao. Si quiere un café, le das un café. El cliente siempre tiene razón. Pero el bar tiene normas, no escupas, no molestes a otros clientes, y los clientes tienen que seguirlas. Si no las cumplen, se les echa.

Hay que poner una serie de reglas sobre la comunidad y adaptarte al nuevo cliente también. No digo barra libre. Pero hay que adaptarse al nuevo turista.

Pasa lo mismo con los apartamentos turísticos. Si los turistas quieren apartamentos, hay que dárselos, porque si no se irán a Francia o a Portugal. Algunos hoteleros pusieron muchas pegas con este tema, pero ahora están entrando en ese negocio porque no les queda más remedio. Eso sí, con una regulación razonable para todos.

¿Cómo ves las operaciones de consolidación de grandes agencias como Globalia y Barceló?

Ese es el mundo offline y yo no tengo nada que ver con él. Ni sé cómo funciona.

Yo soy del mundo online. El mundo offline seguirá vivo pero, según las estadísticas, cada vez hay más touroperación online. El cliente ahora dibuja su circuito. Eso no quiere decir que vayamos a quitarles el 100%, seguirán teniendo sus clientes. Pero a la nueva generación le costará un poco entrar a una agencia de viajes física.

En nuestro caso, la evolución más positiva es no depender de otros touroperadores. Antes, todos los programas de viajes y circuitos dependían de un touroperador. Pero ahora, con nuestra tecnología, el vuelo más hotel lo ofrecemos directamente nosotros y también trabajamos con operadores locales directamente. Estamos eliminando la touroperación dentro de la página.

¿Cómo está evolucionando el turismo sostenible?

Es algo que está afectando a todos los sectores, ya no vale con tu marca; la gente se pregunta qué haces, dónde fabricas, si explotas a los trabajadores... Ahora se sabe absolutamente todo a través de las redes sociales. No puedes maquillarte ni mentir porque te van a descubrir. Hay que ir por delante.

Hay que ser claro. Eso es en lo que siempre estamos trabajando. No hay que dar vueltas. Si algo se hace mal, se hace todo lo posible para mejorar. Si digo que este avión contamina, pues este avión contamina. Al fin y al cabo, la gente confía en ti. Si mientes, te descubrirán.

Amuda Goueli, confundador y consejero delegado de Destinia.
Amuda Goueli, cofundador y consejero delegado de Destinia. JavyGo

Destinia, una historia de éxito

¿Cuál es la cultura que habéis decido crear y cuáles son los valores con los que funcionáis?

Para la cultura de la compañía no hemos creado un business plan porque el negocio nos vino a nosotros. Nosotros no fuimos al negocio. Hicimos varias páginas web desde el 97 hasta el día de hoy. Todas ellas con información para ayudar. Y fue eso lo que nos trajo clientes. Empezamos a vivir de la publicidad al principio.

Cuando llegó la crisis del 2001, nos llevó a transformarnos en una agencia de viajes. Por eso digo que el negocio nos vino a nosotros.

Nosotros no fuimos al negocio, sino que el negocio vino a nosotros

Desde el primer día, hemos tenido muy claro qué valor añadido le queremos dar al cliente y en qué se le puede ayudar. En nuestro pensamiento, lo primero de todo es el cliente. Si lo tratas bien, volverá. Nosotros no podemos seguir el mismo juego que otras empresas más grandes porque no disponemos de tanto presupuesto para marketing. Por eso, mimamos a nuestros clientes.

Nosotros premiamos a los que repiten. Por ejemplo, este año regalamos toallas a todos aquellos que han repetido con nosotros. Otro año que teníamos menos presupuesto les mandamos alfombras de ratón. No tenemos ni programas ni tarjetas de fidelización. Nosotros no queremos eso. Tenemos toda la información, por lo que sabemos quién repite.

¿Cómo gestionáis tener a gente de tantas culturas y en tantos países? ¿Es complicado?

Tenemos a gente de todo el mundo por lo que las diferencias culturales son muy grandes. A veces es difícil entender las cosas pero con los años se aprende. La gente empieza a formarse antes de ponerse a trabajar. Aunque las diferentes formas de comportarse en las diferentes culturas crean situaciones complicadas que hay que gestionar. Esa es la parte que te genera trabajo.

