Los iPhone chinos ya no serán 'fabricados en Taiwán': Apple pide a sus proveedores taiwaneses que cambien el etiquetado para evitar represalias

iPhone 13 Pro y iPhone 13 Pro Max.
iPhone 13 Pro y iPhone 13 Pro Max.

Reuters

La escalada de tensión política internacional por las relaciones entre China y Taiwán, precipitada por la polémica visita a la isla de la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, ha afectado a Apple y a la producción del iPhone.

El gigante tecnológico estadounidense ha pedido a sus proveedores taiwaneses que se aseguren de que los productos que envían a China cumplen las leyes del país asiático en cuanto al etiquetado para evitar represalias en las aduanas, según han informado fuentes conocedoras a Nikkei Asia.

China ya contaba con una normativa que impide la entrada rápida de productos con la etiqueta fabricado en Taiwán, pero a raíz de la visita de Pelosi a la isla ha comenzado a aplicar esta normativa de forma estricta por primera vez.

Los cargamentos con el sello de Taiwán son retenidos y revisados por el personal de aduanas de China en su entrada al país. Las empresas que no cumplan esta normativa se enfrentan a multas de hasta 4.000 yuanes (581 euros al cambio actual) o incluso al rechazo del envío en el peor de los casos.

Para evitar las posibles represalias de China, Apple ha optado por pedir a sus proveedores taiwaneses que sus productos enviados a China dejen de figurar como fabricados en China. En su lugar, utilizarán figuras como China Taipei o Taiwán, China.

La etiqueta de fabricado en Taiwán choca con las reivindicaciones de soberanía de China sobre la isla, mientras que las fórmulas alternativas se consideran adecuadas por hacer referencia a que la isla forma parte del gigante asiático y a que no se trata de uno de los 2 nombres oficiales defendidos por las instituciones taiwanesas: Taiwán o República de China.

Si China invade Taiwán, TSMC pararía todas sus fábricas y Apple se enfrentaría a la escasez de chips propios

Apple habría pedido a sus proveedores taiwaneses que activen este nuevo etiquetado con la mayor urgencia posible para evitar las sanciones aduaneras de China, según el medio citado previamente. Este cambio solo afectaría a los envíos a China, pero no al resto de los envíos internacionales.

No obstante, Apple puede enfrentarse a otros problemas debido a esta petición, en esta ocasión procedentes de las autoridades taiwanesas, que requieren que los productos que salen del país tengan 1 de los 2 nombres oficiales de la isla en el etiquetado.

Esta polémica llega en un momento del año sensible para Apple, ya que el lanzamiento de su producto más vendido y que supone más de la mitad de sus ingresos, el iPhone, suele tener lugar en el mes de septiembre.

¿Hay vida más allá del iPhone? 15 años del producto estrella de Apple

Los proveedores taiwaneses del iPhone, como Foxconn o el fabricante de chips Taiwan Semiconductor Manufacturing Company (TSMC), estarán inmersos en la fase final de preparación del lanzamiento, suministrando a los componentes necesarios a la compañía de la manzana.

Otros artículos interesantes:

De una tormenta en Texas a un incendio en Taiwán: así se quedó Seat y la industria del automóvil sin microchips

El gigante taiwanés que fabrica los iPhone para Apple vuelve a crecer en abril en uno de los primeros síntomas de la recuperación económica en Asia

A China le quedan aún 10 años para ser líder en chips de última generación: sigue dependiendo de clientes de Europa, Estados Unidos y Taiwán

Te recomendamos