He probado Project xCloud, el servicio de videojuegos en la nube de Microsoft, y tengo claro que es el futuro de la industria a pesar de que le queda mucho camino por recorrer

Project xCloud
  • Durante las dos últimas semanas he probado Project xCloud, el servicio de videojuegos por streaming de Microsoft y tengo claro que es el futuro de los videojuegos, aunque todavía le falta un largo camino que recorrer. 
  • La principal virtud de este servicio es que pone al alcance de tu smartphone todo el catálogo de Xbox Game Pass donde hay se encuentran alguno de los mejores juegos de la generación como DOOM Eternal, Gears 5 o The Witcher 3: Wild Hunt y lo hace con resultados francamente buenos. 
  • Lo que destaca es que es una plataforma que mueve los videojuegos a través de la nube y los resultados son sobresalientes incluso teniendo en cuenta que se trata de una beta. 
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

Coges el móvil, abres una app y, tras decidirte entre una biblioteca bien surtida de videojuegos, estás disfrutando de Gears 5, uno de los mejores shooters de la generación, casi sin ningún tipo de problema. 

Parece magia, pero el videojuego por streaming ha avanzado a pasos agigantados en los últimos años y las compañías están apostando por este camino con mucha fuerza. 

Son claros los actores que se están sumando a esta tendencia y no son pequeños precisamente. Entre ellos aparece Google con Stadia o Amazon con Luna, pero por encima de ellos está, sin lugar a dudas, Microsoft con Project xCloud. 

Primero hay que sentar antecedentes: en 2017, Microsoft lanzó Xbox Game Pass, un servicio de videojuegos por streaming para consolas en donde se esconde una biblioteca de títulos bastante potente que puede disfrutarse por un módico precio. Más adelante, sumó a este servicio a los usuarios de PC, con un catálogo muy similar, aunque con algunos títulos exclusivos más adaptados al clásico control de teclado y ratón. 

Leer más: Así de rápido cargarán los juegos en Xbox Series X comparados con una Xbox One X

Una vez con estas cartas sobre la mesa, Microsoft dio el último paso con Project xCloud: meter toda esa colección en el móvil, con la gran diferencia que en vez de descargar los juegos, todo funciona a través de la nube y el streaming.

Durante las últimas dos semanas he tenido el placer de disfrutar de este servicio con un Samsung Galaxy Note 20 5G —que además ofrece 3 meses gratuitos del servicio— y tengo claro que este es el futuro de los videojuegos, aunque es cierto que todavía le falta mucho camino por recorrer. 

Lo único que hay que tener en cuenta es que, de momento, es un servicio solo disponible en dispositivos Android —Phil Spencer, CEO de Xbox, ha dicho que están buscando soluciones para poder entrar en iOS, ya que cuenta con una política de entrada bastante exigente— y que para poder jugar desde el móvil es indispensable tener una cuenta Ultimate, que tiene un coste de 12,99 euros mensuales, aunque el primer mes está disponible por tan solo un euro. 

Además, hay que puntualizar que de momento se trata de una beta que irá mejorando con el tiempo y limando asperezas gracias tanto al feedback de los usuarios como al trabajo del equipo que está detrás y aun así ofrece unos resultados admirables. 

Un catálogo simplemente espectacular en la palma de tu mano

 

Nada más entrar en el catálogo te das cuenta de que Microsoft va a por todas. No se limita a entregar una biblioteca escueta y sin grandes reclamos, sino que ofrece prácticamente el mismo repertorio de títulos que están en el Game Pass de consolas y de PC y han anunciado que irán metiendo más con el tiempo. 

Esto quiere decir que dentro hay juegos de la talla de Gears 5, Forza Horizon 4 o Halo Master Chief Collection como juegos exclusivos de Xbox, así como títulos como Doom Eternal, uno de los mejores shooters de los últimos años o The Witcher 3: Wild Hunt, uno de los mayores exponentes de esta generación. 