Luego está la otra parte que es enriquecedora. Lo de que cuatro ojos ven mejor que dos es cierto. Y cuatro mentalidades también. Cuanta mayor diversidad de culturas haya, mucho mejor. Hay cosas que tú no ves pero ellos sí. La clave es que haya comunicación entre ellos.

¿Cómo es trabajar en Destinia? ¿Hay algo que tengan en común todos los empleados en todo el mundo?

Qué pregunta más difícil. Nunca me he hecho esta pregunta porque buscar talento es una cosa muy difícil. Mi objetivo es siempre ir a buscarlo y no esperar hasta que venga. Encontrar a un Messi es lo más complicado del mundo.

La mayoría de la gente de Destinia venía de abajo. Han empezado en otros departamentos completamente diferentes al que están ahora mismo. Si veo un talento, lo saco de ahí e invierto en él hasta que sea adecuado para esta función.

Si una persona es honesta, trabajadora, persistente y tiene ganas de aprender, créeme que vale para cualquier puesto. El problema está en encontrar a esta persona. 

En general, tenemos muy poca rotación. Para saber cómo es trabajar en Destinia, solo hay que preguntar a los empleados. No tengo miedo. Podéis elegir a quien queráis. Estoy seguro de la respuesta.

Amuda Goueli, confundador y consejero delegado de Destinia.
Amuda Goueli, cofundador y consejero delegado de Destinia. JavyGo

Desde Business Insider impulsamos nuestra iniciativa Better Capitalism, ¿qué valor aportáis a vuestros empleados, clientes y a la sociedad en general más allá de vuestro negocio?

Dentro de la empresa todos tenemos acciones. Hasta las personas de la limpieza. Si un día se vende Destinia, todo el mundo va a ganar dinero, mucho dinero. No hemos puesto un límite a esto. Esto lo hicimos hace muchísimos años.

Luego tenemos la parte que tiene que ver con que la gente pueda trabajar desde casa. Si estás embarazada o tienes un hijo, no hace falta que vengas. Todas estas cosas ya las hacíamos cuando nadie más las hacía.

Hay gente que lo respetaba y gente que no. Con el tiempo, nos hemos dado cuenta de que la gente buena obliga a la gente mala a no comportarse mal, ya que defienden las reglas del juego.

En cuanto a otro tipo de iniciativas, hemos colaborado desde Destinia con dos fundaciones. Con UNICEF hace tiempo, con una asociación que lucha contra el cáncer, y cosas así.

Mi socio y yo además actuamos también de forma individual. Yo estoy metido en Plan Internacional y llevo muchas cosas allí sobre desarrollo tecnológico. Se trabajan muchos asuntos de inmigración. Estoy en la fundación Lo Que De Verdad Importa. También tengo un orfanato en Haití. Luego otras cosas mías personales, en África, de colegios... Y también tengo mi hub tecnológico en Egipto.

Quise hacer otro proyecto pero no salió adelante porque tienes que estar encima. Es muy complicado llevarlo a cabo si no estás allí. 

¿Se vende Destinia?

Hemos tenido una oferta por año. Han sido bastantes. No hemos entrado profundamente en negociaciones. Y, de verdad, no es cuestión de dinero. Hay otras cosas más importantes. Nos llegó una oferta muy grande, de una compañía a nivel mundial, pero su condición era despedir a un elevado número de trabajadores. Ni hablar. Nos levantamos de la mesa nada más llegar el momento en el que se habló sobre despedir gente.

Yo sigo aquí porque me divierte. Si un día dejo de pasarlo bien, lo dejo, vendo la compañía. 

Amuda Goueli, confundador y consejero delegado de Destinia.
Amuda Goueli, cofundador y consejero delegado de Destinia. JavyGo

Una vida de novela: de una cárcel en Egipto a empresario de éxito en España

Han pasado casi 20 años desde que fundaste Destinia, ¿qué te viene a la cabeza cuando miras hacia atrás?

