Pasar al contenido principal

Una antigua ejecutiva de Facebook afirma que su compañía hará posible la telepatía, pero primero planea revolucionar la industria de la imagen médica

Openwater CEO Mary Lou Jepsen said her company's imaging technology has numerous potential applications.
Openwater CEO Mary Lou Jepsen said her company's imaging technology has numerous potential applications. Jin S. Lee/Business Insider

Jin S. Lee

  • En la conferencia Ignition de Business Insider, Mary Lou Jepsen, ex ejecutiva de Facebook y Google, ha hablado sobre la tecnología que está desarrollando su nueva compañía.
  • Openwater está trabajando en un nuevo tipo de tecnología de imágenes que se basa en los ultrasonidos y la luz infrarroja.
  • La resolución de su sistema es mejor que la de las máquinas de resonancia magnética, sostiene Jepsen.
  • La tecnología podría usarse para hacer de todo, desde la detección temprana de cáncer hasta leer la mente de las personas, asegura.

Mary Lou Jepsen tiene algunas predicciones sobre el impacto que podrá llegar a tener la tecnología que está desarrollando su nueva compañía, Openwater.

Ella dice que el nuevo sistema de imágenes de Openwater cambiará la industria médica, permitiendo a los médicos detectar antes el cáncer y controlarlo de manera más efectiva. Permitirá el acceso a un escáner con calidad de resonancia magnética a millones de personas en todo el mundo que ahora mismo no se lo pueden pagar. Permitirá nuevos tipos de procedimientos médicos que obviarán la necesidad de cirugía para tratar ciertas afecciones.

También permitirá a los médicos tratar de manera más efectiva y precisa enfermedades cerebrales como la esquizofrenia y la depresión. Y podría incluso permitir que las personas lean la mente de los demás.

"Las cosas que podemos hacer con esto son bastante profundas", dice Jepsen en la conferencia Ignition de Business Insider.

Jepsen tiene un largo recorrido en la industria de la tecnología, principalmente trabajando en tecnología de pantallas y cámaras. Fue parte del equipo de Oculus en Facebook; trabajó en tecnología de realidad virtual para Google; desarrolló la pantalla de baja potencia, legible a la luz del sol, utilizada en el ordenador de bajo coste creada por One Laptop Per Child; y ayudó a crear un sistema de vídeo holográfico mientras era profesora en el MIT.

Jepsen fundó Openwater en 2016. La idea detrás de la empresa era aprovechar los avances que la industria de la electrónica de consumo ha logrado en las últimas décadas en chips, cámaras y sensores para crear un sistema de imagen comparable al de las máquinas de resonancia magnética, pero en una forma más portátil y con mucho menos coste. 

Leer más: 5 tecnologías punteras que están revolucionando la asistencia médica

El sistema de Openwater podría ser más barato y más pequeño que las máquinas de resonancia magnética 

El sistema que la compañía ha desarrollado aprovecha la capacidad de la luz infrarroja y los pulsos ultrasónicos para penetrar en los cuerpos humanos. Es capaz de combinar las dos señales para crear un holograma que luego puede ser analizado por sus sistemas para detectar varias estructuras, explica Jepsen.

El sistema ya muestra el potencial de duplicar las resoluciones de las máquinas de MRI e incluso mejorarlas, dice. Ese tipo de capacidad de imagen podría permitir que el sistema se use para detectar el flujo sanguíneo en el cerebro y los tumores e incluso, potencialmente, las neuronas individuales. Ser capaz de concentrarse en ese punto podría permitir a los médicos decir con precisión si los medicamentos que están administrando tratan efectivamente a los pacientes con enfermedades cerebrales, afirma.

Pero también podría permitir una especie de telepatía, revela Jepsen. Ella cita la investigación que ha estado usando una especie de máquina de resonancia magnética que escaneaba los cerebros de los participantes del estudio mientras observaban determinados tipos de imágenes. Basándose en esos datos, los ordenadores intentaron adivinar qué imágenes miraban los participantes solo con sus imágenes por resonancia magnética y acertaban con relativa precisión. Debido a que tiene una resolución más alta que la resonancia magnética, la tecnología de Openwater podría leer las mentes de los usuarios con mayor precisión, permitiéndoles transmitir sus pensamientos y sentimientos de manera electrónica, sin decir una palabra, sugiere.

"La apuesta es ... vamos a llegar a una resolución mucho mejor pronto", afirma.

Debido a que el sistema se basa en los tipos de chips de cámara, láser y ultrasonidos que son producidos en masa por los fabricantes de procesadores, tiene el potencial de ser mucho más barato y más pequeño que los sistemas de imágenes existentes, explica. Las máquinas de resonancia magnética, por ejemplo, pueden costar millones de dólares y dependen de imanes grandes y pesados. El sistema de Openwater podría ser usado por pacientes en forma regular o en países en vías de desarrollo que no pueden pagar resonancias magnéticas u otros sistemas de imágenes de alta tecnología, asegura.

Leer más: La elevada factura médica que supone sufrir un infarto (y otros problemas de salud) en Estados Unidos

"Podemos hacer que la atención médica sea mejor y más barata", dice. "Eso es lo que estamos tratando de hacer".

Openwater es una de varias compañías que intentan revolucionar la industria de imágenes médicas con tecnología de menor coste. Otra es Vayyar, que tiene un sistema de imágenes que se basa en microondas que ya se están probando para detectar cáncer de mama.

La compañía de Jepsen aún tiene que demostrar la validez de su sistema para el público. Además, aún no ha solicitado la aprobación de la Asociación de Alimentos y Medicamentos para su uso en humanos, reconoce Jepsen.

Pero, añade, se basa en la luz infrarroja y los ultrasonidos, que durante mucho tiempo se han utilizado de forma segura con los humanos. Y la compañía ya ha comenzado los ensayos con animales.

"Creo que esto es inevitable", dice. "Va a suceder".

Te puede interesar

Lo más popular