Apple y Microsoft parecen estar jugando a juegos muy diferentes con sus acuerdos con OpenAI

Hasan Chowdhury
| Traducido por: 
Una ilustración de Sam Altman, CEO de OpenAI (la desarrolladora de ChatGPT).
Una ilustración de Sam Altman, CEO de OpenAI (la desarrolladora de ChatGPT).

Justin Sullivan/Getty; Chelsea Jia Feng/Business Insider

  • Las dos empresas más valiosas del mundo tienen vínculos estrechos con OpenAI.
  • Apple podría unirse muy pronto a Microsoft y tener un papel de observador en el consejo de OpenAI, según ha informado Bloomberg.
  • Sin embargo, ambas empresas tienen acuerdos muy diferentes con el responsable de ChatGPT.

Las dos empresas más valiosas del mundo saben lo que es perder el tren de la tecnología punta.

En los años 90, Apple vio cómo Bill Gates llevaba Windows a todo el mundo, dando a Microsoft el dominio absoluto del incipiente mercado del PC. A finales de la década de 2000, la Microsoft de Steve Ballmer se tambaleó cuando el iPhone de Steve Jobs marcó el rumbo de la industria de los smartphones.

Ahora, en la era de la IA, está claro que ninguna de las dos empresas quiere quedarse atrás en una tecnología que Gates proclama "tan revolucionaria como los teléfonos móviles e Internet". Incluso parece que los viejos rivales están dispuestos a sentarse en la misma mesa para asegurarse de no volver a correr la misma suerte.

Según una información publicada el martes por Bloomberg, Apple tendrá un papel de observador en el consejo de OpenAI como parte del acuerdo desvelado el mes pasado. Según dicho acuerdo, Apple integrará ChatGPT en sus sistemas operativos iPhone, iPad y Mac.

Phil Schiller, una figura prominente en Apple que dirige las operaciones de la App Store, ha sido elegido para el papel, según esa información. Microsoft desempeña un papel similar de observador en el consejo de OpenAI desde noviembre.

Sin embargo, aunque las dos grandes empresas tecnológicas podrían compartir pronto un estatus similar en el consejo de OpenAI, merece la pena reflexionar sobre lo diferentes que son sus relaciones con la empresa de Sam Altman.

El acuerdo de Apple con OpenAI

Cuando Apple dio a conocer su alianza con OpenAI en la Conferencia Mundial de Desarrolladores (WWDC) celebrada en junio, surgieron muchas preguntas sobre las condiciones de este acuerdo del que se venía rumoreando desde hacía tiempo.

Dado el silencio de Apple sobre sus aspiraciones en materia de IA generativa antes de la presentación —un silencio que hizo que los inversores se preguntaran si tenía ambiciones serias en materia de IA—, una pregunta razonable podría haber sido: "¿Está dispuesta Apple a pagar a OpenAI para tener acceso al chatbot de IA más popular de la ciudad?".

Para quienes confían más en Apple, otra pregunta más acertada habría sido si Apple cerraría un acuerdo con OpenAI que emulase el que mantiene desde hace tiempo con Google.

Las funciones de Apple Intelligence se presentaron en la WWDC 2024.
Las funciones de Apple Intelligence se presentaron en la WWDC 2024.

Apple

Durante años, Google ha pagado mucho dinero a Apple para seguir siendo el motor de búsqueda predeterminado en el navegador Safari. En 2022, pagó a Apple 20.000 millones de dólares por esa posición, reconociendo el poder de distribución de Apple con una base de usuarios de más de 2.000 millones de dispositivos activos.

OpenAI es una empresa mucho más pequeña que Google, y no puede permitirse el lujo de pagar a Apple miles de millones de dólares. Dicho esto, un acuerdo que reafirmara el poder de distribución de Apple podría concretarse de otra manera. Y así ha sucedido.

El mes pasado, Bloomberg informó de que Apple iba a integrar ChatGPT en sus sistemas operativos de forma gratuita, al tiempo que ofrecería a sus usuarios una versión de la IA sobre la que tenía pleno control.

El nuevo conjunto de funciones de IA de Apple presentado en la WWDC, denominado Apple Intelligence, no recurre casi a la tecnología de OpenAI. Los propios modelos de IA de Apple son la fuerza motriz de las nuevas herramientas destinadas a ayudar a los usuarios a escribir textos, crear imágenes originales y otras funciones. ChatGPT es más bien un complemento al que los usuarios de Apple pueden optar por dar, o denegar, permiso para responder a consultas.

Aunque Apple no obtiene beneficios económicos directos de OpenAI, espera que la colaboración contribuya a impulsar un ciclo de renovación a gran escala entre los usuarios de iPhone deseosos de probar las nuevas funciones de IA de Apple, que únicamente estarán disponibles en los dispositivos más modernos.

El acuerdo de Microsoft con OpenAI

La relación de Microsoft con OpenAI es aparentemente más compleja.

Primero respaldó a OpenAI en 2019 con una inversión de 1.000 millones de dólares, y desde entonces ha invertido varios miles de millones más en el fabricante de ChatGPT. El CEO Satya Nadella ha procurado estrechar lazos con OpenAI, la compañía indiscutiblemente responsable del auge de la IA generativa.

Las razones de Microsoft para acercarse a OpenAI son distintas. Tras haber invertido miles de millones, Nadella espera que la inversión acabe generando grandes beneficios para Microsoft.

OpenAI depende de la enorme división en la nube de Microsoft para acceder a la potencia informática necesaria para entrenar y ejecutar sus grandes modelos lingüísticos (LLM), como el modelo GPT-4o presentado en mayo.

Satya Nadella, CEO de Microsoft, ha contratado a la 'crème de la crème' de la IA.
Satya Nadella, CEO de Microsoft, ha contratado a la 'crème de la crème' de la IA.

Ben Kriemann/Getty

A cambio, Microsoft se lleva casi la mitad de los beneficios de OpenAI, según los términos de su acuerdo, y espera que OpenAI pueda algún día escalar estos modelos hasta un punto en el que creen un nuevo paradigma al alcanzar la inteligencia general artificial, o AGI.

Sin embargo, acercarse tanto al creador de ChatGPT tiene sus riesgos.

La posibilidad de que los LLM se conviertan en AGI es una teoría que se enfrenta a un creciente cuestionamiento entre los expertos en IA, como Yann LeCun, quien ha sostenido que esta tecnología representa una "salida" en el camino hacia una IA tan inteligente como los humanos.

Mientras tanto, el mes pasado, Bloomberg informó de que la inversión de Microsoft en OpenAI podría enfrentarse a preguntas de los reguladores europeos sobre el impacto que el uso exclusivo de OpenAI de la tecnología en la nube de Microsoft podría tener en el resto de la industria.

Por supuesto, aún no se sabe a ciencia cierta a qué empresa le resultará más rentable su relación con OpenAI.

El éxito de la alianza de Apple con OpenAI podría depender de cuánta gente esté dispuesta a comprar nuevos iPhones. Microsoft parece apostar por mucho más.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.