Más de 500 apps para móviles ocultan en su código un software de rastreo usado por el Gobierno de Estados Unidos

Móvil infectado con apps fraudulentas
Gettyimages
  • La compañía Anomaly Six añade en secreto el software de rastreo del gobierno estadounidense en cientos de aplicaciones móviles.
  • Los datos obtenidos de este rastreo se venden al gobierno de Estados Unidos para fines que no han querido revelar.
  • Pese a que los usuarios no son informados de dicho rastreo, esto no es una práctica ilegal.  
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Al menos un contratista federal añade el software de rastreo del gobierno estadounidense en más de 500 aplicaciones móviles, según ha publicado The Wall Street Journal.

El contratista, una compañía con sede en Virginia llamada Anomaly Six, paga a los desarrolladores de móviles para incluir su código de seguimiento interno dentro de sus aplicaciones. Los rastreadores luego recogen datos anónimos de los móviles y Anomaly Six agrega esos datos y los vende al gobierno de Estados Unidos. 

La publicación deja claro que el software de rastreo de Anomaly Six aparece en más de 500 aplicaciones móviles. Sin embargo, Anomaly Six no ha revelado las aplicaciones con las que se ha asociado. 

Es normal pensar que pueden encontrarse referencias a Anomaly Six dentro de algún párrafo de los términos y condiciones de algunas populares apps. Sin embargo, eso sería una pérdida de tiempo, porque los desarrolladores de aplicaciones no necesitan revelar el rastreador de Anomaly Six a los usuarios.

Leer más: Uber ha ayudado silenciosamente a los Gobiernos con el rastreo de contactos de contagiados del coronavirus durante meses

Los datos recogidos por dicha compañía son anónimos, ya que cada smartphone está conectado a un identificador alfanumérico que no está vinculado al nombre del propietario del mismo. Eso sí, existen maneras de averiguar la identidad que se esconde detrás de estos datos. Un ejemplo sería que la ubicación del dispositivo durante la noche es probable que sea la casa del dueño del móvil. Una vez que se tiene esa información, no es difícil averiguar más datos.

Lo más preocupante de todo esto, es que parece ser legal. 

Como la idea de rastrear datos de localización a través de los smartphones es todavía nueva, las leyes y regulaciones relacionadas con esta práctica no se han concretado aún. Dado que los datos que la compañía recoge son técnicamente anónimos y dado que no está vendiendo los datos con fines comerciales, no presentan ninguna ilegalidad. 

La gran pregunta es qué está haciendo el gobierno estadounidense con estos datos, algo que Anomaly Six no piensa revelar. 

LEER TAMBIÉN: "El Internet de las Cosas es casi como un tsunami", según una experta en ciberseguridad de Telefónica Tech que explica por qué es vital proteger ya los dispositivos conectados

LEER TAMBIÉN: España no encuentra talento especializado para los trabajos tecnológicos: así debería solucionar su problema, según el español que lidera la ciberseguridad de Google

LEER TAMBIÉN: "La pandemia desaparecerá, pero sus 'ciberefectos' no": los 6 desafíos de la industria de la ciberseguridad ante la 'nueva normalidad', según una encuesta de Check Point

VER AHORA: Por qué EEUU quiere prohibir TikTok y qué busca Microsoft con su compra: las claves del culebrón tecnológico de este verano

    Más:

  1. Estados Unidos
  2. Aplicaciones
  3. Software
  4. Donald Trump
  5. Top