Pasar al contenido principal

Apple se convierte en la primera compañía privada en alcanzar el billón de dólares de capitalización

Tim Cook CEO Apple
Getty Images

Apple se ha impuesto en la carrera que las cuatro grandes tecnológicas ─junto a Facebook, Alphabet y Amazon─ mantenían hasta ahora para convertirse en la primera compañía del mundo en alcanzar el billón de dólares (861.220 millones de euros) de capitalización. Una cifra ligeramente inferior al PIB de España (1,23 billones de dólares en 2016) para hacerse una idea.

Después de haber llegado a subir un 2,75% en la Bolsa de Nueva York, hasta marcar un precio récord de 207,05 dólares por acción, Apple se convierte de este modo en la primera compañía estadounidense y en la primera empresa privada cotizada en alcanzar el billón de dólares de valoración, más de una década después de que PetroChina lograra el mismo hito tras su debut en la Bolsa de Shangái en noviembre de 2007 (aunque la petrolera estatal china no logró mantener su cotización).

La compañía de la manzana informaba el pasado 1 de agosto, en su balance de resultados de su tercer trimestre fiscal ─que terminó en junio─, de que el negocio de "servicios" de Apple, entre los que se incluyen iCloud, Apple Music y App Store, había crecido un 31% respecto al año anterior, hasta los 9.540 mil millones de dólares.

En esa línea, la capitalización de Apple alcanzaba los 985.000 millones de dólares ese mismo día, después de que el valor de sus acciones se disparase un 3% en las operaciones extendidas.

Por delante de Facebook, Alphabet y Amazon

En los últimos meses, existía una intensa lucha por hacerse con el honor de ser la primera compañía en alcanzar una capitalización de un billón de dólares. Los cuatro participantes, Apple, Facebook, Alphabet y Amazon, estaban a la expectativa de los resultados de la compañía presidida por Tim Cook, la más aventajada desde hacía varios meses.

El pasado mes de marzo, Apple alcanzaba una capitalización de 900.000 millones de dólares, justo cuando Amazon se situaba en los 750.000 millones. Pero, a pesar de esa diferencia, los analistas que consultó Reuters consideraban entonces que la compañía de Jeff Bezos podría continuar con su meteórico ascenso y llegar en primer lugar al billón de dólares.

Concretamente, en agosto de 2018, mientras que las previsiones situaban el momento en que la compañía de la manzana alcanzase el hito en septiembre de este mismo año. Sin embargo, la lógica al comparar los beneficios de las compañías ─en el trimestre anterior, de 1.900 millones para Amazon y de 10.700 millones para Apple─ se ha terminado imponiendo.

Una compañía pionera en su 'segunda vida'

Todo empezó después de casi tres décadas como fabricante de ordenadores y como creador del sistema operativo OS para sus Mac, convirtiéndose en el principal rival de Microsoft durante los años 90. En 2004, 28 años después de su fundación, Apple daba un paso de gigante en la interconectividad al introducir la compatibilidad de iTunes con Windows, lo que permitía sincronizar el iPod con estos sistemas.

Sin embargo, el momento en el que la suerte de la compañía empezó a cambiar definitivamente fue en 2007, coincidiendo con el lanzamiento del primer iPhone. Desde entonces, su capitalización ─así como su cotización bursátil─ ha aumentado a un ritmo imparable, prácticamente duplicando su valor en varios ejercicios.

Excepto en 2009, cuando el por entonces CEO Steve Jobs se tomó una excedencia para tratar su cáncer de páncreas, y en un breve período de 2011, tras su prematura muerte, todos los balances de Apple fueron tremendamente positivos, reforzando la confianza de los inversores mientras la maquinaria del iPhone seguía aumentando su cuota de ingresos dentro del total de la compañía.

Y es que precisamente el producto estrella de Apple es el que ha catapultado su crecimiento en el último lustro: sus ventas representaron un 60% de los ingresos totales de la compañía en 2017 y el iPhone X, que en sus primeros meses titubeó en el mercado, ha terminado siendo un éxito de ventas.

Además, junto al aumento de los ingresos en concepto de servicios, el mes pasado Apple desvelaba que desde 2015 ha duplicado sus ganancias por los accesorios del iPhone, tales como los cascos inalámbricos ─AirPods─ o su altavoz inteligente, el HomePod.

Te puede interesar