¡Que me quiten lo bailao! (risas). Pensar que estamos donde estamos ahora mismo no me lo creo. Hemos disfrutado, lo hemos pasado bien, hemos cambiado un montón de cosas, hemos invertido en tecnología, hemos hecho grandes campañas, el bitcoin...

Y la cantidad de trabajo que hemos dado a la gente. En un fiesta de Navidad no hace mucho tuve que felicitar las fiestas a todos los empleados y, cuando me levanté, se me puso el corazón a 120 al ver la cantidad de personas que había. Reconozco que lo primero que pensé fue: ¿Todas estás nóminas estamos pagando? (risas). Pero luego me sentí muy orgulloso y me dije que algo bien hemos hecho, desde luego. Y ahora toca disfrutarlo.

Amuda Goueli, confundador y consejero delegado de Destinia.
Amuda Goueli, cofundador y consejero delegado de Destinia. JavyGo

Si nos remontamos a un poco más atrás, a tu época en Egipto, ¿por qué dices que los tres meses que pasaste en la cárcel fueron la mejor experiencia de tu vida?

¿Sabes qué significa abrir una puerta y salir? Si has hecho algo malo, lo aceptas. Pero si has hecho algo bueno, no poder abrir la puerta es la cosa más dura que te puede pasar en la vida. Quieres hacer el bien pero estás castigado. Hasta el día de hoy, con cada persona que hablo de esto, no lo entiende y nunca lo va a entender. La libertad es la cosa más maravillosa para un ser humano. Decidir qué quiero hacer. Ser libre porque tienes el derecho a ser libre.

Mi lucha siempre es, inconscientemente, ser libre. Para ser libre, mi negocio tiene que ser libre y mi trabajo tiene que ser libre. Si esto no es libre, yo no soy libre. Por eso siempre hemos intentado autofinanciarnos sin depender de terceros.

Trabajo más que nadie en esta empresa, casi 14 horas al día. No tengo ningún día de vacaciones. Pero puedo abrir la puerta y salir cuando me da la gana. No lo hago, pero la decisión de salir es mía. No tengo que dar explicaciones a nadie. Dime un solo alto directivo que haya viajado a más de 120 países en el mundo por vacaciones.

La libertad es la cosa más maravillosa para un ser humano. No poder abrir la puerta es la cosa más dura que te puede pasar en la vida

Fueron estos meses los que me enseñaron estas cosas. Son enseñanzas que te hacen ver las cosas de otro modo sin que te des cuenta. E incluso en el mundo del negocio.

La gente tiene miedo a ser controlada o a perder su trabajo. Lo que nos maneja de verdad es el miedo. Si tú eliminas este punto de tu vida, puedes tomar la decisión correcta. Si hacer algo te lleva a otro camino, la elección es tuya y lo has hecho porque has querido. Entonces no puedes echar la culpa a nadie. Es parte de la libertad también. Así que, gracias a estar en la cárcel, entendí lo que significaba la libertad.

Para mí, Destinia es una herramienta para hacer el bien a los demás, para generar negocio, para que yo pueda vivir bien, para conocer gente que no podría conocer de otra forma, para hacer cosas que jamás habría imaginado, como asistir a Mundiales, Eurocopas, Champions... Me hace cumplir mis sueños.

Desde el punto de vista del negocio, ¿hay algún aprendizaje con el que te quedes de todos estos años?

El hecho de que no tengo la verdad absoluta. Escuchar a los demás y confiar en ellos. Es algo que he aprendido con los años. Yo no soy perfecto, hay gente mejor que yo. Pero, lo más importante para mí, es no rodearse de mediocres.

Al principio, cuando veía que alguien era malo no lo despedía porque me sentía un mala persona. Pero, con el tiempo, he aprendido que no. Le vas a despedir tarde o temprano. Así que le das tres avisos y, al cuarto, fuera. Una persona que no respeta su trabajo, ni para él ni para sus compañeros ni para su familia, es que no merece la pena.

Amuda Goueli, confundador y consejero delegado de Destinia.
Amuda Goueli, cofundador y consejero delegado de Destinia. JavyGo

¿Cómo has ido modelando tu estilo de liderazgo a la hora de gestionar equipos?