Al final, ofrece una lista de videojuegos francamente envidiable que además deja muy buenas sensaciones en el móvil... aunque con sus peros. 

El mando no es que sea el aliado perfecto, sino que debe ser tu compañero de aventuras

 

Aunque es cierto que existen muchos juegos que ofrecen controles táctiles, es mejor contar con un mando para poder disfrutar a fondo de la experiencia, ya que la mayoría de títulos o bien no cuentan con esta opción o se hace prácticamente inviable manejarlos por la complejidad de los mismos. 

Ahora bien, cuando tienes uno entre manos y un soporte para colocar el smartphone —en mi caso me han cedido un soporte y un mando de Xbox One— la cosa cambia por completo y los resultados me han sorprendido mucho.

Evitando el input lag de manera sobresaliente

 

Primero, si no conoces el término, lo mejor es darle respuesta: el input lag es la cantidad de tiempo que transcurre desde que das a un botón o mueves la palanca de dirección hasta que este acto queda reflejado en pantalla. 

Una vez con las cosas claras, este mal que se da sobre todo en los juegos que requieren conexión a Internet es uno de los mayores desafíos de Project xCloud, ya que todo va por la nube y lo cierto es que su capacidad de respuesta es asombrosa. 

Para la prueba me puse al volante de Forza Horizon 4, un título que requiere mucha precisión y de una velocidad de reacción importante y mi sorpresa fue mayúscula al comprobar que el input lag era prácticamente nulo. Es cierto que se nota un retraso que no existe en el juego tradicional con una consola o un PC, pero es nímio. 

También lo puse a prueba con DOOM Eternal, un juego vertiginoso donde los reflejos y la velocidad de movimiento son claves para obtener la victoria y aunque el resultado no fue tan positivo, Project xCloud se defendía bastante bien. 

Para juegos con una carga gráfica menos imponente o títulos indies como Children of Morta, el recientemente añadido Katana Zero o uno de los grandes exclusivos de Microsoft, Ori and the Wild of the Wisps, me encontré con que mis acciones se reflejaban al momento en pantalla. 

Al final, uno de mis mayores temores con la plataforma se disipó por completo y no solo eso: cumple de manera sobresaliente. 

Ofrece juego fluido... aunque le falta mejorar

 

Lo primero que hay que tener en cuenta es que la única opción para disfrutar de estos juegos es a través de la nube. No existe opción de descarga al móvil, así que dependes única y exclusivamente de la calidad de tu conexión a Internet en casa y de si tienes un móvil con 5G, ya que es donde realmente brilla.

Partiendo de esto, he jugado la mayor parte del tiempo en mi casa y durante las sesiones he tenido que estar cerca del router para mejorar la señal. Además, es fundamental tener un dispositivo que soporte conectividad de 5Ghz, porque la de 2,4Ghz provoca muchos cuelgues y deja una sensación bastante agridulce.

Quitando los tiempos de carga, que son más excesivos que en consola e incluso puedes estar hasta 3 minutos de espera en juegos que no son muy potentes —también hay que puntualizar que dependía de la hora del día—, una vez empieza la partida dejas todo atrás, ya que está muy logrado. 

Es cierto que en títulos como el citado DOOM Eternal tiene alguna baja de frames o el Gears 5 alguna ralentización puntual por pérdida momentánea de la señal, pero no he sentido problemas graves en ningún momento. Es más, ambos juegos me los he pasado con el móvil y los he disfrutado muchísimo.

Cuando cambias al 4G o al 5G, se nota la diferencia. En donde vivo tampoco hay muchas zonas que tengan esa cobertura (que todavía no está implementada por completo en España), así que he tenido que hacer las pruebas con el 4G y aunque es jugable, la experiencia sí que se resiente y se nota que flaquea más. 

Además, aunque sorprendentemente solo durante los primeros días de las dos semanas que he estado con el servicio, sí que he sufrido de cuelgues puntuales que me expulsaban del juego, pero eso sí, solo me ha ocurrido durante la carga de los juegos, no mientras estaba in game. 

