Pasar al contenido principal

Cómo reclamar los daños después de un apagón eléctrico: las indemnizaciones que debe costear la empresa tras cortar el suministro

Hombre con caja de fusibles durante un apagón

Business Insider España

  • En el caso de un apagón eléctrico no previsto el consumidor tiene derecho a reclamar los daños ocasionados.
  • Electrodomésticos que se rompen, comida estropeada en la nevera, imposibilidad de estar en casa por falta de luz o calefacción; algunos de los daños que pueden ser indemnizados por el seguro de hogar o la empresa suministradora.
  • Antes de reclamar debes reunir todas las pruebas posibles: fotografías de los daños, tickets de compra e incluso informes periciales.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Si has sufrido un apagón imprevisto en el servicio de electricidad que ha ocasionado daños y pérdidas, debes saber que estás en el derecho de poner todas las reclamaciones necesarias para que la empresa suministradora o la póliza de seguros te ofrezca una indemnización.

Al sufrir un corte inesperado algunos electrodomésticos pueden romperse. Además, un apagón ocasiona otras molestias como aguantar varias horas sin luz ni el uso de aparatos eléctricos, no poder encender la calefacción en invierno o incluso que se produzcan pérdidas económicas.

Cualquier interrupción no programada en el suministro eléctrico que supere los 3 minutos se considera imprevista, y a partir de aquí se abre la posibilidad de reclamar daños e indemnizaciones. Ya sea al seguro de hogar o a la compañía suministradora.

Leer más: La nueva factura de la luz que propone la CNMC: todo lo que debes saber.

Patricia Martínez, letrada del área procesal de CECA Magán Abogados, precisa que los afectados tienen la posibilidad de acudir a sus pólizas de hogar: "algunos seguros de hogar pueden cubrir los daños y perjuicios ocasionados como consecuencia de un fallo eléctrico, por lo que sería aconsejable que los afectados revisaran sus pólizas aseguradoras e iniciar las reclamaciones oportunas".

Rubén Sánchez, portavoz de Facua (Federación de Asociaciones de Consumidores y Usuarios), afirma a Business Insider España que "si la aseguradora cubre los daños y cumple con su labor, el procedimiento es mucho más rápido que reclamar a la compañía eléctrica". En el caso de que no se cuente con este tipo de póliza sí que habría que reclamar los daños a la empresa suministradora.

En su página web, Facua, afirma que los desperfectos ocasionados por un corte de suministro son perfectamente reclamables. Aquí se incluyen, además, los daños ocasionados en los alimentos por romper la cadena de frío.

Enfado con el móvil
GettyImages

Pero según Sánchez, es habitual en las relaciones de consumo que la empresa causante de los daños se niegue a indemnizar al usuario. "En este caso se puede acudir a la autoridad competente, la administración de consumo autonómica, que podría multar a la empresa si esta se niega a pagar indemnización".

Como la multa suele ser más elevada que la indemnización, la compañía estaría dispuesta a pagar. "Pero en la práctica las autoridades autonómicas no llegan tan lejos y el usuario tiene que recurrir a los tribunales para conseguir su idemnización", advierte Sánchez.

Cómo reclamar los daños ocasionados por un apagón

Desde Facua se recomienda recabar todas las pruebas sobre los gastos que ha ocasionado el apagón y de este modo poderlos reclamar a la empresa.

Patricia Martínez, de CECA Magán Abogados, aconseja que se reúnan diferentes pruebas que justifiquen los daños: "Si se ha estropeado algún aparato, se tendrán que presentar los documentos que acrediten que se estropeó como consecuencia de la falta de energía eléctrica (fotografías), así como aquellos otros que acrediten su valor, es decir, tickets de compra".

Facua también recomienda que los usuarios recojan todas las pruebas a su alcance, incluyendo informes periciales, y que no duden en reclamar cada uno de los daños que hayan sido provocados por el corte en el suministro.

Cómo reclamar el IRPH de la hipoteca
Getty Images

Además, si el apagón no ha sido advertido previamente por la empresa suministradora con un mínimo de 24 horas de antelación, la ley fija una fórmula para calcular el correspondiente descuento a la factura.

Para este cálculo hay que tener en cuenta el número de horas que los usuarios han estado sin luz, o la cantidad de interrupciones en el servicio.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) cuenta con un modelo de reclamación en su página web que puedes utilizar en estos casos. Rellénalo para presentarlo a tu aseguradora de hogar o a la empresa que presta el suministro eléctrico.

Y además