He probado el realme 6 Pro y el salto respecto a la versión normal es absoluto: mejor cámara, diseño y autonomía por 50 euros más

Análisis realme 6 Pro
  • El realme 6 Pro destaca principalmente por su rendimiento, su espectacular batería que aguanta hasta 2 días a pleno rendimiento y un diseño realmente alucinante. 
  • El dispositivo cuenta con cuatro cámaras traseras y dos en la parte frontal que arrojan resultados muy interesantes. 
  • El teléfono, que ya está disponible, cuesta 329 euros, con 8GB de RAM y 128 GB de almacenamiento —y tengo muy claro que los vale todos. 
  • Descubre más historias en Business Insider España

Hace un tiempo, encontrar un teléfono que conjugase buenas especificaciones a un precio muy competitivo era muy complicado, pero esto es algo que hoy en día ha pasado, por suerte, a mejor vida. 

Los culpables son marcas como Honor, Xiaomi o realme. Esta última, que se ha convertido en una de las sensaciones en España tras presentar dispositivos realmente interesantes, no deja de luchar por ofrecer teléfonos con características francamente interesantes a costes muy contenidos

Es algo que se puede ver en el fantástico realme X50 Pro, un teléfono que puedes comprar por menos de 500 euros y tiene 5G o el genial realme 6 —que tuve la oportunidad de probar hace unos meses y que me dejó completamente enamorado. 

Leer más: Realme se ha consolidado como una de las marcas más importantes dentro del mercado de los móviles: estos son los motivos de su éxito

En esta ocasión, he tenido el placer de disfrutar de la versión mejorada de este último, el realme 6 Pro y tengo claro que ha mejorado todo lo presente y eso que lo tenía difícil

Lo mejor, sin lugar a dudas, es su apabullante rendimiento, su espectacular batería que te durará más de 2 días a pleno rendimiento y un diseño simplemente alucinante

También mejora la cámara respecto a la versión normal añadiendo una cámara extra en la parte frontal y mejorando el zoom hasta los 20x. 

El teléfono, que ya está disponible para comprarlo, cuesta 329 euros, con 8GB de RAM y 128 GB de almacenamiento y tengo muy claro que los vale todos. ¿Quieres descubrir por qué? Sigue leyendo. 

La pantalla es fabulosa y todo se ve francamente bien

El realme 6 Pro mantiene la misma mantalla de 6,5 pulgadas de su hermano menor con resolución FHD+ (2400x1080 píxeles) y la tasa de refresco de 90Hz que consigue que todo se mueva a una fluidez digna de elogio y se vea todo lo que ocurre en pantalla mucho más definido. 

Como único cambio relevante en pantalla es la incorporación de una cámara extra que reduce un poco la pantalla, pero en ningún momento he sentido que ese añadido me quitase la sensación de estar ante un todopantalla. 

Ten en cuenta que viene predeterminado en 60Hz, pero cuando cambias la tasa de refresco la diferencia se nota al momento. Todo va mucho más rápido y tienes la sensación de estar ante algo superior. Eso sí, repercutirá en la duración de la batería, aunque tampoco es problema ya que es realmente buena. 

La parte trasera es absolutamente genial y muy original

Ya no es algo que me sorprenda en realme. El diseño de la parte trasera de sus teléfonos siempre es genial y con este simplemente se han lucido. Los brillos que se generan por el impacto de la luz son preciosos y ofrece un aspecto imponente. 

Siempre he preferido colores originales en los teléfonos y no algo básico para desmarcarme de los demás y con este sencillamente han logrado sorprenderme muy gratamente

Aquí también descansa la cuádruple cámara trasera que monta las cámaras en una posición vertical en línea que queda realmente bien.

Viene con lector de huellas, aunque con los mismos problemas que el realme 6, pero lo solventa con un reconocimiento facial realmente rápido y preciso

Ya lo comenté en el análisis del realme 6. El lector de huellas que se coloca en el botón lateral del encendido funciona muy bien y es realmente fiable, pero tiene un molesto clic que siempre te acompaña cada vez que lo presionas. 

Además, el emplazamiento del lector de huellas en esta zona nunca me ha convencido del todo y siempre lo he preferido en otras zonas, como por ejemplo como la que tiene el realme 6i que se emplaza en la parte trasera, por ejemplo. 

Por su parte, el reconocimiento facial es muy bueno, aunque es cierto que con gafas de sol no respondía, algo que si que ofrecen otros dispositivos como el iPhone 11.

Cuenta con USB-C, minijack, NFC... pero en esta versión sí que he echado en falta conectividad 5G

En este sentido tiene todo lo que ofrecía su antecesor, pero en este apartado sí que he echado en falta un extra, como la conectividad 5G y que haga honor a su apellido Pro.

Viene con USB-C que permite cargar el teléfono del 0 al 100 en unos 40 minutos, conexión para minijack, un perfecto añadido para los nostálgicos, aunque la conexión Bluetooth funciona muy bien y los altavoces rinden a un buen nivel y conectividad NFC para pagar con el móvil, algo que considero un absoluto imprescindible. 

La batería es uno de sus puntos fuertes: aguanta dos días a pleno rendimiento y dura incluso más que su hermano menor

El realme 6 Pro mantiene la batería de su hermano menor, pero me ha ofrecido un rendimiento un poco mejor y sin lugar a dudas es uno de sus puntos fuertes. Gracias a su capacidad de 4.300mAh el dispositivo puede aguantar hasta 2 días a pleno rendimiento e incluso algo más sin necesidad de tener que pasar por el enchufe. 