La experiencia en pantalla es muy buena, aunque no sobresaliente

Es importante que no se entienda mal lo que quiero decir. Todo luce de maravilla, adaptado a la pantalla de tu smartphone de una manera fantástica, pero es cierto que tiene tres puntos negativos que si me parecen reseñables. 

El primero es que no hay ningún juego que esté adaptado a estas pantallas, por lo que las temidas franjas negras están presentes. En este caso no son horizontales, sino que se ubican de manera vertical en los dos extremos del dispositivo, dejando un buen tramo de pantalla sin imagen. Entiendo que esto podrán solucionarlo con el tiempo, pero de momento, por lo menos a mí, no me deja meterme de lleno en la partida. 

Por otro lado, están los textos en pantalla. Las dimensiones del móvil juegan alguna mala pasada y hay muchos que son difíciles de leer y hay que atinar la vista para dilucidar qué está escrito. Es cierto que en este sentido poco hay que hacer, pero evidentemente no invita a títulos en donde la lectura sea una gran protagonista de la experiencia. 

Por último, incluso con el brillo al máximo, he notado que la pantalla no rendía al máximo de sus posibilidades y dejaba reflejos o poca visibilidad sobre todo en zonas oscuras. Además, tengo claro que no es problema del smartphone de la prueba, ya que fuera de la app de Xbox Game Pass la iluminación en pantalla subía bastante e incluso en la interfaz de la app.

Por lo demás, la experiencia es francamente satisfactoria.

Un servicio con muchas más luces que sombras que tiene en su interior un catálogo simplemente increíble y por un precio que me parece una ganga

Lo he comentado al principio del análisis y lo mantengo: Project xCloud es el futuro de los videojuegos, aunque de momento le falta mucho camino por recorrer. 

Tiene un catálogo simplemente envidiable que deja disfrutar a títulos de gran calidad en la pantalla del móvil y lo hace a través de la nube de una manera simplemente notable y eso que, de momento, se trata de una beta que está mejorando constantemente. 

Para un usuario que no tenga consola o PC y no tenga pensado hacerse con una pero quiere disfrutar de los videojuegos de una manera económica, Project xCloud se postula como una opción simplemente indispensable, ya que por 12,99 euros mensuales es prácticamente un regalo por la gran cantidad de juegos que guarda en su interior y lo bien que está implementado. 

Para la persona que ya tiene Xbox, son todavía más ventajas, ya que si cuenta con esa cuenta Ultimate que le permite jugar online y disfrutar de los títulos mensuales gratuitos, también le dejará disfrutar de sus juegos favoritos en el móvil y que, gracias a la nube, puede cambiar entre dispositivos sin problemas y seguir jugando en otro lugar justo donde lo había dejado. 

Al final, Project xCloud es un complemento fantástico para el jugador que le deja llevarse sus videojuegos en el bolsillo y poder jugar a lo que quiera y en donde quiera. 

Al servicio todavía le queda mucho camino, sobre todo en mejorar la recepción de la señal para evitar esos cuelgues puntuales, mejorar la recepción de la señal para evitar molestos tirones o reducir los tiempos de carga, pero lo que ofrecen actualmente, es un auténtico regalo para cualquier amante de los videojuegos. 

LEER TAMBIÉN: Dónde y cómo reservar PlayStation 5 o Xbox Series X/S para dar el salto a la nueva generación

LEER TAMBIÉN: Principales diferencias entre Xbox Series X y Xbox Series S: las dos consolas de nueva generación de Microsoft

LEER TAMBIÉN: Cómo funcionarán tus juegos de PS4 y Xbox One en PS5 y Xbox Series X

VER AHORA: Los 4 consejos del CEO de LinkedIn España para buscar trabajo en tiempos de coronavirus

    Más:

  1. Microsoft
  2. Xbox
  3. Xbox Series
  4. Streaming
  5. Videojuegos
  6. Top
  7. Trending
  8. Storytelling
  9. Review
  10. Listas