Pasar al contenido principal

Apple supera los 2 billones de capitalización: una prueba más de que su plan maestro para mantener a sus usuarios encerrados en el ecosistema del iPhone funciona a la perfección

El CEO de Apple, Tim Cook, en una imagen de archivo
El CEO de Apple, Tim Cook, en una imagen de archivo. REUTERS/Carlo Allegri

  • Apple acaba de convertirse en la primera empresa estadounidense cotizada en alcanzar los 2 billones de capitalización bursátil, un hito que se produce dos años después de alcanzar el primer billón.
  • Un hito así responde a la capacidad de Apple de construir un ecosistema sólido alrededor de sus productos, transformando su negocio de la venta de hardware a uno en el que cada vez tienen más protagonismo los wearables y los servicios.
  • Al margen de esas dos áreas de negocio, se espera que Apple inicie este año un ciclo extraordinario con la presentación del primer iPhone 5G, que seducirá a muchos usuarios para cambiar de móvil.
  • La única otra compañía que ha alcanzado los 2 billones de capitalización fue la petrolera Saudi Aramco, aunque solo se mantuvo en ese nivel durante un corto periodo de tiempo el pasado mes de diciembre.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Apple acaba de convertirse en la primera empresa cotizada de Estados Unidos en alcanzar una capitalización bursátil de 2 billones de dólares (más de 1,6 billones de euros al cambio actual), un hito que colocaría a la compañía dentro de un exclusivo grupo y la encaminaría a convertirse en la firma cotizada más valiosa de toda la historia. Y todo ello en tiempo récord: el fabricante del iPhone superó el billón de dólares de capitalización por primera vez hace ahora dos años.

Las acciones de Apple debían llegar a cotizar por encima de los 467,77 dólares, tal y como calculó la cadena estadounidense CNBC, una barrera que han superado en menos de dos horas respecto a la apertura de los mercados este miércoles en Estados Unidos, llegando a cotizar por encima de los 468 dólares durante un corto período de tiempo.

Este logro es señal de que la estrategia de Apple de transformarse en algo más que una compañía dedicada al iPhone, diversificándose hacia el entretenimiento digital y los servicios financieros, está dando sus frutos, incluso en medio de una pandemia global. 

El hecho de que los segmentos de wearables y servicios de Apple se hayan convertido tan rápidamente en piezas tan importantes del negocio de la compañía también subraya la mayor ventaja de Apple y una de las razones por las que es tan valiosa: la lealtad de sus clientes. 

Leer más: El nuevo iPhone está a la vuelta de la esquina: la historia dice que es mejor comprar acciones de Apple antes del día de lanzamiento

Un estudio de 2017 realizado por Alphawise, por ejemplo, reveló que el 92% de los usuarios de iPhone entrevistados que tenían alguna intención de cambiar de móvil en los siguientes 12 meses planeaban comprar otro móvil de Apple.

"Cuando un usuario empieza a usar los móviles de Apple tiende a permanecer fiel a la marca", explica Jeriel Ong, analista de Deutsche Bank, a Business Insider.  "Apple tiende a ser más adictiva y eso se valora más".

Esa lealtad, y muchas de las decisiones de negocios de la compañía en la última década, quizás sea la forma en la que Apple ha encontrado su camino hacia un club tan exclusivo. Saudi Aramco, el gigantesco conglomerado petrolero, es la única otra compañía cotizada en bolsa que ha alcanzado una valoración de 2 billones de dólares, rozando brevemente la marca en diciembre de 2019.

Apple ha demostrado que no es una marca unidimensional


Crystal Cox/Business Insider

Crystal Cox/Business Insider

La fidelidad de la base de clientes de Apple se ha vuelto más importante que nunca en los últimos años, ya que la compañía se ha apoyado cada vez más en los servicios y wearables para compensar la ralentización de las ventas de los iPhone

El segmento de los servicios de Apple, que incluye nuevas propuestas como Apple TV Plus y la Apple Card (no disponible en España), así como los ingresos de la App Store y Apple Care, constituye actualmente su segundo mayor segmento de productos, detrás del iPhone, según los datos del tercer trimestre fiscal de 2020. Los servicios de Apple aumentaron un 15% con respecto al año anterior y marcaron un récord en el trimestre acabado en  junio.

