Pasar al contenido principal

Los mercados globales se están tiñendo de rojo: los analistas creen que no es solo por la guerra comercial, que se debe más a un estado de ánimo “exhuberante”

Trader desolado ante el último desplome de Wall Street.
Reuters
  • Los índices están perdiendo los suelos de referencia y muchos habían apuntado al recorte de tipos de interés por parte de la Reserva Federal como el principal motivo.
  • Bancos de inversión como Morgan Stanley o JP Morgan han señalado que el principal responsable es “el estado de ánimo exuberante que ha capturado a los mercados, especialmente a Wall Street, en los últimos meses".
  • Este período sostenido de exuberancia significa que llevará más de un día o dos las caídas del mercado para evitar el exceso de optimismo.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Las bolsas apuntan en direcciones distintas durante el conjunto del año. Los índices y muchas acciones como las tecnológicas están perdiendo los suelos de referencia y muchos habían apuntado al recorte de tipos de interés por parte de la Reserva Federal como el principal motivo. Sin embargo, ese no podría ser el verdadero culpable

Bancos de inversión como Morgan Stanley o JP Morgan han señalado que el principal responsable es “el estado de ánimo exuberante que ha capturado a los mercados, especialmente a Wall Street, en los últimos meses”, lo que a su vez hizo que las bolsas “fueran vulnerables a una gran caída”. La decisión de la FED habría sido poco más que la gota que ha colmado el vaso. 

Para apreciar cuán exuberante se ha vuelto ese estado de ánimo, solo basta con mirar la exposición que los inversores han tenido a la renta variable en el más corto plazo en los últimos tiempos.

El analista Mark Hulbert desvela que, a principios de julio, esta media alcanzó su nivel más alto desde hace más de dos décadas con el 84,2%. Y, pese a que ese porcentaje se ha relajado, sigue siendo de los más elevados desde el año 2000.

Este período sostenido de exuberancia significa que llevará más de un día o dos las caídas del mercado para evitar el exceso de optimismo. Sendos bancos de inversión indican que se debe a que las bolsas “no pueden sostener su intento ejecutar un gran rebote".

Al igual que con la decisión de reducción de tipos de la Fed, los nuevos aranceles que quiere imponer el presidente norteamericano Donald Trump son poco más que una excusa para un mercado que estaba “listo para una caída”.

Huelga decir que el análisis este análisis no garantiza, y no puede garantizar, que el mercado tendrá dificultades en las próximas semanas, destacan los expertos. Cabe recordar que una teoría contrarian tampoco ha tenido éxito en los mercados durante el mes de mayo. Con todo, los índices subieron a nuevos máximos históricos.

Leer más: 5 conceptos básicos que conocer para comenzar a invertir en bolsa

Cuestión de probabilidades

Aún así, las probabilidades esta vez no son buenas, explican estos expertos. También vale la pena tener en cuenta que el sentimiento generalmente se comporta de manera diferente en los mercados alcistas que en los mercados bajistas

Los suelos a menudo se caracterizan por cambios bruscos cuando los inversores alcistas tiran la toalla. Eso sucedió en diciembre del pasado año, por ejemplo, cuando el HSNSI bajó a un 98%. Por ejemplo, el Dow Jones está un 25% más alto que su mínimo de finales de diciembre.

Los mercados alcistas, en cambio, tienden a ser más graduales, con diferentes sectores que se relevan durante varias semanas o meses. El optimismo alcista puede “permanecer elevado durante todo este proceso”, avisan.

Sin duda, el análisis contrarian es, en el mejor de los casos, una herramienta de sincronización de mercado a corto plazo. Por tanto, no ofrece un juicio sobre si la debilidad que ahora se anticipa será “más temporal en un mercado alcista en curso o será el comienzo de algo más grave”. La clave a la que dependerá, en parte del estado de ánimo, de las bolsas mundiales.

Hulbert concreta que sería una buena señal si, a raíz de la debilidad del mercado, los “temporizadores del mercado a corto plazo corren rápidamente hacia las salidas”. Resultaría preocupante si se mantienen “obstinadamente optimistas, lo cual lo sabremos pronto”

Y además