De todas formas, esto a día de hoy tampoco es problemático gracias a la carga rápida que en este caso permite cargar el teléfono del 0 al 100 en apenas 40 minutos

El rendimiento es sencillamente increíble y todo va súper fluido

Otro de los puntos más interesantes del teléfono es su espectacular rendimiento. Deja atrás la MediaTek Helio G90T de su hermano menor y apuesta por la Qualcomm Snapdragon 720G, que ofrece unas prestaciones sencillamente increíbles

Si ya funcionaba todo a un nivel excelente en su versión básica, la apuesta por este procesador ha sido un absoluto acierto y consigue que el teléfono se comporte durante todas las tareas del día a día a un nivel encomiable

Ya utilices el móvil para jugar o simplemente para navegar por Internet o consultar las redes sociales, el realme 6 Pro no te va a defraudar. Durante la prueba no he tenido ningún solo problema, cuelgue o ralentización así que solo puedo aplaudirlo

El sistema operativo es funcional y práctico, pero no incluye nada especialmente destacable

El teléfono continúa con Android 10 y la capa de personalización realme UI que deja los mismos puntos fuertes que sus hermanos. Un modo oscuro realmente bueno — que como siempre con apps externas depende de si la tienen para que no te pegue un fogonazo de luz blanca —, la personalización de los iconos, el acceso rápido a determinados elementos de las aplicaciones o la barra lateral inteligente que te da acceso a tus elementos favoritos del teléfono son sus puntos fuertes. 

También me ha gustado un detalle que no tienen otros realme que es que la batería viene con color desde que está al 100% y va cambiando en función de cómo va disminuyendo. Es decir, no incluye un color base que luego se pone en rojo cuando le queda poca autonomía, sino que comienza con un tono amarillo, que se percibe mucho mejor, hasta el temido carmín.

Sin lugar a dudas un elemento que me ha llamado mucho la atención y que me ha permitido ver de un vistazo si tenía suficiente batería o tenía que pasar por el cable. 

El apartado fotográfico mejora, y mucho, respecto a la versión normal. Le encantará a los amantes de los pequeños detalles y los selfies

La cámara, tanto la trasera como la frontal, me ha gustado mucho. El principal añadido es la inclusión de una nueva lente en la parte delantera del terminal que consigue tomar mejores retratos, además con un efecto borroso muy conseguido y un zoom 20x que aunque cumple, creo que todavía le falta mejorar

La cuádruple cámara trasera se compone de una lente principal de 64 megapíxeles, un gran angular de 8 megapíxeles, un modo macro de 2 megapíxeles, modo retrato y un teleobjetivo de 12 megapíxeles. 

Por su parte, la cámara frontal se compone de un gran angular de 8 megapíxeles y una principal de 16 megapíxeles que dejan resultados fantásticos

En tema vídeo, el realme 6 Pro soporta grabación en 4K y 30fps con estabilizador y arroja resultados más que notables. 

El avance respecto a la cámara de la versión normal es notable, sobre todo en la cámara de los selfies y aunque el otro añadido, el zoom 20x no me ha decepcionado, preferiría que el teléfono hubiese pulido más otros campos del apartado fotográfico

Aquí algunos ejemplos:

Lo mejor, sin lugar a dudas, es el modo ultra macro que encantará a los amantes de los pequeños detalles. Mira el detalle del corcho del ribera o el nivel de detalle de los pétalos de la flor, por ejemplo

 

 

El gran angular también deja resultados muy interesantes...

 

... pero su zoom 20x, una de sus nuevas funcionalidades, no me ha convencido del todo. La ampliación es extraordinaria, pero no queda todo lo definido que me hubiese gustado

 

La cámara principal arroja resultados francamente buenos tanto en condiciones de poca luz como en exteriores

 

La cámara frontal está realmente lograda, tanto en modo retrato como con la lente principal

 

El realme 6 Pro es un teléfono francamente bueno que mejora en todo al realme 6, un teléfono que ya era genial y por solo 50 euros más...

El realme 6 Pro es la evolución natural del realme 6, un teléfono que ya era francamente bueno y lo mejora en prácticamente todos los apartados

Sus puntos fuertes son su espectacular y original diseño, su poderosa autonomía que hará tambalear y replantearse las cosas a dispositivos con peor autonomía y más caros y su fantástica cámara que enamorará a los apasionados por el micromundo y los selfies. 

Además, cuenta con una pantalla simplemente deliciosa con una tasa de refresco de 90hz que conseguirá que todo luzca a un nivel de detalle realmente bueno y tenga una fluidez de respuesta excelente. 

Su rendimiento también es excepcional gracias al procesador Qualcomm que mueve sus tripas, algo que consigue que el teléfono se desenvuelva durante el día a día a un nivel excepcional y cumple a nivel de conectividad con NFC y carga rápida... aunque he echado en falta el 5G.

Lo mejor es que el teléfono tendrá un precio muy contenido: 329 euros por un modelo de 8GB de RAM y 128 GB de memoria interna. Si estás entre un modelo y otro, es cierto que si apuestas por el realme 6 básico la diferencia de precios se va a más de 100 euros, pero si estás echándole el ojo al de 279 euros, tan solo existe una diferencia de 50 euros respecto a su versión Pro y tengo claro que merece muchísimo la pena. 

LEER TAMBIÉN: Los 8 mejores móviles baratos por menos de 100 euros (2020)

LEER TAMBIÉN: Los 8 mejores móviles por menos de 200 euros que puedes comprar en 2020

LEER TAMBIÉN: 7 buenos móviles que triunfaron en 2019 y que ahora puedes comprar por mucho menos dinero

VER AHORA: José Miguel Aparicio, CEO de Audi España: “Los vehículos se van a transformar en plataformas de software que nos conectarán con nuestros clientes”

    Más:

  1. Storytelling
  2. Telefonía
  3. Top
  4. Listas
  5. Móviles
  6. Review
  7. Trending