Pasar al contenido principal

Una antigua empleada de Google explica por qué no siempre debes convertir tu pasión en tu trabajo

One day you may change your mind.
  • Tu pasión no necesariamente debe convertirse en tu trabajo a tiempo completo.
  • Esa es la conclusión de la orientadora laboral y el extrabajadora de Google, Lindsay Gordon.
  • Decidió realizar un curso para mejorar su técnica y aprendió que debía seguir  cocinando como un hobby, por ahora. Si fuera una pastelera a tiempo completo, tendría que levantarse temprano y hacer las mismas cosas todos los días, en lugar de aprender y desafiarse a sí misma todo el tiempo.
  • Gordon alienta a los clientes a probar su pasión a pequeña escala y ver si lo disfrutarían igual como un trabajo.

Recientemente, más de un amigo me ha dicho que les gustaría abrir una pastelería.

Les encanta la repostería; se les da bien, ¿por qué no abandonar el mundo corporativo y apostar por su pasión?

Si le preguntas a Lindsay Gordon, ella te dará una serie de posibles razones por las que no hacerlo. Gordon dirige la compañía de coaching profesional A Life of Options; anteriormente trabajó en Google, como jefa de programas de desarrollo profesional y cultura de equipo. En los últimos años, Gordon se ha enfrentado a esta pregunta sobre si hacer de su pasión (específicamente la repostería, que parece ser un hobby común) su trabajo.

A Gordon le encanta cocinar y es una experta en el tema, tanto que la gente la está sugiriendo constantemente que se convierta en una repostera profesional.

Tal y como lo describe en una publicación de blog en su página web, en 2016 Gordon decidió realizar un curso de repostería de cinco días en el Instituto de Repostería de San Francisco. "Nunca me he divertido más en mi vida", escribe. Pero al final del curso, le quedó bastante claro que no quería ser una pastelera profesional.

Gordon se dio cuenta de que lo que le gustaba de la clase era la oportunidad de aprender, así como el desafío constante y la novedad. Pero no necesariamente obtendría esas cosas de una carrera como pastelera. Lo más probable es que comenzara su día alrededor de las 3 de la madrugada., haciendo los mismos tipos de postres una y otra vez.

Gordon me dijo que aprendió una lección clave de esta experiencia: una en la que se basa cuando aconseja a clientes que buscan dar próximo paso en su carrera. "Me encanta animar a la gente a ponerlo a prueba e intentarlo", me dijo. "¿Cuál es la forma más pequeña en que puedes probar algo que te emociona?"

La idea, añade, es que te estás divirtiendo y explorando, y estás en algún lugar entre el 0% (sin perseguir tu pasión) y el 100% (convertir tu pasatiempo en un trabajo).

Leer más: El consejo "persigue tu pasión" no solo es un cliché: es un mal consejo

El tiempo es clave para considerar si convertir tu pasatiempo en un trabajo a tiempo completo

En TopResume, Natalia Autenrieth aconseja a los lectores que si desean seguir con su pasión por, digamos, el arte como su trabajo a tiempo completo se hagan algunas preguntas. "Es posible que tengas que comprometer el tipo de arte que haces, presentarte a trabajar antes de lo que quisieras, y encargarte de las ventas. ¿El pensamiento de eso te agota?", señala Autenrieth. 

Y en Glassdoor, Heather Huhman sugiere que los lectores piensen detenidamente sobre el tiempo que necesitarán para hacer el cambio. "Determina el marco de tiempo necesitarás para poner las cosas en marcha y toma en consideración tu vida personal. Si te vas a casar, a comprar una casa, intentar pagar los préstamos estudiantiles o las deudas de las tarjetas de crédito, hacer una transición de carrera arriesgada puede no ser lo mejor en este momento", apunta. 

En cuanto a Gordon, señala que un día, de hecho, tal vez quiera abrir su propia pastelería o convertirse en repostera a tiempo completo. En ese momento, ella podría diseñar un trabajo basado en lo que ha aprendido sobre sí misma. En la publicación del blog, escribe que podría abrir una pastelería que vendiera una cosa cada día, para poder probar nuevas recetas.

Ahora bien, cuando amigos y familiares bien intencionados le dicen a Gordon (¡como si fuera el primero en pensarlo!) que debería abrir una panadería, puede decir con confianza: "Aprecio que hayas pensado eso y esta es la razón por la que no creo que eso sea una buena opción para mí en este momento, según lo que sé ".