El Corte Inglés se apoya en la transformación digital para capear su crisis económica: su aplicación supera el millón de descargas en apenas 6 meses

El Corte Inglés

Reuters

  • La aplicación de El Corte Inglés ha superado todas las previsiones al alcanzar el millón de descargar en apenas 6 meses de vida.
  • El grupo busca reforzar su negocio online y competir frente a otros gigantes del comercio como Amazon.
  • Hace unas semanas, la compañía anunciaba el primer ERE de su historia que, finalmente, afectará afectará a 3.292 trabajadores, lo que supone un 3,7% de la plantilla.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El Corte Inglés sigue en plena metamorfosis para tratar de capear la difícil situación económica a la que se enfrenta. Si hace unas semana se conocía el acuerdo al que había llegado con Mastercard para lanzar su primera tarjeta universal, ahora su app supera todas las previsiones al alcanzar el millón de descargas en apenas 6 meses de vida. 

Tal y como recoge Expansión, la aplicación, que se lanzó el pasado mes de octubre, era una de las grandes apuestas de la empresa de cara a incrementar su negocio online y acelerar su estrategia omnicanal. El objetivo no era otro que dar lugar "a nuevas sinergias que aprovechen todas las ventajas de cada uno de ellos".

La app, que durante su primera semana logró 150.000 descargas, salió al mercado junto a una tarifa plana de envíos de 19,90 euros al año, con la clara misión de competir con la oferta de otros gigantes del comercio como Amazon, que tiene su plan prime por 36 euros al año. 

El declive casi anunciado de El Corte Inglés: pierde más de 20.000 trabajadores en 14 años y se enfrenta al primer ERE de su historia

La herramienta permite al cliente tener acceso a una página de inicio personalizada en función de sus gustos y con ofertas individualizadas, así como buscar artículos mediante fotos o pagar con la tarjeta de El Corte Inglés. 

En los últimos meses, la compañía se ha empleado a conciencia en optimizar su aplicación y ha añadido nuevas funcionalidades. Ejemplo de ello es la opción de pagar los aparcamientos de sus centros comerciales sin pasar por el cajero o la posibilidad de escanear el código de barras de un producto y solicitar su envío.

Los últimos pasos de su transformación digital 

Según explicaban fuentes sindicales, la empresa indicaba que su plan de reorganización futuro debía buscar "la viabilidad de la empresa, su posicionamiento en un mercado cambiante, la reordenación del mundo del retail y su nueva dimensión tras el impacto de la venta online". El desafío al que se enfrenta El Corte Inglés no era minúsculo. 

La compañía anunciaba hace apenas unas semanas que convertirá su centro comercial de Éibar en su primera tienda física enfocada al negocio digital. El anuncio suponía dejar de vender productos de forma física en la tienda y lo que es más importante: marca el primer paso de un largo proceso digital que la irrupción de la pandemia había acelerado. 

El Corte Inglés reaccionó a la pandemia instalando en Alcalá de Henares su primera dark store de alimentación apenas 15 días después de declararse el estado de alarma, en marzo de 2020. Además, no le quedó otra que readaptarse a la nueva situación e incorporó Bizum como medio de pago

Esta transformación digital respondía, principalmente, a la imperante necesidad de paliar, al menos en parte, el golpe sufrido por la pandemia. Parece que ha dado con la clave: la empresa facturó más de 1.400 millones mediante el canal online entre marzo y agosto del año pasado, lo que supone el 32% de sus ingresos totales, y un 56% más que en todo 2019. 

La pandemia desató la tormenta perfecta para el grupo

La pandemia echaba por tierra los esfuerzos de El Corte Inglés por reducir su deuda. La compañía, que había conseguido rebajar su deuda en más de 1.000 millones a principios de 2020, nada más llegar la pandemia pidió un nuevo crédito de 1.300 millones, que elevaba su pasivo a cerca de 4.000 millones, mientras el beneficio de explotación se hundía en picado por el cierre forzoso de los centros comerciales.

Asimismo, el COVD-19 desataba la tormenta perfecta para el grupo: restricciones de movilidad y un auge en el comercio online. Todo esto hizo que, a finales del pasado mes de febrero, la compañía anunciara el primer ERE de su historia, que afectará al final a 3.292 trabajadores, lo que supone un 3,7% de la plantilla. 

El consejo de administración de El Corte Inglés había trazado un plan estratégico para adaptar su red comercial, su plantilla y sus activos a la nueva realidad económica provocada por el COVID-19. Prueba de ello, es la información que se conocía a principios de mes, por el que el grupo decidía poner a la venta activos inmobiliarios por 3.000 millones de euros. 

No obstante, antes de que la pandemia lo invadiese todo, el grupo ya había llevado a cabo otras operaciones: en 2019 vendía su división informática —con más de 2.000 empleados-—al grupo francés GFI. También hizo lo propio con la Óptica 2000, que con más de 700 trabajadores, paso a manos del holandés Granvision.

LEER TAMBIÉN: Qoala, la extensión para el navegador que te permite ahorrar en tus compras online con la que ya trabajan Amazon y El Corte Inglés

LEER TAMBIÉN: El Corte Inglés y MásMóvil lanzan Sweno: un operador móvil virtual de fibra y móvil

LEER TAMBIÉN: El Corte Inglés prejubila y aumenta los sueldos de su financiera cuando comienza a estudiar el ERE de 3.000 empleados

VER AHORA: Las claves del fenómeno Spotify en la otra gran guerra del streaming y por qué su futuro va mucho más allá de la música