Pasar al contenido principal

Un antiguo agujero negro tan pesado como 1.000 millones de soles está apuntando directamente hacia la Tierra, según un nuevo estudio

Una recreación artística de un agujero negro
Getty Images
  • Un equipo de científicos ha descubierto un agujero supermasivo del tamaño de 1.000 millones de soles orientado hacia la Tierra.
  • Se trata del blazar más antiguo y distante hasta la fecha y que cuenta con casi 13 millones de años.
  • El hallazgo ha sido posible gracias a los grandes chorros de energía y radiación emitidos por parte de este fenómeno astronómico.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Los misterios del universo vuelven a sorprender. Los científicos han descubierto el blazar más antiguo y distante hasta la fecha. Se trata de un agujero negro supermasivo del tamaño de 1.000 millones de soles que cuenta con casi 13 millones de años.

Los blazars son una clase de núcleos galácticos activos (AGN), es decir, centros galácticos definidos por agujeros negros de gran tamaño que se alimentan de gas, polvo y estrellas. Debido a esto se liberan grandes chorros de energía y radiación a una velocidad similar a la que viaja la luz capaces de perforar agujeros a través de los cúmulos de galaxias, tal y como resume Vice.

Lo que diferencia a los blazars de los AGN comunes es la orientación de esos grandes chorros de energía hacia la Tierra. Es por ello que se encuentran entre los objetos más brillantes del cielo, según ha publicado Unilad en un artículo.

Leer más: Esto es lo que le pasaría a tu cuerpo si pudieras atravesar un agujero negro

El descubrimiento de este blazar, llamado PSO J0309 + 27, ha sido posible gracias a un equipo dirigido por Silvia Belladitta, estudiante graduada de la Universidad de Insubria (Italia), y ha sido publicado en la revista especializada Astronomy & Astrophysics.

"El espectro que apareció ante nuestros ojos confirmó primero que PSO J0309 + 27 es en realidad un AGN, o una galaxia cuyo núcleo central es extremadamente brillante debido a la presencia en su centro de un agujero negro supermasivo alimentado por el gas y las estrellas que envuelve", ha dicho Belladitta en el documento publicado.

El equipo de Belladitta pudo detectar PSO J0309 + 27 mediante la combinación de los datos provenientes de diferentes observatorios. Además, con el uso del telescopio Swift de la NASA, también se demostró que se trata del "AGN más potente y radioeléctrico jamás descubierto", según el estudio.

Leer más: Estos dos agujeros negros supermasivos están atrapados en una colisión galáctica que los astrónomos acaban de conseguir fotografiar

"Observar un blazar es extremadamente importante", ha dicho Belladitta en un comunicado. "Por cada fuente descubierta de este tipo, sabemos que debe haber 100 similares, pero la mayoría están orientados de manera diferente y, por lo tanto, son demasiado débiles para ser vistos directamente".

El descubrimiento abre de nuevo las puertas hacia la investigación del origen de los agujeros negros supermasivos, que son realmente abundantes en el universo y cuentan con un papel importante en la evolución de este.

Y además