Los apagones en China también amenazan la producción de los nuevos iPhone, advierten varios proveedores clave de Apple

Un hombre delante de un cartel con el iPhone 12 de fondo

Reuters

  • Las políticas de racionamiento eléctrico que se imponen en varias provincias chinas están afectando a proveedores clave para grandes tecnológicas.
  • Entre esos proveedores se encuentran fabricantes y ensambladores de componentes esenciales para los nuevos modelos de iPhone, destaca el Financial Times.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Manufactureros chinos están teniendo problemas para garantizar la producción de componentes electrónicos que emplean las grandes tecnológicas en sus dispositivos. Algunos de los dispositivos que se podrían ver afectados por esta circunstancia son los nuevos terminales de iPhone que Apple anunció hace unas semanas. El iPhone 13 ya tuvo problemas de producción en Vietnam.

La razón: los apagones forzosos que están exigiendo autoridades locales en determinadas provincias de China. Pekín advirtió en agosto que impondría sanciones sobre aquellas provincias que no cumpliesen a finales de este año con los objetivos de descarbonización fijados por el Gobierno de Xi Jinping.

Por esta razón, algunas regiones, muchas de ellas corazón de la industria tecnológica y electrónica del país, están exigiendo a las fábricas instaladas en su suelo que reduzcan drásticamente su consumo energético. La provincia de Jiangsu, por ejemplo, planteó a sus fábricas que redujesen el consumo hasta entre un 10% y un 30%.

Lo cuenta este miércoles el Financial Times, que cita al Asia Nikkei. Además de Apple, algunas de las marcas tecnológicas que se podrían ver afectadas por estos problemas en la cadena de suministros son Tesla, Microsoft, HP o Dell. También Qualcomm, Nvidia o Mediatek. 

La crisis de Evergrande y la escasez de energía sacuden la economía china: estos son los países más expuestos, según Morgan Stanley

ASE Technology Holding, uno de los mayores ensambladores de semiconductores del mundo y proveedor de estas últimas, defienden que han cumplido con estas políticas de reducción de consumo marcadas por las autoridades chinas. Por otro lado, manifiestan haber sido capaces de producir y distribuir sus mercancías a tiempo para mitigar sus efectos sobre sus clientes.

Sin embargo, muchos de estos proveedores temen que nuevas interrupciones eléctricas en octubre acaben suponiendo un punto de inflexión para la cadena de suministros de electrónica en China. Algunos de los proveedores de Apple destacan que en estos momentos están revisando su inventario y stock. "La situación por ahora está bajo control, pero tememos que [los cortes] vuelvan a ocurrir".

Firmas como King Yuan Electronics han reconocido retrasos en sus futuras remesas a cuenta de estas interrupciones de suministro eléctrico. Otras como Pegatron, proveedora clave para los iPhone, han anunciado planes para reducir el consumo energético no indispensable al menos un 10% desde el 31 de septiembre, según han corroborado fuentes cercanas a la empresa al Financial Times.

Otras empresas de provincias como Dongguan se han visto entre la espada y la pared, después de haber recibido avisos por parte de las autoridades de que su suministro eléctrico se vería interrumpido a lo largo del día. "Solo podríamos pedirle a nuestros trabajadores en planta que trabajasen algunas noches para sacar algunas remesas adelante".

Las restricciones de electricidad las han implementado 16 de 31 provincias chinas. Estos cortes de energía se deben a la escasez de carbón, así como a la política de transición ecológica impulsada por Xi Jinping, que quiere lograr la neutralidad de carbono para 2060 y asegurar que el 20% de su electricidad en 2025 provengan de fuentes renovables. 

Sin embargo, el problema es que, actualmente, China tiene una enorme dependencia del carbón, que representa el 70% de su producción de electricidad. Así, aunque el país ha ralentizado la extracción de este combustible, la demanda de electricidad en las líneas de producción se ha incrementado drásticamente debido a la mejora en la crisis del COVID-19.

Otros artículos interesantes:

El economista que predijo la crisis económica de 2008 pronostica otra recesión en 3 o 5 años y que las criptomonedas desaparecerán

China se adelanta a Europa y publica unas directrices éticas para regular los modelos de inteligencia artificial

La crisis de Evergrande es "el principio del fin del modelo de crecimiento de China tal y como lo conocemos" y la economía de todo el planeta cambiará

Te recomendamos

Y además