Pasar al contenido principal

Investigadores franceses han creado el primer robot del mundo capaz de orientarse sin utilizar GPS: así funciona

primer robot en orientarse en GPS
Álvaro Reyes/ Unsplash
  • Investigadores franceses han logrado desarrollar el primer robot capaz de moverse de forma autónoma consiguiendo llegar a su destino sin GPS.
  • AntBot cuenta con una brújula óptica sensible a los rayos ultravioletas de la luz polarizada, lo que le permite orientarse. Es capaz de regresar a un punto tras recorrer una distancia de 14 metros con una precisión de 1 centímetro.
  • AntBot dispone de 6 patas para moverse sin problemas por todo tipo de terrenos y cuenta con un peso de unos 2,3 kilogramos.
  • La investigación ahora se centra en trayectos nocturnos y de mayor distancia.

Investigadores del CNRS y la Universidad de Aix-Marsella han logrado crear el primer robot capaz de moverse de forma autónoma consiguiendo llegar a su destino sin GPS.

AntBot, que toma su nombre y su diseño de las hormigas del desierto, es capaz de volver a casa de manera automática sin hacer uso del GPS ni de mapas, así como de explorar su entorno de forma aleatoria.

Para lograrlo, los investigadores del proyecto se han basado en las capacidades de orientación de las hormigas del desierto, que logran seguir su rumbo al ser sensibles a la luz polarizada.

Para imitar estas capacidades el robot cuenta con una brújula óptica que determina su recorrido a través de los rayos ultravioletas polarizados del cielo y un sensor óptico de desplazamiento que dirigido al suelo le permite medir las distancias recorridas.

Gracias a este sistema, AntBot puede analizar su entorno y regresar por sus propios medios a su punto de partida. Tras recorrer una distancia de 14 metros, la precisión de retorno ha sido de 1 centímetro.

Leer más: El primer robot de entregas a domicilio opera en Reino Unido

En cuanto al diseño, el robot, que tiene un peso de 2,3 kilogramos, dispone de seis patas que le permiten desplazarse con facilidad en entornos más complejos, según los creadores del proyecto, como terrenos montañosos o superficies extrañas.

Los próximos avances se centrarán en capacitar al robot en trayectos nocturnos así como para llevar a cabo distancias más largas. Ahora este nuevo tipo de desplazamiento sin necesidad de GPS permite abrir nuevas posibilidades no solo en el sector de la robótica sino en la industria automotriz, con especial interés en el coche autónomo.

Y además