Pasar al contenido principal

Tras años malgastando tiempo en reuniones interminables, 3 exempleados de Google decidieron cambiar las cosas en su nueva startup

Los fundadores de Beeswax: el director técnico, Ram Rengaswamy; el CEO, Ari Paparo, y el jefe de producto Shamim Samadi.
Los fundadores de Beeswax: el director técnico, Ram Rengaswamy; el CEO, Ari Paparo, y el jefe de producto Shamim Samadi. Beeswax/Glassdoor
  • Las reuniones sin sentido son fatales para la productividad y pueden acabar molestando a los empleados en una oficina.
  • Los ejecutivos de la startup Beeswax, todos extrabajadores de Google, cuentan cómo han aprendido a llevar a cabo reuniones de manera ágil y eficiente.
  • Los expertos están de acuerdo en que las reuniones cortas son clave para que tengan sentido.

Una reunión interminable sin mucho sentido es una la mejor manera de acabar con la productividad de los trabajadores, y los tres fundadores de la startup Beeswax parece que lo han entendido.

El trío, formado por exejecutivos de publicidad de Google, cuenta que su actual forma de plantear las reuniones es un poco diferente al que tenían en su antigua empresa.

"Tenemos muy claro que no debemos dar pie a muchas reuniones porque algo que todos sentimos en nuestros anteriores puestos es que muchas pueden resultar redundantes", apunta Shamim Samadi, director de producto de Beeswax, a Business Insider.

"Así que tratamos de que la gente piense y escriba las cosas antes de la reunión, si es posible, y luego tener un enfoque real, un debate con un objetivo claro al que queremos llegar al final de la reunión. Sólo nos reunimos cuando tenemos esas cosas en su sitio".

Para todos los ejecutivos, fundar Beeswax en 2015 fue su primer proyecto. La empresa, con sede en Manhattan, fabrica software que ayuda a los comerciales a conseguir anuncios en tiempo real, y en tres años ha crecido hasta los 55 trabajadores.

La gestión de un equipo de ese tamaño ha obligado a los ejecutivos a adaptarse rápidamente, señala el director técnico Ram Rengaswamy a Business Insider.

Leer más: Estas 33 fotos resumen la asombrosa evolución de Google: de un dormitorio de Stanford a la dominación mundial

"Hemos hecho esto el tiempo suficiente como para entender ciertas cosas sobre el negocio lo suficientemente bien como para que podamos tomar decisiones más rápidamente", apunta Rengaswamy. "Eso es algo que he notado en nuestras reuniones: están muy concentrados y conducen hacia un resultado. Así que eso es algo en lo que me he visto mejorar".

Los expertos de todo el mundo coinciden con este enfoque de las reuniones de Beeswax.

El Harvard Business Review publicó en 2015 que las reuniones más grandes tienden a ser menos efectivas que las más pequeñas. Un experto señaló a la revista que las reuniones debían limitarse a un mínimo de cuatro o cinco personas para asegurar que todos tuvieran la oportunidad de hablar en una sesión de 60 minutos.

El CEO de Amazon, Jeff Bezos, cuenta con un enfoque similar: su regla de "dos pizzas" dice que nunca se debe celebrar una reunión en la que dos pizzas no puedan alimentar a todo el grupo.

Otro ejecutivo le dijo a The New York Times que establecer una agenda clara para las reuniones es el elemento clave para evitar perder el tiempo de los empleados.

"Si no tengo una agenda frente a mí, me voy", dijo a The Times. Annette Catino, ex CEO de QualCare Alliance Network. "Dame una agenda o no me sentaré allí, porque si no sé por qué estamos en la reunión, y no sabes por qué estamos allí, entonces no hay razón para una reunión.

Te puede interesar