Miles de personas abarrotaron las calles de Wuhan para celebrar el Año Nuevo mientras las calles de medio mundo quedaron desiertas ante el avance de la pandemia

BI
  • La ciudad de Wuhan, donde se registraron los primeros casos de coronavirus, celebró la Nochevieja a lo grande.
  • Miles de personas se reunieron en el centro de la ciudad para realizar la cuenta atrás a medianoche y dar la bienvenida al 2021, disfrutando de la emoción de la fiesta y orando en los templos budistas.
  • Por el contrario, muchas ciudades de todo el mundo se vieron obligadas a cancelar las celebraciones para controlar la propagación de la pandemia COVID-19.
  • Las fotos de París, Londres, Nueva York, Berlín y Milán muestran lugares desiertos donde en años anteriores hubiera habido aglomeraciones de miles de personas.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

En Wuhan, China, miles de personas se juntaron en las calles para la fiesta de Año Nuevo.

La ciudad fue el foco inicial de la pandemia de coronavirus, y notificó el primer brote de COVID-19 hace exactamente un año, el 31 de diciembre de 2019.

BI

Desde mayo, ha estado libre del virus después de un estricto confinamiento de 76 días para sus 11 millones de ciudadanos.

Liberada de la amenaza del COVID-19, la vida ha vuelto a ser prácticamente normal para los residentes de Wuhan, y las imágenes de la ciudad muestran que pudieron celebrar el Año Nuevo abarrotando las calles para dar la bienvenida a 2021.

Las escenas fueron totalmente opuestas a lo que se pudo observar en gran parte del resto del mundo, donde las medidas de emergencia en materia de salud pública desterraron a las multitudes habituales de las ciudades más conocidas del mundo.

En Nueva York, Times Square quedó desierta por primera vez para celebrar una Nochevieja desde 1907, según el Mail Online.

BI

Esta semana tuvo lugar el día más mortífero en Estados Unidos desde que comenzó la pandemia de coronavirus, con un número récord de hospitalizaciones que presagian días aún peores.

China da luz verde a la primera vacuna contra el coronavirus para uso comercial con una efectividad del 79,3%

Estados Unidos registró más de 3.900 muertes el miércoles y más de 125.000 hospitalizaciones, según datos del Proyecto de Seguimiento COVID.

Londres canceló su tradicional exhibición de fuegos artificiales cerca del Palacio de Westminster.

En los lugares donde normalmente había grandes multitudes, la policía vigilaba anoche para disolver cualquier concentración no autorizada:

La Policía de Londres patrullando la rivera del Támesis durante el 31 de diciembre de 2020.
La Policía de Londres patrullando la rivera del Támesis durante el 31 de diciembre de 2020.

Un espectáculo de fuegos artificiales y luces de repuesto tuvo lugar en el este de Londres sobre el Millennium Dome:Un espectáculo de fuegos artificiales y luces de repuesto tuvo lugar en el este de Londres sobre el Millennium Dome:

BI

Alemania también tuvo duras restricciones. Algunos artistas tocaron frente a la Puerta de Brandenburgo de Berlín, pero sin nadie que los viera:

BI

Y en Colonia, los carteles advertían a cualquiera que se sintiera tentado de pasar el Año Nuevo frente a su catedral:

BI

París impuso un toque de queda a partir de las 20:00, asegurándose de que no se formaran multitudes alrededor de la Torre Eiffel:

BI

En Milán, Italia, donde el coronavirus se introdujo por primera vez en una gran ciudad de Occidente, también hubo toques de queda para evitar las aglomeraciones:

BI

La plaza Taksim de Estambul estaba igualmente desierta:

BI

Ha pasado un año desde que la Organización Mundial de la Salud anunció los primeros casos confirmados del nuevo coronavirus.

Sin embargo, el origen del virus y la verdadera cronología de su propagación mundial siguen siendo un misterio. Un conjunto cada vez mayor de pruebas sugiere ahora que circulaba meses antes de que los primeros casos captaran la atención mundial en Wuhan, China.

Un estudio del Instituto Nacional del Cáncer de Milán descubrió que cuatro de los primeros casos de coronavirus en Italia se remontan a octubre de 2019.

Las investigaciones de China indican que la gente se estaba enfermando en Wuhan en noviembre y a principios de diciembre: un estudio basado en imágenes de satélite de los hospitales de Wuhan y en búsquedas por Internet de los síntomas del COVID-19 en la zona, sugiere que el virus puede haber empezado a circular allí ya a finales del verano.

Otros artículos interesantes:

7 secuelas del COVID-19 de las que podrías no recuperarte nunca

La vacuna no conseguirá frenar la tercera ola del coronavirus, pero sí podría reducir su impacto

No todo ha sido malo este año: 10 historias inspiradoras y positivas de 2020