Desde el lanzamiento del Apple Watch en 2015 y de los AirPods en 2016, Apple también ha crecido para liderar el mercado mundial de wearables. IDC informó que la compañía despachó más dispositivos que sus rivales, incluyendo a Xiaomi, Samsung, Huawei y Fitbit, en el primer trimestre de 2020. 

Leer más: Apple ha ingresado 300 millones gracias a Fortnite, que quiere desterrar su modelo de comisiones para siempre

Apple afirmó en abril de 2019 que su división de wearables tenía por sí sola el tamaño de una empresa de la lista Fortune 200, y que en su tercer trimestre fiscal su segmento de wearables, hogar y accesorios generó 6.400 millones de dólares de ingresos, en comparación con los 5.500 millones de dólares de hace un año.

Eso es especialmente importante teniendo en cuenta que el negocio de los wearables de Apple casi ni existía hace 5 años, apunta Ong.

Este crecimiento ha dado a Wall Street la confianza de que hay suficiente espacio para que Apple crezca incluso si las ventas del iPhone están estancadas, aliviando las preocupaciones de que Apple se había vuelto demasiado dependiente de su negocio de teléfonos móviles.

Y, al margen del impacto directo que las áreas de negocio de los servicios y wearables tienen en la cuenta de resultados de la compañía, también han servido para reforzar la solidez del ecosistema Apple, haciendo cada vez más difícil para un usuario de iPhone cambiar a Android.

El comportamiento mejor de lo esperado de Apple en su tercer trimestre fiscal de 2020 también mostró a Wall Street que los productos de Apple son lo suficientemente valiosos para su base de clientes como para que la gente esté dispuesta a gastar dinero en ellos durante una pandemia, gracias en parte al nuevo y económico iPhone SE.

"Pienso que durante este período se ha consolidado la prioridad que los productos de Apple pueden tener en la cartera de los consumidores", señala Ong. "Y esa capacidad de recuperación se hizo evidente en los números del último trimestre".

A expensas de la revolución 5G 


Crystal Cox/Business Insider

Crystal Cox/Business Insider

Apple se ha pasado los últimos años demostrando que puede crecer de una nueva forma que no implique superar los récords de ventas del iPhone. Pero aun así, 2020 se perfila como un año de éxito para el iPhone. 

Apple espera lanzar sus primeros modelos de iPhone 5G a finales de este año, un anuncio que muchos analistas han previsto que devolverá el crecimiento al negocio del iPhone de Apple después de varios descensos trimestrales.

Daniel Ives, analista de Wedbush Securities, ha calificado el lanzamiento como una oportunidad que se presenta "una vez cada década" para Apple. Eso es porque la incorporación de 5G, así como otras mejoras, podría dar a los actuales propietarios de iPhone un mayor incentivo para modernizarse en comparación con los años anteriores. Además, anticipa que 350 millones de iPhones se encuentran en la ventana de una oportunidad para renovarse este año.

"Esas fuerzas sumadas hacen que esto sea un superciclo", explica Ives a Business Insider

Leer más: El precio de las acciones de Apple podría subir el 35% hasta los 600 dólares con el "súper ciclo" del 5G, de acuerdo con Wedbush Securities

Ese resurgimiento de las renovaciones de iPhone combinado con el auge de los negocios de wearables y servicios de Apple están preparando el terreno para lo que parece ser un año excepcional para Apple: todos los factores se basan en la capacidad de Apple para mantener a sus usuarios encerrados en su ecosistema. 

Al fin y al cabo, un propietario de iPhone con AirPods y un Apple Watch tendría que invertir una cantidad significativa de dinero para obtener una experiencia similar en el ecosistema de Android

"Cuantos más productos de este tipo se añadan, más se comunica la idea de que el ecosistema del iPhone es un poco más seguro", comenta Ong. "Y eso también repercute en los inversores".

 

Y además