En el libro Sapiens se habla de que una comunidad de chimpancés no puede superar los 250. Una vez que supera este número, hay una guerra civil y se matan entre ellos. Uno de los machos sale y crea otro grupo. Llegan a 250 y pasa lo mismo. Cuando leí el libro, me fui a ver a los chimpancés para ver si era verdad o mentira. Me di cuenta de que es verdad.

Aconsejo a los demás ir a la selva. Si tienes que tomar una decisión, ve a la selva. Estas cosas te enseñan mucho. Los viajes enseñan mucho sobre el comportamiento humano. Sirven para absolutamente todo, también para aprender a dirigir a la gente.

Cayó en mis manos un libro llamado El Gen Egoísta que te ayuda a entender muy bien al ser humano. Antes entendíamos al ser humano a través de la psicología. Ahora ya no. Ahora vamos más allá: la genética. Esto es lo que están trabajando Google y Facebook, que te obligan a hacer clic sin darte cuenta. No va a través de la psicología sino de la genética. Manipulan la toma de decisiones.

Los viajes enseñan mucho sobre el comportamiento humano. Sirven para absolutamente todo, también para aprender a dirigir a la gente

Entonces te das cuenta de que, cuanto más avanzas, más tienes que volver a tus orígenes. Yo vengo de una tribu, donde hay un pensamiento comunal. Según mis raíces, donde yo he nacido, cuando tomas una decisión, no la tomas para ti, sino que la tomas para los demás. No existe el pensamiento de Estado, que se ocupa de todos.

El comportamiento que yo tengo aquí es que estoy con mi tribu. Algunas veces me regañan porque me paso de la raya o no me entienden. Pero no puedo cambiarlo. Y hasta el día de hoy no ha sido tan malo.

No he cambiado de casa. Ni mi socio tampoco. Podría vivir en Pozuelo, junto a los jugadores de fútbol, pero tengo la misma casa desde que empecé con Destinia

He leído muchos libros sobre el comportamiento humano y, en ocasiones, he intentado aplicarlo. Pero no me sale porque no es mío. Entonces aplico lo que es mío y funciona bien. Yo no soy jefe, soy un compañero más; casi siempre estoy con todos los demás, mi puerta siempre está abierta.

No he cambiado de casa. Ni mi socio tampoco. Podría vivir en Pozuelo, junto a los jugadores de fútbol, pero tengo la misma casa desde que empecé con Destinia: 65 metros cuadrados. Y no la voy a cambiar. Porque el día que lo haga dejaré de ser yo.

Amuda Goueli, confundador y consejero delegado de Destinia.
Amuda Goueli, cofundador y consejero delegado de Destinia. JavyGo

¿Te quedan todavía dominios de cuando los comprabas y los revendías para ganar dinero? ¿Y hay algún enemigo que todavía te esté persiguiendo?

Claro, muchísimos, ¿quieres uno? (risas). Ahora no tengo mucha competencia. Antes sí. No tienen tanto valor. Lo tenemos como algo divertido ya. A mis hijas les regalé el dominio con su nombre.

¿Algún destino de viaje que recomendarías para este 2020?

El mejor viaje es saber dónde vas a ir. Intenta viajar solo. Es el mejor viaje porque los mejores amigos que he hecho los he encontrado en viajes. Porque no te conocen, no saben lo que hay detrás. La verdadera persona sale en un viaje. Es en los viajes donde descubres a la gente y si vale la pena. Existen sitios raros a los que he ido y en los que he conocido a gente muy buena.

Uno que mezcla mochila y lujo sería Costa Rica. También recomendaría la Patagonia. Si quieres un lugar muy bueno de safaris, el norte de Zambia, un parque natural que casi nadie conoce. La mayoría de los documentales de la BBC se graban allí porque no es un sitio muy turístico.

Amuda Goueli, confundador y consejero delegado de Destinia (izq) y Manuel del Campo. CEO de Axel Springer España (dcha).
Amuda Goueli, cofundador y consejero delegado de Destinia. JavyGo

 

Y además