Pasar al contenido principal

Apple se enfrenta a problemas legales por su política de ralentizar los iPhone antiguos

iPhone 7
Steve Kovach
  • Apple reconoció esta semana que ralentizaba intencionalmente el rendimiento de los iPhone más antiguos, algo que los usuarios siempre han sospechado.
  • La compañía ha asegurado que la medida se orientaba a evitar que los teléfonos con baterías degradadas se apagaran inesperadamente, nunca para presionar a los clientes frustrados a renovar sus teléfonos por modelos más modernos.
  • La confesión de Apple ha enfurecido a algunos fans de la compañía, muchos de los cuales critican que la empresa ha tapado esta práctica de manera engañosa.
  • Se han presentado dos demandas colectivas en Estados Unidos contra Apple, una de ellas describiendo esta medida como "engañosa, inmoral y poco ética".

Apple se enfrenta a dos demandas colectivas presentadas por clientes furiosos días después de que la compañía reconociera que saboteaba intencionalmente el rendimiento de los iPhone antiguos.

Estas demandas colectivas han sido recogidas antes que en ningún sitio en Apple Insider.

El Chicago Sun-Times detalla que la última demanda, presentada este jueves, involucra a cinco personas de Illinois, Ohio, Carolina del Norte e Indiana.

Los demandantes describen la práctica de Apple como "engañosa, inmoral y poco ética" y dicen que la compañía ha diseñado las actualizaciones de iOS para "ralentizar a propósito o reducir el rendimiento" de los iPhone 5, iPhone 6 y iPhone 7.

La otra demanda colectiva, presentada en Los Ángeles este jueves por Stefan Bogdanovich, afirma que esta práctica perjudica a los usuarios, que nunca la llegaron a aceptar. Bogdanovich, cuyo caso se centra en los propietarios del iPhone 7, asegura que Apple ha ralentizado los iPhone más antiguos para obligar a las personas a actualizar, aunque Apple rechaza categóricamente este punto.

Apple no ha realizado ningún tipo de comentarios sobre las demandas colectivas presentadas estos días en Estados Unidos.

Los usuarios de iPhone se han venido quejando desde hace tiempo de que sus dispositivos parecen ralentizarse a medida que pasa el tiempo y que cambiar la batería parece aumentar el rendimiento. Apple confirmó este miércoles que ha ralentizado el rendimiento de los teléfonos como parte de una nueva característica de administración de energía.

La compañía aseguró que esta medida no iba encaminada a forzar a la gente a actualizar sus teléfonos, sino para evitar que los iPhone puedan consumir más batería de lo que son capaces de gestionar, haciendo que el dispositivo se apague de manera repentina.

Sin embargo, los críticos sostienen que Apple debería haber sido más transparente respecto a esta política; el secretismo por parte de la empresa podría llegar a generar desconfianza incluso entre los fans más devotos de la compañía.

Te puede interesar