Apple estudia trabajar con más proveedores de procesadores: los chips del iPhone podrían proceder de China en el futuro

Operario manipulando un chip
Operario manipulando un chip

Reuters

La escasez global de suministros sigue afectando a la industria tecnológica global, y sigue limitando especialmente a los procesadores y los materiales que se usan para ellos, los semiconductores. Ninguna empresa está a salvo de esta situación, ni siquiera gigantes como Apple.

La compañía estadounidense explora nuevas formas para reforzar su cadena de producción y está contactando a más proveedores de procesadores que colaboren en la elaboración de los chips propios de Apple para sus móviles iPhone, como han informado fuentes conocedoras de las negociaciones a Bloomberg.

Esta medida ha tenido lugar después de una disrupción en la producción de uno de sus proveedores de chips en Japón, Kioxia, que perdió un lote de obleas de procesadores destinadas a Apple por un problema de contaminación que sucedió en febrero.

En la actualidad, las compañías que suministran a Apple los componentes que esta utiliza para la creación de sus chips propios, como los últimos A15 Bionic presentes en la familia iPhone 13, son Micron Technology y Samsung Electronics, además de Kioxia.

Apple redobla su apuesta por sus chips propios a pesar de la escasez: llegan a casi todos sus ordenadores con el nuevo M1 Ultra en Mac Studio

En el futuro es posible que se añadan a la lista de proveedores otras compañías como SK Hynix, el mayor fabricante de memorias flash del mundo en la actualidad, y Apple continúa trabajando para añadir a otros fabricantes.

Entre el resto de compañías con las que está en contacto Apple se encuentra Yangtze Memory Technologies, una empresa de semiconductores china con sede en Hubei de la que está probando muestras de sus chips de memoria flash con tecnología NAND. 

Aunque de momento no se ha tomado la decisión de colaborar entre ambas compañías, de concretarse, se convertiría en el primer proveedor de procesador chino del iPhone hasta la fecha.

Estas negociaciones de Apple se producen en un contexto global de escasez de procesadores que está afectando a diferentes industrias, desde el hardware para videojuegos como las consolas y las tarjetas gráficas, hasta la automoción y la fabricación de vehículos.

Existen diferentes pronósticos en la industria sobre cuándo podría acabar la situación. Por un lado, empresas como Foxconn, proveedora también de Apple, creen que las restricciones de suministro irán desapareciendo durante este año 2022, en especial durante el segundo semestre.

Por otro, el fabricante neerlandés ASML no es tan optimista, y ha alertado sobre que la situación de escasez de chips, lejos de solucionarse, podría alargarse más allá de 2023.

China es uno de los países que más fuertemente está apostando en los últimos tiempos por desarrollar su industria de chips, como alternativa a los grandes proveedores taiwaneses, como TSMC. El año pasado el país asiático anunció que había aumentado en un 40% su producción de chips.

Otros artículos interesantes:

Apple dejará de reparar los iPhone que estén marcados como perdidos

iPhone SE 2022: el móvil económico de Apple vuelve con la máxima potencia, diseño juvenil y 5G

Este truco te permite hacer magia con las manos y pasar imágenes de un iPhone a un iPad sin tocar la pantalla

Te recomendamos